Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 77º

Lutgardo, toma la palabra y dice: Dentro de un siglo asistiremos a nuevas guerras, novedosos empresas, emprenderán los hombres y la ciencia avanzara a pasos agigantados, que más de uno hoy se quedaría atragantado viendo la evolución de la ciencia, en especial, los avances médicos.La medicina, avanzara, más que ninguna otra cosa, y las emprensas, y la agricultura, no necesitara tanta mano de obra, en poco el humano se aliviara con el empleo de la mecánica.

Dentro de un siglo, también asistiremos a un nuevo florecimiento de los videntes, las echadoras de cartas, sanadores y curanderos. Cuando estemos en los umbrales del siglo XXI las ciencias desvelarán,lo que no han desvelado en siglos, lo que hoy son misterios de la naturaleza, del cuerpo, de la mente y del espíritu.

Margarita; aunque con sorna o guasa digamos que:”no somos supersticiosos porque trae mala suerte” todos, allá en el fondo de nuestro subconsciente o de nuestro corazón, sentimos un algo que nos inclina a pensar que tal objeto, tal vestido, tal ciudad, nos traen buena suerte, mientras procuramos huir de lo que dicen que trae la mala.

Dice Flora: Como creencia irracional que es, la superstición puede atacarnos a todos en todos los tiempos.Arraigo muy fuertemente en la Roma Clásica, tan excéptica en materia religiosa. Amuletos y talismanes eran de uso común. Y, por ejemplo, César creía en los oráculos y en los milagros.Ya se que vas a decir, que me repito mucho.

Exclama Anika: Sin duda, de origen oriental, la superstición, es cierto que arraigó fuertemente en la Roma Clásica. Y también es cierto que tenemos que confiar en alguien o en algo. Los amuletos y las oraciones son benéficos para el hombre y su entorno, incluso para los animales y las cosechas.

Exclama Flora: Ya, Anika, esto lo repetimos y decimos, miles de veces, ya lo saben nuestros amigos y amigas, es sabido, que tenemos que confiar en alguien o en algo. Poner la esperanza, la fe, toda la confianza en ese Ser sobrenatural, sea Dios, ängele o Santos, dan alegría aunque parezca irreal. Aunque parezca mentira, un amuleto protege. Plinio “el Viejo” en su Historia Natural, reunió un gran número de recetas y consejos basados, absolutamente, en la magia, al igual que Discórides o Zacalías de Babilonia. Los alquimistas y brujos de la Edad Media recogieron todos estos “saberes” que se fueron transmitiendo de forma clandestina y velada, de generación en generación.

Exclama Anika: El Cristianismo les había puesto coto, además de perseguirlos, aunque el mismo había adoptado ciertos ritos, a medio camino entre la fe y el viejo paganismo, como santiguarse para ahuyentar al Maligno o hacer uso del agua Bendita para combatir tentaciones y diablos infectos.

Flora dice: Durante siglos, magia , religión e incluso medicina, estuvieron estrechamente entrelazada, y aún hoy, cuando tantos idearios se han perdido, cuando las creencias religiosas y políticas están en franca decadencia, el anarquismo es esto. El hombre en un futuro, quizás dentro de un siglo, se agarrara a creencias ancestrales a modo de conjuro benefactor.

Margarita exclama: El hombre teme lo que no conoce. A veces lo deifica y otros le atribuye un carácter maléfico. Intenta complacer a los dioses y protegerse de aquello que cree puede causarle dolor o perjuicio. Esto sería, a mi entender, el origen y principio de la superstición, concretando en unas prácticas que le permitan defenderse de lo malo y abrazarse a aquello que le da buena suerte o felicidad.

Exclama Flora: El mismo Alfonso X el Sabio escribió un tratado sobre propiedades de las piedras preciosas y su influencia en el destino de los hombres. El Marqués de Villena en su Arte Cisoria, nos dice, firmemente convencido de ello, que la hierba-  llamada andrómero volvía invisible a aquel que la tomara.

Dice Anika: Los tratados de Astrología fueron tan abundantes en siglos posteriores como creidos y consultados por reyes, emperadores, papas, clérigos o labriegos. Y casi a finales del siglo XVIII, mientras Kant escribía la crítica de la razón pura, Alemania se regía por el código de las supersticiones. Cuervos, búhos, urracas, perros que aullaban, maderas que crujían, cristales resquebrajados,…todo era señal inequívoca de desastre.Tanto el pueblo bajo como en los palacios, se hacían ofrendas de huevos y manteca para desagraviar a duendes y elfos que vivían en los bosques.

Exclama Flora: En muchos pueblos españoles, se cree que los niños que nacían en Semana Santa, cuando- Jesucristo estaba expuesto en el monumento, curaban de gracia, o sea, por imposición de manos, propiedad ésta también atribuida a algunos monarcas medievales.

Dice, Mercedes López: Todo esto nos lleva a pensar que el hombre, y más aún en nuestros días, cuando todo parece poder explicarse a base de una lógica racional y científica, necesita de la magia y del misterio, posiblemente a base de generar alguna forma de ilusión, tomando como tál, la ausencia de la realidad. En este orden de cosas, las supersticiones no deben mediatizar la vida.

Exclama Anika: Pero tampoco deben ser despreciadas. Al fin y al cabo nacieron con el hombre y, aunque sólo sea por la curiosidad y el origen de muchos de ellos, merecen conocerse y muy a fondo.

Dice Flora: En los tratados de Jaime, en sus viejos manuscritos, ha recogido, aquellas supersticiones más populares especialmente en España, aunque muchos son de carácter Universal. Así que el que se acerque a sus viejos pliegos, sabrá como protegerse de los males y ayudarse de los bienes que proporcionan las supersticiones.

Exclama Margarita:¿Ficción, embrujo, misterio?—-¡Que más da! ¿Y qué es la vida sino una conjunción de todo ello?.

Dice, Mercedes López: Si se sueña con un cometa, presagia peligro cercano. Antes de estallar la guerra en 1.914 soñe, varias veces con estrellas y con el arco iris, una noche poco antes de estallar la guerra; soñe con una luna roja, que la rodeaba un arco iris.

Exclama Flora: Soñar con el arco iris predice muerte o desgracia si se ve orientado hacia el norte. Si aparece en poniente, felicidad para los ricos, y si se ve por levante, augura buena suerte y dicha para los pobres y enfermos.

Dice, Anika: Según la tradición, el arco iris es un puerto simbólico entre los dioses y el hombre, entre la tierra y el cielo. El cristianismo dice que el Arco Iris fue la Alianza que Dios estableció con Noé después del Diluvio Universal, firmando la paz con los hombre y prometiendoles que no habría otro diluvio. En América del Norte; los Indios, tiene viejas leyendas, que se pasan de padres a hijos verbalmente; que hablan de la vuelta y resurección de unos guerreros. Y esperan un Líder.Un Guerrero Arco Iris. Cuentan que en ese tiempo habrá grandes cambios en la Tierra.

Exclama Flora: Queridas amigas, el hombre, siempre miro a las estrellas. Estos cuerpos celestes están asociados al poder divino. Desde que el hombre es hombre, las estrellas se creen que rigen el destino de la humanidad. Cada persona tiene, desde su nacimiento una estrella asignada, pues dicen, que hay tantas en el cielo como hombres  hay en la tierra.

Exclama Mercedes López:¡Nacer con buena estrella! es una frase muy común, cuyo origen está en esa creencia.

Dice Flora: En algunas regiones españolas se cree que las estrellas fugaces, son las almas de los difuntos. Al verlas hay que decir:<<Dios te guíe>>, para que se les habrán las puertas del cielo. Otros dicen, que son almas en pena, y, que, al verlas, se pueden formular tres deseos, de los cuales uno se cumplirá. También se piensa que son almas de purgatorio, que una vez de expiar sus culpas, están en transito hacia el paraíso.

Exclama Anika: Eso lo creen en casi todas las regiones de la madre tierra, casi todo el mundo y en todo el  mundo. Viajo, mucho, y en mis viajes, aprendí mucho de las culturas ancestrales. La luna es un astro, satélite de la Tierra, que alumbra la noche. A lo largo de la Historia del hombre, la luna ha estado ligada a sus religiones, a la antropología, a la literatura,–leyendas, mitos, creencias, algunas totalmente fantasiosas y otras con visos de realidad, la han hecho fuente inagotable de inspiración cuando no objeto, casi de persecución.

Exclama Flora: La mala fama de la que disfruta la luna en los países cristianos, se debe a que reinaba en la noche, y se suponía que protegía con su luz, los actos de lujuria y las criaturas sobrenaturales, más aficionados a las nocturnidades que a mostrarse a plena luz.

Dice Merceditas López: Por ello,la iglesia, desde sus primeros tiempos, persiguió el culto pagano a la luna.

Exclama Margarita: La imágen de la Virgen María, se representa, con frecuencia, aplastando la cabeza de la serpiente, y con la luna a sus pies. Desde la más remota antigüedad se suponía que la luna influía en el crecimiento de “las criaturas sin sangre” (creaciones humanas, como sombras), pero que también la sangre de los hombres crecía o disminuye en relación a sus fases, así como las hojas y las hierbas eran sensibles a ella.

Exclama Anika: En la Edad Media, se decía que la luna llena excitaba al deseo sexual en el hombre, que actuaba también sobre la producción de esperma, más abundante en este ciclo y menos en cuarto menguante.

Exclama Mercedes López: Los sietemesinos se concebían en el plenilunio, siempre lo oí decir a mi tía María Dolores, mujer muy sabia.

Exclama Anika: Cierto amiga mía. Y según las creencias populares, la fisiología femenina estaría también ligada a la luna, empezando por la periodicidad de la menstruación, que guarda cierto parecido a los ciclos lunares. El cuarto creciente favorece la concepción y el nacimiento de niños, mientras que el menguante, el de las niñas. Y según dice; Lutgardo: Con el tiempo de tanto como el mundo evoluciona, y en especial la ciencia, muchos nacerán sin sexo definido, siendo ambas cosas, es decir “bisexual”. La alteración sexual será un hecho a principios del siglo XI, a causa de la alteración hormonal en la fisiología humana.

Dice Flora: En los tratados de Jaime, dice: Que también la luna llena ayudaba a la curación de ciertas enfermedades, como las verrugas, que se quitaban frotándolas con un rabo de cerdo a la luz de la luna, y cáscaras de habas, o orinandose en las manos, y llevando el orín al lugar donde se aloja la verruga, o grietas propias del labriego. Esto se realiza orinandose en las manos al despuntar el alba, en el momento en que la luna se retira y despunta el sol, grietas y verrugas son sanadas.

Exclama Mercedes López: Desaparecen con los propios orines, lo sé de sobra, los labriegos y los albañiles, incluso los hombres de la mar, le tienen al orín bastante respeto, y siempre esto se hace contando con la luz de la luna.

Dice Anika: Sin embargo según los Indios, se creía que las hemorragias eran peligrosas y difíciles de atajar, si la luna estaba en cuarto creciente.

Exclama Flora: En este sentido, funcionará en los siglos XVI y XVII, unos calendarios llamados<<Lunarios>>, que determinaban qué parte del cuerpo humano estaba bajo la influencia de la luna, paso a paso de cada constelación. Así los médicos y, sobre todo, los cirujanos sabían a qué atenerse antes de empezar a tratar a un enfermo.

Dice, Anika: La luna también influía grandemente en la psiquis de los hombres. Los que sufrían enfermedades mentales o desordenes nerviosos a ejemplo de los antiguos griegos que les llamaba<<Selenicos>>, por el hombre de Selene, la diosa Luna, se les conocía, y aún se les conoce con el nombre de<<alunados>> o <<lunáticos>>.

Dice, Flora: En muchas regiones de España, persiste la creencia de que estas enfermedades causadas por la luna, pueden curarse exponiéndose a este astro en determinados días y en determinadas fases. En Canarias, Andalucía, Extremadura y Castilla, se practican ritos para evitar o curar a los alunados, dotándoles muchas veces, con medias lunas de azabache, acero o coral, hechos y bendecidos en las ceremonias religiosas del ¡Jueves Santo!, que llevaban a modo de amuleto. Se emplean especialmente, para proteger a los niños de las influencias negativas.

Dice Anika: Todos conocemos la leyenda del hombre-lobo y “licantropía”. Está estrechamente relacionada con la primera noche de la luna llena, cuando, se supone, se produce la transformación del <<Lobisón>> o sea, a hombre-lobo.

Dice, Mercedes López: También parece que la luna aumenta la irrascibilidad y la violencia. Se que se ha intentado confeccionar estadísticas serias sobre el aumento de delitos en las fechas de plenilunio.

Dice Anika: Desde Plinio, ya se consideraba que la luna era importante tanto en las siembras como en las cosechas.

Dice Flora:Por lo visto, era mejor sembrar cuando la luna estaba en el horizonte y recogerlas y almacenarlos en cuarto menguante, porque se les sacaba mejor provecho.

Exclama Mercedes López:Aún hoy, los campesinos castellanos y de otros muchos puntos, tienen en cuenta las fases de la luna para sus labores. Cierto amiga mía. Dice Flora. La luna en cuarto creciente favorece la siembra de hortalizas que crecen por encima de la tierra; trigo, maíz, guisantes, habas, tomates, pimientos, coles…….mientras que el cuarto menguante es bueno para los que se desarrollan bajo la tierra; zanahorias, cebollas, puerros y patatas……Por lo visto era mejor sembrar cuando la luna estaba sobre el horizonte y recoger la uva y talar árboles cuando está estuviera bajo el horizonte. También los vegetales había que cortarlos, recogerlos y almacenarlos en cuarto menguante, se le sacaba mayor provecho.

Exclama Margarita:Tampoco los animales, y el ganado, escapan al poderoso influjo de la luna. El apareamiento y el sacrificio, por ejemplo del cerdo, debe hacerse en cuarto creciente o en la luna llena, porque así la carne es más sabrosa y se conserva mejor.

Dice Mercedes López: Se dice, que las aves de corral, se desarrollan mejor y tendrán más peso si han nacido en cuarto creciente, que si lo han hecho en cuarto menguante.

Dce AniKa: Puntualizo, que los alquimistas medievales y renacentistas relacionaban los metales fundamentales con un día de la semana, los días de la Creación y con uno de los siete planetas que se conocían en la época. A la luna llena le correspondía la plata y el mercurio, el número siete y el lunes como día de la semana.

Exclama Margarita: Nuestros amigos estudian la astrología y todos los misterios del Universo, y en breve nos dará cuenta de algunos de sus conocimientos. ¡Lo he conseguido! ¡Soy una gran seductora! ¿Verdad que si, amigo Lutgardo? Me encanta, que estén en casa con nosotras.

Los 12 hombres acuden al jardín, donde……………………

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s