Muchas vidas y muchos sueños

La tierra en el Coto de Doñana, es plana y fértil, se abre en su ribera pozos de agua tan dulce como la miel, regalo de Dios a sus moradores. La costa, de arenas suaves claras y brillantes, llenas de luz, arenas finas con finos brillos, donde el sol la luna y las estrellas se alzan en el cielo con gracia y esplendor. El ocaso sea bre a un crepusculo de multitud de colores, cada día se pinta un paisaje diferente, los colores viste el horizonte cada día con diferentes trajes de belleza que en belesa al peregrino, y tiene enamorado de sus parajes a sus moradores. El rocío baña cada mañana al bajo Guadalquivir. Al alba, se despierta la flora y la fauna, grandes aves sobrevuelan Doñana cada mañana y, así fue durante miles de años, sus fieles guardianes se encargan de que ello sea así, se mantiene virgen en su origen, desde el principio de los tiempos. en el Coto de Doñana se guarda celosamente grandes secretos.

Sus moradores, vivieron unas historias legendarias que dormitan en el espacio y el tiempo. Son leyendas e historias dormidas en el tiempo de los sueños eternos.

Ahora todos descansan, gradualmente, poco a poco, los ancestros eterno, se fueron durmiendo en su sueño eterno bajo la tierra.

Ellos que vivieron, y cantaron canciones y, soñaron con un mundo nuevo, mágico y sorprendente donde hadas, ninfas, elfos, trasgos, ángeles y diablos se alzan danzando en su despertar, ellos los ven, deambular por la superficie de la tierra.

La leyenda se formó en su despertar, cuando los españoles llegaron a descubrir el vasto e inmenso continente de América. En su momento de mayor población hacia mediados del siglo xv.

Los bandeños, sembraron la semilla de su propia destrucción. Se talaron los bosques de pinos, y la erosión dio paso a un desierto de arenas nómadas. Los pozos se secaron, y el agua potable se volvió escasa. Los pájaros se marcharon, anidando solo en las copas más altas. Los animales se extinguieron, el Lince pervive, pero otros muchos no pudieron supervivir y, desaparecieron. Los peces escacearón y,  sus moradores fueron abandonando sus endebles chozas. Sólo unos pocos valientes, supervivientes de naufragios se quedaron.

La leyenda dice: que son los habitantes grandes personajes; guerreros y descendientes de las familias reales. Son solo cuentos y leyendas, especulaciones de especulaciones.

La fascinante posibilidad de un reino oculto en el vasto Océano Atlántico era muy atractiva. Algunos intrépidos hombres se adentraron en sus oscuras aguas. Muchos partieron a la búsqueda de la tierra hueca, pero algunos se ahogaron en sus aguas, y otros regresaron con las manos vacías.

La gente había oído relatos de tierra rica en oro y piedras preciosas oculta en las entrañas de la tierra hueca. Y algunos pretendieron alcanzar el techo del mundo o su ombligo mismo, les daba igual con tal de enriquecerse, eran valientes y ambiciosos.

Los habitantes del Coto de Doñana, habían oído los relatos de sus Ancestros, de los trabajadores del aserradero, de los hombres del mar que vivían en la ribera del río Guadalquivir al abrigo de los bosques de pinos. Fueron intrépidos exploradores. También llegaron exploradores del extranjero, para encontrar los tesoros en la misteriosa tierra hueca. A muchos los llevo a un sueño de muerte.Hace muchos años que se inició esta búsqueda, que continúa hoy día…………

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Muchas vidas y muchos sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s