Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 60º

El día 2 de agosto de 1.916 fué uno de los día más largo y bochornoso de Sanlúcar de Barrameda. Y precisamente, en la playa había un hervidero de gente. La zona de Bajo de Guia hervía de personajes famosos congregados en torno a las carreras de caballo. Los duques han asistido. Sólo su nombre invoca respeto y admiración. Lo han conseguido,a fuerza de ser sinceros . Algún día la historia, la de la verdad y con mayúsculas, rendirá homenaje a quien durante toda su vida se dedicó a engrandecer a la ciudad de Sanlúcar de Barrameda. Don Antonio de Orlean  fué el hombre que mejor conoció los auténticos secretos de estado de este país sin divulgarlos. El hombre para quien los valores de ética y la dignidad rebasan cualquier otra concesión de la vida. El hombre que se llevará consigo todos los silencios a pesar de tener voz, y que, en su fuero interno, se refugia en aquella máxima del ingenioso hidalgo:<<Ayude con los suyo a cada uno, y caminemos todos con pie llano e intención sana>>. (Sanluqueño se sintió toda su vida).

Este hombre, Don Antonio, cruzaba a pie la plaza del Cabildo, con la sencillez que ha caracterizado su vida, a pesar de que pudo exigir cuanto quiera, pues no en vano la verdadera contradicción de su vida es que en el fondo, es un personaje que siempre quedará atrapado por la Historia.<< Pero volvamos a esa tarde en que, enfundado Carlos en su sotana, declara su amor a Anita y la hace suya en el calistral de la playa de la Jara>>.Y a moma Lola le da convulsiones y pataleta…………

No caben en las páginas de este libro los nombres de las personalidades de la vida política Europea, económica y cultural que asiste aquellos a las carreras de caballo en las playas de Sanlúcar.Es muy sabido que por el lugar andaba todo tipo de personalidades y personajes, y no podía faltar la figura del pillo o el Gigoló. Los hombres mantenidos que pertenecen a una tradición tan antigua como las concubinas y las meretrices, pero más callada. Esta práctica, bastante más común de lo que suponemos en este lado del mundo, en este año de 1.916. Las damas linajudas han empleado jóvenes, apenas disimulado bajo el título de sirvientes, para satisfacer sus más íntimos caprichos. Desde la invención del automóvil, el cargo más común para el gigoló fue el de chofer.Así disimulado tenía doña Margarita la viuda a dos jóvenes que conocio nada más llegar a la ciudad de Sanlúcar de Barrameda.

Exclama Flora: Carlos, Ramón; con que palabras más misteriosas habla vuestra madre, moma Lola habla con más misterio que el Vaticano. Llena su boca de palabras, y habla y habla, y no me he enterado de nada, estaba deseando que se le acabase el rollo del carrete.¿Huí! qué chillona esta hoy, que gritos da esta mujer hoy esta de un acaloramiento, tiene unos nervios , como nunca en la vida la he visto tan acelerada. Dice Carlos: Tía Flora, no tienes ni idea de todo lo que aconteció en este día de playa.

Dice Flora: Yo llevaba en mi mente aún resonando la historia de doña Margarita con tan gratificante olor a leyenda, por qué pienso escribir su historia, sabe sobrino. Por qué es una mujer que pasó de la a la riqueza a la pobreza, y de la pobreza a las cumbres del olor del aúrea de Ämerica . Por qué si sabes, que antes del tío Luis casó e hizo varias bodas. Porque ¿qué sería si la realidad fuese tan solo eso, la inmediatez, el lujo, el lucro, el gozo y el disfrute libre de la decrepitud del tiempo?.Margarita me dice:¡Yo buscaba un conglomerado de piedras, piedras modestas,”diamantes, cornalinas, esmeraldas” cosas sencillas, pero con laocónticos brazos extendidas hacia el misterio y la plenitud que tienen las cosa más nimias de la tierra.

Carlos, doña Margarita tiene el mundo en la punta de sus dedos, puede y hace lo que le da la real gana. Es una mujer como esa palabra divertida y lúdica que se asoma por las cuerdas vocales, y estas juguetean a que no salga el aire fresco. ¿Es que fuma? pregunta Carlos.-¿O es, que quizá el cerebro que entra también en el juego y hace palabras sonar?. Y hace que la palabras no caminen sabiamente una tras otras, sino al azar, iniciando un ritmo lúdico para recordar que el ser humano es promiscuo por naturaleza. En la distancia vive, lejos de su tierra, aquí no hay nadie que la conozca. Y ella aviva los movimientos de sus pilares, en su soledad placentera, encontró escondido cual romantico bandolero a quien a su vez la acechaba. Ella vive feliz, ¿no es así? pués deja que viva su vida tía Flora. Si Carlos; vive serpenteando y metiéndose  en un mundo que al fin la puede llevar a la calle. Hoy está asentada con todo esplendor, entronizada en la riqueza. Visita a toda Europa los tres juntos, y la riqueza se puede evaporar y le puede sobrevenir la pobreza más descomunal.

Visita grandes hoteles y casinos, donde despilfarran la fortuna acumulada por Luis, puede dar a su fin en poco tiempo de seguir así. Aquí está asentada como una reina, en la zona de mayor barroquismo sanluqueño. Su casa, de ahora, da al pago de la Milagrosa, si, el barrio de los Vikingos, hay anda mezclada con los vecinos, ella con su riqueza les aplaca el hambre y la miseria.

Exclama AniKa: Querida Flora, no pasa nada por qué se relacione con gente humilde, mujer, deja que la buena señora ayude, es una vecindad donde la riqueza y la pobreza convive. Y si la buena de Margarita, se apiada de sus vecinos mejor que bien, deja que ayude. Mira que casas viven,”son de lata”, y la riqueza y el esplendor de Margarita no se va a acabar aunque les dé un dineral. Allí salen los tres a pasear cogidos del brazo, y eso, claro, que es un escándalo para la vecindad. Para los vecinos su gozo, les da luz, y que no hay oscuridad capaz de disipar la.

Este suceso, de su maridaje con dos gigolos, cambiaría la vida de doña Margarita. La joven viuda tendría honda persecución de la vecindad más aristocrática y burguesa. Esos hechos también tuvo honda repercusión en la iglesia local, y en toda la ciudad.A Margarita le gustaba pasear por la playa a caballo. Un día se paseaba con un caballo alazan; sabéis que las playas  sanluqueñas está llena de pillos y de maleantes de todos los calibres, y de gigolos, hablando en plata querido. Pues el olor de los perfumes del dinero de Margarita era muy evidente, y el afán de Margarita por buscar vida la llevaba a la playa. Playa, próxima a la Avenida de las Piletas, donde se ubica su chalet. Lugar esa playa,ese sitio es donde los pícaros van a las tabernas de buen vino, hacen un cóctel que hace caer a Margarita en manos de esos dos pícaros, pues el olor a dinero áureo que desprendía Margarita atraía a estos hijos de la picaresca…………

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s