Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 65º

La casa ha quedado en silencio. La dueña de la casa, doña Margarita, su cuñada Flora y Anika,la amiga de esta última se han subido a la azotea de la casa. Las vistas son impresionante. El alba, ha dado paso al sol naciente, el aire, está aún impregnado del dulce aroma de los guisos, y del olor a resina de la lumbre de la hoguera, que aún ardía algunas ascuas. El sol rojo se aparece majestuoso en el horizonte, el cielo, azul cobalto, con hilachas de nubes rojizas y en colores de amarillo ocre.

Un amplio llano, lleno de arboledas de fondo, en las casas de lata del pago de la Milagrosa, se oye el canto del gallo de corral. Las tres mujeres se giran, y, se vuelven, miran, los barquitos que van para la mar a faenar. El río, adornado, de una infinidad de barquitos juanelos, que parecen pequeñas gaviotas sobre el. Cielo, rojo, amanecer, de ocre amarillo y pinceladas azuladas. Las bandadas de pájaros ya salen, sobrevuelan sobre el amplio telón verde del Coto de Doñana.

Los primeros pájarillos le cantan a la mañana, ya es 3 de agosto de 1.916. Margarita, tiene la mano derecha sobre el corazón. Exclama: ¡Cuanta belleza, me inclino ante ella!.(flexiona sus rodillas y pone las manos juntas como de rezo) Mi tierra es bien bella, pero aquí también merece la pena contemplar la naturaleza. Aquí hay innumerables posibilidades para ser feliz. Aquí tengo mi clan, a mi nada me espera al otro lado del Atlántico, dejaré, la casa tal cual está por si algún día tenga capricho de ir allá.No me ata Valparaíso, pues no es mi ciudad de nacimiento. Luis mi marido se encaprichó del lugar, le gustaba estar cerca del mar.

Margarita, querida amiga nuestra; queriamos agradecerte todo cuanto has hecho por nuestra familia, y lo de esta noche, ha sido, una fiesta muy agradable algo inolvidable. as deleitado todos nuestro sentidos, espero, mejor, esperamos que nos visites pronto en la Aldea de Doñana, allí, quiere preparar Carlos, una fiesta el día de la Patrona sanluqueña, esperamos contar con tu presencia.

Lo siento, amiga mía: Ese día lo tengo comprometido, he sido invitada y voy a desfilar en el cortejo de la procesión ese día. Las mujeres, llevaremos la mantilla negra española, y, lo siento, no puedo faltar, soy la madrina de la Virgen.Dice Aika: Aún estoy sin poder articular palabra por lo que disfrute esta larga noche, gracias, Margarita, me encanto tu fiesta estuvo linda.

Las mujeres, bajan y se sientan en el porche de la casa, ante una humeante taza de café.Queridas amigas mías, yo si que no pude articular palabra en varios días el pasado año, por lo que viví en las fiestas patronales. Viví el año pasado en Sanlúcar, con motivo de las fiestas, de su Madre más querida,¡La virgen de la Caridad!. La Reina de Los Ángeles. ¿No es así Ramón? Cualquier calificación que pueda proferir no haría justicia a lo que tuve el inmenso honor de sentir y compartir, con la buena gente sanluqueña y, de otros rincones dispares.

Resulto todo magnifico, tan perfecto, tan maravilloso, que no creo que la gratísima impresión que me ofreció todo desaparezca de mi memoria en mucho tiempo. Si de vivencias cofrades se trata, tuve una experiencia inenarrable, algo, que quiero intentar contar no sin  que las emociones me asalten sin defensa ninguna. Día de júbilo el que vivió Sanlúcar el año pasado con motivo de la fiesta de la Patrona.Queridas amigas, y amigo, mío: Un pensamiento que desde entonces revolotea juguetón sobre mi cabeza; que no hace falta ser cristiano, para ver cosas bien hechas, y con una organización y gusto exquisito. Los sanluqueños nos llevan eones de ventaja, están en otra dimensión que de momento en mí tiene, es un mito. Tienen las ideas claras y han ido por ello con decisión y una valentía que más quisiera yo para mi tierra. Con el broche final a una serie de actos programados, para tan magna procesión.

Es una ocasión de rendir honores a la Madre Celestial.Los actos culminará con la ciudad volcada sin contemplaciones, disfrutando de verdad, y contribuyendo a crear un ambiente casi mágico. Fue un ensueño la manera en que se implicó el pueblo, que literalmente se dejó el resto en contribuir a que aquello fuera una fiesta, un festín para los sentidos. Y el mejor preámbulo que puede tener un cortejo, como fue contar con la mejor de todas las agrupaciones musicales,¡Bandas de Música Julián Cerdán!.Que jugaron un papel extraño al no ir detrás de un paso de procesión, pero se dejaron las ganas y el corazón abriendo la comitiva.

La agrupación era todo un espectáculo por sí misma, un escándalo. Dice ramón. aquello no era normal. Dices bien ramón: quien ha tenido la enorme suerte de escucharlos, sabrá de lo que les hablo. Amigos míos,; nunca vi unos músicos con una profesionalidad fuera de toda duda, tocando con maestría y solemnidad, con una fuerza que te llegaba dentro y no te soltaba. Tocaron mucho mejor que esta noche. Ese día tocaron suave y acompasado, cuando la marcha lo pedía, y con una fuerza atronadora, cuando se necesitaba que tocarán con ahínco.

Todo un lujo poder disfrutarles , desgranando parte de su repertorio y deleitando al público presente, que les acompaño sin descanso durante todo el recorrido. Fueron aplaudidos, jaleados, se escuchaban resoplidos entre dientes, y los hermanos cofrades murmurando:¡Pero que grandes son estos!. Dice Flora:Auténtica Poesía para los oídos en pleno agosto sanluqueño. Y que conste, que fue todo un regalo mío para ese verano que fue magnífico. Anika y Flora agradecen a Margarita:Querida amiga el aperitivo goloso de por sí, ya era suficiente goloso pero es que el resto no desmereció en absoluto. La fiesta, querida Margarita, fue absolutamente perfecta. Gracias amiga y besandose en la mejilla, las dos mujeres se disponen a retirarse a la habitación que le habían preparado para ellas y para otra joven mujer sevillana,amiga que venía con ellas a pasar el verano en las playas sanluqueñas.

Exclama Margarita:Espero que me acompañen este año a desfilar en el cortejo junto a la Hermandad. El año pasado los hombres iban de chaqué y ellas con mantilla española en color negro. Contesta Flora: Desde luego querida, si ese es tu gusto, te acompañaremos, las tres vestidas de mantillas negras, aunque a mi particularmente no me gusta nada esos eventos, no te daré disgusto iré por complacerte a ti amiga mía.

Exclama Margarita: Desde luego la gente tan arreglada, así tiene que ir bien. Le dieron una categoría y un estilo al evento que elevó aún más si cabe el nivel del solemne acto. Dice Flora: Siempre acompaña a la Virgen de la Caridad, cuatro oficiales de los reales Tercios de España, de los que Nuestra Patrona es Madrina y General. Dice Margarita: Si querida amiga; ellos portaban cuatro coronas de flores y, la custodiaban, justo delante del magnífico paso de palio  de María Santísima de la Caridad. Ese palio,y el manto, exornados con gusto exquisito y de un acabado final bastante completo, redondeó con su caminar a los sones de la banda de Música de Julián Cerdán, Y todo regalo mío a Sanlúcar de Barrameda, por su entrañable acogida.Me pparece todo poco para La Virgen de La Caridad, de la que soy devota fervorosa.

Dice Flora: Querida Margarita, ya sabemos que al cortejo no le faltó nada. Dice Margarita:Absolutamente nada. Yo lo costee todo, todo a ami cargo; todos los gastos del palio, manto, joyas, banda de música, todo a mi cargo, mis buenos reales me cuesta.Pero a la Virgen de la Caridad, nada le falta. Ese día iba precedida por seis ciriales y sus acólitos que dieron más realce y luz a la Reina de los Ángeles Patrona Sanluqueña. Queridos amigos; los incensarios no dejaron de batir en ningún momento. Cuatro cuadrillas completa se turnaron en portar a su Madre, convenientemente ataviados, con la ropa confeccionada especialmente para la ocasión, así lo requería esa ocasión.

Desde luego que no faltó ni un solo detalle. El Barrio Alto y en la Plaza del Cabildo, se dispuso una alfombra de pétalos de flores. La alfombra era divina, muy linda, con los colores del Iris, y la remataba en ambas puntas, una bandera de España, de cabecera un toro alado y una barca, a los pies junto a la bandera española, unos ángeles preciosos de color púrpura y amarillo.

En la puerta del Cabildo; se dispuso un altar donde se celebró una misa. Delimitando el espacio con sillas para asistir al acto litúrgico.El  evento, lo adornaron con una serie de columnas que daba una impresión magnífica. Queridas amigas; el acto en sí fue pura emoción, y también, tuvo la presencia de la coral Polifónica de la propia hermandad y una orquesta configurada con reconocidos músicos del Conservatorio Superior de Sevilla y Málaga que intervienen en diferentes partes de la Pontifical Misa oficiada por el Obispo de la Diócesis de Jerez de la Frontera.

Amigos míos: El momento cumbre sin duda fué la ofrenda de flores, cuando los niños y madres, ofrecen a la Virgen una varita de nardo. Sin duda el mejor momento, fue cuando la emoción recorrió a la multitudinaria muchedumbre que asistía al acto , y que finalizó con aplausos y vítores, de vivas por la Virgen de la Caridad. Los músicos retomaron el evento, fue rematado con el Mesías de Haendel.

Queridos amigos; fue algo muy emotivo todos cantamos con fuerza aleluya, pues nuestra Madre era de nuevo devuelta a su templo. El colofón fue un castillo de fuegos artificiales, y la imágen del Palio de María Santísima de la Caridad en el altar dispuesto denante del Cabildo, al efecto con los fuegos de fondo, y una multitud entregada en cuerpo y alma aplaudiendo enfervorizada.Nunca se me podrá borrar de la memoria.

Ya de noche, merodeando las diez, el cortejo inició de nuevo su desfile procesional, deleitándonos con momentos inigualables, inolvidables.Hubo momentos en que el corazón se dividía entre disfrutar de la carita de la Virgen o de los cielos iluminados con los fuegos artificiales. Disfrute con los sones, con el magnifico cortejo. Hubo tramos de auténtico disparate, donde no se cabía del gozo, un éxtasis mariano difícilmente soportable. Mientras el paso de Palio andaba frente a la iglesia de Madre de Dios, las campanas, la saludan a golpe de campanario, y Ella se acercaba a bendecirlas. Y a la vez y por delante la Banda de Música de Julián Cerdán tocaban¡Gitano de Sevilla! de una forma magistral, la gente embobada como si te diera a elegir, entre el cielo y la tierra, no es fácil decidirte.

El público no fue numeroso, fue multitudinario. Había un ambiente en las calles de Sanlúcar, que te hacía comprender que había que dar gracias por estar viviendo esos momentos, que aquello era algo que merecía la pena vivirlo.

Delante de la Iglesia Mayor, en el camino de vuelta, el Ayuntamiento y sus representantes en la Plaza Arriba, se subieron a una tarima, que allí había preparada elegantemente, me llamarón, la gente se deshizo en aplausos y vivas, a mi nombre, a mí queridos amigos en ese momento me impusieron la Medalla de Oro de la Virgen de la Caridad, y el señor Alcalde me entregó la LLave de la de la Ciudad de Sanlúcar de Barrameda. Todo un festín para mis sentidos, goce inigualable que no es comparable a ninguna otra cosa. Aquello fue algo único y especial,¡y para que si no están los reales!, mucho gasto, pero gaste con sumo gusto.

Me fuí con la convicción de haber pasado un día maravilloso, de esos que en mi diario a punto con letras de oro, lo escribí así, con oro.A pesar de todo, cuando volvia me asaltó un sentimiento de pesadumbre, pues me di cuenta de la terrible realidad del mundo. De la enorme distancia que me separa de mi patria, y no quiero hablar de kilómetros. Nuestros vecinos saben lo que se hacen, se han entregado en su trabajo, se han volcado conmigo,y esto es lo que resuena de una forma magnífica, conmigo aquí todo es igual. Exclama Flora: Que envidia sana.

Exclama Margarita: Lo que ese día viví jamás en la vida, y como están actualmente, con esa guerra en Europa, a Dios gracias a punto de acabar, Dios quiera que pronto termine. Creo que llegare a contemplarlo este día 15 de agosto otra vez. Todos tenemos mucho que aprender, y está demostrado, que agradecer, más nos valdría empezar a ir tomando nota, y comenzar a pensar con la humildad que este mundo merece. No tenemos ni la más remota idea, y que conste; que somos unos analfabetos en materia espirituales. Desde el verano de 1.913 y entrado ya en el de 1.914  sucedió muchos sucesos agradables en mi vida. Mis compromisos ahora son…………….

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s