Muchas vidas y muchos sueños

Aparecen tres personajes que sin ser invitados llegan al escenario de la playa. El lugar se llena de belleza, espléndidas luces alumbran la costa de Doñana, la playa se ilumina. Aunque, lo que menos se esperaba la jóven J. Luisa es que semejantes estrellas se presentarán de aquella manera. Desde luego, quien se puede esperar cosa igual. J . Luisa, no esperaba, que se presentarán como lo hicieron, aunque mil veces le hablarán de la existencia de las hadas de las arenas y de otros seres animados y mágicos, que habitan en estos parajes.

Son tres magníficas hadas doradas, de belleza propia de cuento de fantasía. Sus inmensa alas coloridas, y de todas ellas, desprenden brillos y luces, como la luz de los diamantes, los colores arco iris ha iluminado el lugar, la playa se ha vestido de un traje de fiesta, iluminada como en los días de feria en la Calzada de la Duquesa doña luisa Isabel de Medina Sidonia.

Sus cabellos ensortijados, sus bellos rostros, una belleza espléndida, luces y reflejos se reflejan en las aguas sirviendo de espejo, multiplica el esplendor de sus brillos excelsos. Son bellisimas; pero…

La joven, J.Luisa, no se esperaba como aparecieron: Apartando una a la otra a manotazos y a empujones, hablando las tres a la vez, que nada de lo que decían se les podía entender, no comprendía, la niña, lo que ocurría entre ellas ¿por qué tanta competencia, entre ellas? ¿por qué eran tan maleducadas siendo hadas de tanta belleza? ¿por qué habían aparecido en la playa, si nadie las había llamado? Tantas preguntas se hizo  la joven en ese momento, que perdió la noción del tiempo.

Aquel día le había ocurrido cosas que ya se lo habían anunciado en sueños, pero que ya lo había olvidado. Las cosas que ocurrió no se lo hubiera imaginado ni en sueños. Aquello era algo que nunca había visto antes y nunca se espera volver a ver.

Tres maravillosas hadas; de belleza dorada y angelical. Con sus grandes alas desplegadas, radiante, sosteniendo sus cuerpos en el aire, vestidas de  túnicas doradas y bordadas, engarzada todas de finos diamantes, todas ellas, llevaban de sus cabellos adornos floridos de iguales brillos diamantinos. Coronando sus cabezas, bellas diademas de piedras preciosas de color arco iris. Flores fresca su aroma, la visión de una bella estampa de hechizo y cuentos fantásticos.

Su aparición, no turbo para nada a la jóven J. Luisa. Ella estaba expectante, viendo la escena que se abría ante sus ojos. Sé paró, y miró su mano, el anillo, aún estaba en su dedo, mira a su alrededor, y ve el baúl, se mira, y ve sus pies descalzo sobre la arena de la playa, ella, se toca, por distintas partes del cuerpo, y se abraza, diciendo, para si misma; ¡Estoy despierta! esto no es un sueño.

Pronto; se percata que las tres hadas se empujan incesantemente, y, están, dándose manotazos. Y gritan, hablan entre ellas, sin prestar atención a la niña.

El parecido es asombroso, los rostros de las hadas es igual……………………..

 

Anuncios

Un comentario en “Muchas vidas y muchos sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s