Muchas vidas y muchos sueños

Tuvieron una charla trivial y distendida durante  la cual J. Luisa y, el extraño ser, ataviado con su traje de astronauta, color verde brillante. Ellos llevaron todo el peso de la conversación. En la puerta de la nave, poco a poco fueron apareciendo otros seres, de diferentes colores, igual indumentaria, todos llevan traje de astronauta con escafandra incluida, sino de diferentes colores, los propios del arco iris.

Los vivos tonos de sus trajes de astronautas, dio cierta seguridad y confianza a la niña. Dos de estos seres, eran de color naranja, tono, exagerado de fuerte, desprendían destellos de luces parpadeantes. Justo detrás, aparecieron, no menos de diez y seis personajes, entre todos ellos formaron un extraño arco iris, de vivos colores, los propios tonos del arco iris.

Coronando ellos la puerta del vehiculo. Sus manos cubiertas de guantes. Los cubría el traje de pies a cabeza. La cabeza, encendida, dentro del casco, se apreciaba una fulgurante luz encendida, como la llama de una hoguera, parpadeantes llamas ardía en ascuas, eso era su vivo rostro. Luz de brillos excelsos, gama de variados colores: Rojo, naranja, amarillo, verde, rosa, azul, celeste, violeta y blanco diamante y llama de puro oro. Estos últimos desprendían, paz y mucha quietud.

Luego de escuchar, J. Luisa, ve cómo el ser con aspecto de hombre, que le resulta muy agradable. Se inclina, ante ella, la saluda, varias veces, haciendo  varias flexiones, e inclinando su rodilla en la arena, la toma de la mano, le coloca un anillo, con una piedra esmeralda tallada, de gran tamaño.En ese instante se acercan hasta ellos tres seres ataviados de trajes de color oro y brillantes, con serena majestad, se acercan, se inclinan ante la niña, y, le entregan en sus manos una pequeña esfera de cristal transparente, de pureza excelente. Al entregársela, se inclinan varias veces ante J. Luisa. Y le dicen: que le será de gran utilidad en caso de necesidad. Dan unos pasos atrás, y se colocan en fila.

Otros tres personajes, de color naranja, se adelantan hacia ellos, igual se inclinan ante ella, saludandola, y les deja cerca de J. Luisa, un gran baúl de fina madera de Cedro, tallado en filigranas y alegorías de aves y flores. El baúl, va cargado de todo tipo de materiales y herramientas, propios de modistas. Para tejer y, confeccionar, así, se lo hacen saber. La jóven J.Luisa, salta de alegría, y contento, abre los brazos y saluda al cielo, lanza besos al aire, de agradecimiento.

Una dulce voz se vuelve a oír: Haz lo que tenga que hacer, y toma nuestros regalos. Y recuerda; las reglas, piensa bien, y que todo tiene un precio.

No te olvides J. Luisa, si necesitas ayuda, nosotros siempre estaremos contigo, sólo tienes que pensar en nosotros y vendremos en tu ayuda, siempre que nos llames estamos a tu servicio, nosotros siempre te apoyaremos en tu viaje por la vida. Y recuerda; que es el mundo el que necesita ayuda, que por eso estamos todos aquí. Tenlo siempre presente.

Mientras, el extraño ser acababa sus últimas palabras se retira sin dar la espalda. Al llegar a la puerta, saluda, a J. Luisa inclinando su menudo cuerpo hacia adelante, saluda a la jóven con las manos, y se da un abrazo con sus brazos, sus manos en el pecho, se vuelve a flexionar ante ella, y todos desaparecen tras la puerta, de ese vehiculo, que tiene forma de plato con taza boca abajo, parece enteramente un sombrero de ala ancha, o como una pamela de mujer. De color verde claro tirando a gris metalizado. Encendiendo, cuatro potentes focos, que giran de lado a lado, en todas direcciones, de abajo a arriba y viceversa. Parece, una casa voladora, con sus cuatro potentes focos encendidos, se eleva en un instante sobre el suelo de la playa, emitiendo un silbido como de ¡tumt! sonidos metílicos, como los zumbidos de un enjambre de abejorros.

Se eleva en el cielo, con tal rapidez que, en unos instantes la jóven J. Luisa los deja de ver. Y de repente, el vehiculo aparece sobre el mar haciendo piruetas; girando, hacia adelante y hacia atrás. Poco a poco, se va alejando en el cielo tapado por el glorioso crepusculo de Doñana. Desde lejos, sus potentes focos se dejan ver en el horizonte, girando y alumbrando toda la costa, llenando de luz, el lugar exacto donde se encuentra la jóven. Las luces del vehiculo, se va confundiendo con el rojo púrpura del crepusculo, ya, sólo se ve pequeños reflejos, rosados.

J.Luisa, está de pie, mirando extasiada, ensimismada, incrédula de lo que estaba sucediendo. Luego escuchó, finalmente, la voz de el pequeño hombre de verde; que decía suavemente al oído: Es la hora, estamos listo para partir hacia nuestro mundo. Haz lo que tengas que hacer: No te olvides. Y vio, la gran nave desaparecer en el cielo estrellado.

La noche, había corrido sobre la costa un oscuro doce. Los últimos destellos rosados del crepusculo adornaba el horizonte de bellos colores. Y de repente, el cielo se vistió de azul radiante, la luna blanca brillante, sonreía, asomada en el firmamento resplandeciente, junto a ella el lucero del norte. Esa noche, más encendido que nunca se hubiera visto en toda la costa.El lucero, emitía destellos que corría sobre el mar un manto de brillos celestiales. La luz, de la luna, y las estrellas, vistió esa noche las playas y el mar de un vestido de oro y grana. Radiante noche, que cobijó a la niña ensimismada en su emoción. Y aún ausente de su presente. De repente, se enremolína la arena en un torbellino. La arena gira en espiral, la arena gira rápido, rápidamente la fresca brisa va envolviendo el torbellino. Una agradable ventisca se apodera del lugar, y del espiral de arena rápido va tomando forma tres personajes, que sin ser invitados aparecen en la escena de la playa…………………………………………

 

Anuncios

Un comentario en “Muchas vidas y muchos sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s