Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 11º

Cuando cae el sol, y la luna y las estrellas se alzan en los cielos, salen, con sus sostificadas naves. Se desplazan, por los aires, que es lo que más les gusta el oxígeno y el prana. Tienen maquinaria, poderosa, que el hombre aún no es capaz de imaginar siquiera, donde almacenan lo que extraen durante el día, y en la noche recogen su néctar, por llamar su alimento de alguna manera. Aunque parezca mentira son sencillos en su alimentación y en sus formas……………………..

J. Luisa, los Yaki, pueden ver lo que pasa a miles de leguas de distancia. En un instante surca con igual facilidad el cielo, la tierra y los océanos. Poseen todo el conocimiento de las ciencias y de las artes. Los yaki, lo que quieren es que la gente sea feliz. Y les concede a sus elegidos los dones, les concede a sus elegidos los talentos y el poder, para que la paz reine en la tierra. Para que la gente se sienta muy alegre y dichosa. Ellos son seres de infinita bondad, verdaderos semidioses. Gustan de la belleza y la pureza en todas sus formas. Quieren que la gente acumule sabiduría y grandeza, por eso le da conocimiento para que avance y salga la humanidad a la que esta sometida por el egoismo. Los Yaki, no quieren que les pase como a su raza, que destruyeron su hermoso planeta. ¡El planeta Yako! que pereció cuando todo parecía perfecto.

Antes de su destrucción,los demonios, visitaban Yako, y se volvieron loco de envidia, con los avances de sus gentes. Empezaron a infiltrarse entre la gente de Yako, suministrando todo tipo de conocimientos, y de sustancias, se apoderaron de sus mentes. Un día, los habitantes de Yako quisieron ser más poderoso que los propios ángeles, ya no querían depender de Dios ni de los ángeles.

Los ángeles, se alejaron de Yako apesadumbrados, esperando que su gente reaccionara y cambiara sus pensamientos.

Niña, los habitantes del Planeta Yako lejos de cambiar sus pensamientos, se dedicaron a crecer más y más intentando convertirse en dioses del universo.

Los demonios, le iban dando más y más conocimiento, le daban materiales nocivos(….) Desde que aparecieron los diablos, en Yako, desde esos instantes se habían convertido en seres díscolos con sus descubrimientos y sabiduría. los demonios día a día les suministraban más y más conocimiento.

Esta poderosa raza, conoce sostificados conocimientos. El Yaki, siempre se reserva algo porque pervive en el secreto mágico. El Yaki, es muy reservado, su revelación no incluye el fondo de su alma. Es tan reservado, que siempre se reserva el secreto de su supervivencia, su entrega no incluye la revelación de su origen.

Ahora, los ángeles de Dios, acompañan con su poder a todo Yaki; por eso todo Yaki es un soñador que gusta ayudar a los hombres.

J. Luisa, los Yaki, son guerreros de misiones imposibles, que quieren ayudar al humano en su peregrinar por la tierra.

Ellos llevan miles de años ayudando al hombre a caminar, como los cruzados son soñadores míticos.

Durante milenios, se considero de la humanidad, le tiene compasión al hombre. secretamente le ayuda, desde el silencio, todo es un legendario misterio.

Los Yaki, ayuda al hombre imprimiendole conocimiento y talento, siempre han tratado de llenarlos de sabiduría. Para que el mundo sea un lugar de progreso y bonanza.

Los Yaki, dejan muchas señales, surcos, dibujos e idiograma en los campos.(Los círculos de las cosechas). Señales, que el hombre aún no puede descifrar.

Visitan a sus elegidos de forma éxpontanea, y sigilosa; dejan su mensaje y con la misma delicadeza que aparecen y desaparecen en un instante. Inyectan en sus elegidos paquetes de información, de conocimiento, intrucciones, revelaciones de adelantos científicos y hasta poéticos. Son los grandes inspiradores de avances, de grandes adelantos científico. Todo esto lo hacen en absoluto secreto, en el más absoluto silencio. Estos misteriosos seres ayuda al hombre en su desarrollo, a abrirse camino en la vida de la tierra.

J. Luisa; los Yaki, ellos enseña a la humanidad cómo puede transformar el dolor y la escases, en abundancia y belleza, como  una perla del océano, que parte de un grano de arena en el interior de un molusco, que capa a capa transforma la dolorosa resistencia en belleza pura y original.

El mensaje de los Yaki, es recordarnos que hemos olvidado el acuerdo al que llegamos con la fuerza Divina que reside en nuestro interior, y que consistía en <<proteger a todos los seres vivos>> muy especialmente a aquellos que se colocan por bajo de nuestro desarrollo, y contribuir a ello a través de nuestra verdadera grandeza, con esto, los Yaki nos quiere conducir a nuestra verdaderas posibilidades. De este modo, experimentamos la fuerza poderosa de la Gracia Divina.

Niña, una vez que te alcanza la melodía de los Yaki, despertarán en tu corazón las verdaderas fuerzas que allí habitan.

Si son tan poderosos; ¿por qué se destruyeron, estos seres? Jamás lo había compartido con nadie. Niña, los Yaki, eran demasiado adelantados, y al principio los ángeles no vieron nada malo en su deseo de guardar los secretos de su sabiduría, pero descubrieron que eran sumisnistrados por los diablos. Esos secretos les fueron revelados y los engañaron.

El dios supremo, no vio tampoco nada malo, en que no quisieran compartir con los demás pueblos, en su deseo de guardar los secretos de la magia y la ciencia para ellos, al fin y al cabo el resto de los pueblos eran demasiado primitivos como comprender sus enseñanzas. Lo que no sospecharon los ángeles, fue que ese poder de sabiduría y conocimientos pudiera llenar el corazón del Planeta Yako, de orgullo y avaricia.

Los mismos ángeles se sintieron desconcertados, por mantener sus misterios lejos de los Yaki, sólo, unos pocos se apoderaron del conocimiento y lejos del resto de los pueblos del universo, de toda la galaxia.

Los ángeles creyeron que su propia actitud había alentado a los habitantes de Yako a pecar de orgullo, así que dejaron a los Yaki que resolvieran sus propias inclinaciones, pensando que un día se darían cuenta del error y volverían sobre sus pasos.

No fue así. el tiempo pasó y los habitantes de Yako, envanecidos por sus logros, perdieron el camino y se convirtieron en pecadores contumaces, degenerando su especie y pervirtiendo todo lo que tocaban. Cada ciclo se encerraban más en si mismos, apartados de los ángeles y de Dios, dedicandose sólo a satisfacer sus deseos.

Los ángeles al ver lo bajo que habían caído los habitantes de Yako, subieron para hablar con ellos, intentando ayudarles a retomar el rumbo correcto, pero, no fueron oídos. Los Habitantes de Yako, se sentían tan poderosos que desafiaron abiertamente a los ángeles, amenazando con la destrucción, si volvían a yako.

J. Luisa, lo continua es terrible. Entonces crearon los Yaki, potentes armas, peligrosos artificios, y concentraron más que nunca todos sus poderes y conocimiento en el centro de Yako.Un día, replegaron todas sus naves y artilugios en yako, y ahí se prepararon para atacar a los ángeles. Durante algunas jornadas el cielo de Yako, se iluminó por las noches con los estruendos de sus armas. Las escaramusas iban dirigidas a repeler cualquier intento de acercamiento de los ángeles.

Naves y rayos explotaban en los cielos de Yako, haciendo retumbar todo el universo. De pronto, cayó un profundo silencio, el planeta Yako, desapareció pulverizado, y de hay que nacieron, grandes estrellas, que aún hoy ilumina el firmamento.

Todos los ingenios y poderes de Yako se perdieron. Ninguna de sus grandes obras se salvó de la destrucción. todo quedo destruido, millares de seres se desintegraron, mientras el planeta se pulverizaba en los cielos.

Sólo algunas naves que se encontraban de expedición en la tierra se salvó, y con ellas sus tripulantes, seres que aprendieron la lección. Hoy enterradas bajo las aguas del Atlántico, y ahí se mantienen intactas. Quizás para dar testimonio a través de los milenios, y dar fe, de la existencia de Yako.

Niña, algunos Yaki, los menos pervertidos por el orgullo y el poder, lograron ponerse a salvó en las aguas de los distintos continentes, quedando desperdigados sobre la faz de la tierra. No pudieron llevarse con ellos las armas destructivas, sólo se llevaron con ellos el poder y el conocimiento. ahora solo tienen el recuerdo de lo que había en Yako.

Y así lo contaron las hadas a J. Luisa: los Yaki; ahora son humildes, pero sabios y bondadosos. Aprendieron bien la lección. Disciplino al hombre, y ahora sigue ayudando a la humanidad en su desesperación, si ayudan, misteriosamente se filtran en los dormitorios. ¡Son los llamados, Hombres de Gris, o Los Grises!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Muchas vidas y muchos sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s