La manta de dos caras Dios y Diablo

Visiones y sueños tan perfectos, que contienen vida propia de una vida plena; donde se pisa praderas de altas hierbas, valles, y paisajes enterrados en el tiempo, hoy memoria imperfecta, que trata de unir imágenes como las piezas de un puzle.

Sinceramente esto mio es un rompecabezas,las visiones y los sueños de civilizaciones históricas, ver que eres parte de leyendas. Y el registro de imágenes fantasiosas de un mundo inexistente.Algunas visiones, no tienen lugar en este mundo, quizás si en el de arriba.

En cualquier caso, están más allá de mi alcance, imaginación desbordada. Puesto que no puedo acceder a ello más que en sueño o visión.

Estuve siempre influenciada por la imaginación desbordada de mi madre, que al caer la noche nos contaba historias y leyendas, cuentos que yo consideraba un regalo del cielo, que me hacía acceder a la bóveda celestial.

Se accede a los techos más altos a través de la imaginación, a través de las escaleras de los relatos y cuentos, gracias al propósito, probablemente educador de mi madre, pues ella a través de sus cuentos, pretendía perpetuar la memoria histórica de la familia,y enriquecer nuestras frías noches de invierno.

Mediante estos relatos se asciende al jardín del conocimiento, ese era su claro propósito elevar y enriquecer mediante los relatos, nuestro entendimiento y darnos a conocer la historia reciente y cercana y la antigua y más lejana en el tiempo.

La Atlántida, Lemuria y otros mundos perdidos e inexistentes, mundos desconocidos.Asegura tomar las historias de su madre, mi abuela Pepa Luisa, que a su vez lo conocía gracias a su madre. los relatos que cuenta mi madre son densos y poderosas, fértil mente la de mi madre, un denso bosque el de su imaginación donde hadas, genios, trasgos, duendes, enanos, gigantes, ninfas marinas, sirenas, espectros fantasmales, diablos, ángeles y demonios infernales, horribles unos y serviciales los otros. Estos relatos y cuentos hace que crezcan oscuras pesadillas en las noches de luna, sobre todo, esos días se abría puertas, y la mente era más prolífica tenía más fuerza las visiones, y los sueños eran claros y vividos.

Peligrosas y mágicas historias de sueños vívidos y claros, unas veces cuentos de hadas doradas, habitantes de una tierra fértil y mágica donde pueblan los sueños dorados.     Quizás fué invención de la narradora, el fruto de su imaginación. mi madre insistía, que a nuestro alrededor había algo más que el aire invisible, y que como el mismo aire tenía conciencia de un mundo enorme, ancho y vasto, invisible como el aire y los ácaros, siempre los ponía de ejemplos,estaba muy segura, no estamos nunca solos.

El tema de los seres invisibles y oculto le daba mucho respeto, quizás más miedo que respeto. Algunas noches se oía voces espectrales, el eco de voces ancestrales, todos enmudecíamos, golpes trás la puerta de entrada. ella decía; ¡Las hadas, que llegan a nuestro mundo!. las hadas traen con ellas regalos, y la magia que traen consigo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s