Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 42º

¡El amor! moma Lola, ¡el amor! lo cura todo, es como la flores del monte, que tienen remedio para todos nuestros malestares. Mire ¡el sol! la fuerza que le da, le da toda la fuerza que necesitas para ser fuerte y constante.

– Si hija, Anita, nos llena de amor, y sé que tengo que seguir luchando por ella, y ahora, tenemos aquí a otra Anita, que por lo que veo y oigo, tiene muchas ganas de sentar la cabeza, es visto, y oído el cambio de esta chiquilla, y las ganas que muestra por aprender. Será un trabajo fácil educarla para que vaya por los buenos caminos y se comporte como es debido, y pueda así lograr todo lo que se proponga con amor y corazón sin mentiras y sin ambages ni lazos que la retengan, porque, con la gracia y el arte que baila y canta esta chiquilla, saldrá adelante, es fuerte y veo que muy constante en sus esfuerzos por mejorar en todo, para mí será coser y cantar educarla, la verdad es que estoy encantada, es todo un gozo tenerla en casa.

Si, moma Lola; A menudo para llegar hasta donde queremos llegar, basta con poner en marcha los hilos invisibles de la voluntad. Sí hija, y para eso hay que descansar. Lo siento pero me retiro a dormir un rato. Ana, no se marche, se pueden quedar todos en la choza de mi hermano Narciso, no hay ningún problema, allí encontrará de todo, esta muy bien acondicionada, y las sábanas están recién lavadas y almidonadas, Pepita, se encargó hace pocos días de acondicionarla.

Toda la familia se retira a descansar. Son las nueve de la mañana, y los niños, se pierden en el bosque camino de la escuela, hoy acompañados por su padre el bueno de Rafael. Un hombre, honrado y trabajador,que ve su empleo amenazado en esos días, y está pensando en cambiar de empleo.

Rafael, trabaja, en el aserradero, pero se escucha que va a ver recorte de plantilla, y como se señaló, intentando convocar una cooperativa, pues el capataz lo tiene enfilado y el dueño del aserradero en el ojo de mira. Y Rafael, se siente amenazado y muy incomodo, su sufrimiento, lo está llevando a una vejez galopante.

Se está quedando calvo de tanto sufrir, cada vez le cuesta más dormir y padece de nerviosismo y de ansiedad y la angustia cada día se le agranda. Su vida, es un verdadero calvario sufre, y se culpa de no ganar lo suficiente para mantener a su familia. Por eso está hablando con Manolo Ibáñez, para que le de trabajo en la fábrica de la nieve, que está en  Sanlúcar.

Rafael, está consentido en que le dará el empleo, pues el dueño y su familia son amigos de moma Lola, y de Perico Franco, este último, pretendiente de su hija Pepita. Rafael, sabe, que su hija María de trece años de edad coquetea con Luis, hijo de la familia de los cicocos, unos ricos hacendados, dueños de varias parejas de barcos de pesca y de buenas tierras de siembra. Y a pesar, de todas estas esperanzas, Rafael se angustia y no puede conciliar el sueño.

Los motivos del miedos de Rafael, se corresponden con el miedo más básico: miedo a la no supervivencia, o a no llegar a fin de mes (hablando terminología de andar por casa). Al igual que los animales defienden su comida, nosotros necesitamos proteger aquello que nos permite tener cobijo o alimento. Por ello, el porcentaje de úlceras y depresiones se dispara en períodos de crisis económica con pocas alternativas (o ninguna) para encontrar empleo.

Y no solo se trata de conocer nuestros propios miedos, también es importante identificar los temores que nosotros despertamos. Por ejemplo: ¿Persona muy brillante en un equipo muy competitivo?. Puede encender el temor al fracaso de los demás o el miedo a la supervivencia de quien no está seguro en su puesto. Actitudes como ocultar información, boicotear ciertos proyectos, crear reinos de taifas… tienen su explicación en nuestro querido miedo.

Redoble de tambor, momento de la verdad. Ha llegado la hora de preguntarnos ¿que tipo de miedos tenemos y cuales despertamos?.

El talento reduce el miedo a no llegar a fin de mes, a no perder el empleo. Y las personas con posibilidades de cambiar de empleo suelen ser menos sensibles a él. Quien sabe que su talento es deseado por otras empresas tiene a veces esa dosis de orgullo y valentía que le hace menos vulnerable a la amenaza del despido.

Quizás ése sea uno de los problemas para dirigirlos; pueden cuestionar lo establecido, hecho que se da de bruces con las inseguridades de ciertos jefes o compañeros. Pero este tipo de talento es escaso y aun así personas brillantes y reconocidas por el mercado no se libran de sufrir otros miedos que veremos más adelante.

Un caso aparte son los funcionarios. Si no tuvieran contrato de por vida, ¿cuántos hubieran elegido trabajar en la Administración?. Sus contratos actúan como aislante contra ese tipo de miedo. Por supuesto, se ven afectados por otro tipo de temores. Viven situaciones muy complejas debidas a la rigidez del sistema y sus salarios no son muy generosos. De hecho, es uno de los colectivos más perjudicados por depresiones crónicas y el que más bajas se toma por esa enfermedad…Aunque muchos maliciosos,pensarán, que es el único colectivo, que sólo el funcionario puede tomarse esas bajas sin asumir el riesgo de recibir la carta de despido al día siguiente de reincorporarse a su puesto de trabajo.

Lo que no saben parte de esos ciudadanos maliciosos es del acoso que sufren muchos funcionarios y en particular las funcionarias y más si son jóvenes y agradables esxualmente, para la vista de jefes y colegas. Creanme, un martirio, no saben cuánto sufrimiento se respira en las oficinas de las Administraciones, por desgracias puedo dar fe de yo yo misma, la que escribe. Como dice; el genial WOODY ALLEN,  actor, director y escritor estadounidense .¡El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otra!.

Sigamos con el cuento. Hace mucho, mucho tiempo en un lugar muy lindo, y muy sano, vivieron unos personajes, que a pesar de lo precario, supieron sacar jugo y felicidad a la vida, así comienza mi relato de ¡MUCHAS VIDAS Y MUCHOS SUEÑOS!.

Y, así comienza una de la serie de películas de mayor éxito en la industria del cine. -!LA GUERRA DE LAS GALAXIAS!. Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy lejana……sin duda, el mejor acierto fue el director de la serie: George Lucas escribió un guión en el que un joven Skywalker se enfrenta a las fuerzas adversas encabezadas por Darth Vader, ataviado con unas máscaras más vendidas en carnavales. Esta claro, que se trata de una ingeniosa adaptación de Leyendas clásicas en las que el héroe tiene que luchar contra el mal. Y con mis personajes, yo quiero recrear un tanto igual. Personas de carne y hueso que ayudan a superar miedos y males, que al fin al cabo son los mismos de siempre, sino que ataviados con otros ropajes.

¡Necesitamos del miedo! En la medida que nos ayuda a protegernos de los peligros y nos da cierta dosis de prudencia para no decir lo que realmente pensamos a nuestro jefe o a la gente que nos tropezamos en el día a día. O abandonar nuestro trabajo sin otra opción laboral. El miedo, por tanto equilibra ciertos impulsos que tenemos desde muy pequeños. Los padres juegan un papel esencial en su transmisión. Educan a sus hijos para que no se asomen demasiado a una ventana, no jueguen con los enchufes o respeten a los profesores. En definitiva, necesitamos el miedo equilibrante para ser prudentes. ¡Ya lo decía Aristóteles!: La prudencia es la virtud práctica de los sabios.

sin embargo, este tipo de miedo, el equilibrante(de hacer una tontería, podríamos añadir), deja de ser positivo cuando nos paraliza y nos impide poner en juego todo nuestro potencial. Es entonces cuando se convierte en miedo tóxico. Y éste, sin lugar a dudas, no sólo es innecesario sino que, además, nos perjudica a nosotros y a nuestra empresa. el uso del miedo tóxico tiene un alto precio en la cuenta de resultados y en nuestra felicidad, pero, desafortunadamente, está a la orden del día, tan vivo como antaño. Vamos que se pierde entre el espacio y el tiempo.

Sólo se escucha un leve canto de pájaros en las ramas, los trinos de unos pocos pájarillos, que se acercan a comer las migas de pan cerca de la mesa de la cocina. Y Pepa, ya da comienzo a sus faenas.

Los demás habitantes de la casa, se van levantando, no les queda otra, los chiquillos han vuelto de la escuela, más temprano que de costumbre y vienen acompañado por….¿..?…. Feliz día de miércoles Santo , y recordar, que Jesús de Nazaret, no quier ni hombres ni mujeres tristes ni miedosos ni miedosas. Él dijo: ¡Vive el aquí y el ahora!.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Muchas vidas y muchos sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s