Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 1º 2 Pª

La oscuridad de la habitación en penumbras, da escalofríos. Suena un piano. Una melodía simple, como un ejercicio de niño. Una luz enciende una sencilla pipa, la luz enciende enmarcando el sugestivo rostro del marido de doña Margarita. El niño, de espaldas, recibe caricias en su hombro, le acaricia la mano de su padre. La oscuridad desaparece, hace presencia en la sala Evelin, la hija mayor de Margarita y de David su esposo. Los desacordes del piano, leves primero, en progresión luego, hasta distorsionar completamente el sonido. Luis, se molesta, por la irrupción de la familia. Afuera en el jardín se siente las voces a gritos de tía Flora y Anika, que acaban de llegar de visita. En este tiempo han ocurrido muchas cosas y siente curiosidad, Evelin, ahora es concejal de Sanlúcar, y vienen con la curiosidad de que les cuente los últimas noticias del Ayuntamiento sanluqueño.-

Flora grita desde la puerta: ¡Luis, basta ya de destrozar mi piano, lo estas arruinando!.¡Mira! está todo desafinado,¡mi piano!, esta hecho una pena.¡Te digo basta!, que desafinas el instrumento. ¿Me oye?(Ruido de voces en el jardín, los niños juegan a la pelota con Lutgardo, y con Sonia).Este niño tiene el síndrome de la celebridad. parece estar poseído por el sentido de la idiotez.

Margarita: ¡Flora!, no insulte al chiquillo, tenga en cuenta que le hemos interrumpido su clase. Amiga mía, el síndrome de la celebridad lo sufren las personas que olvidan quiénes son y creen lo que los demás dicen sobre ella.

Flora:La superclase, el sueño de todos, el mundo sin sombras ni tinieblas, la palabra <<si amo>> como respuesta a cualquier petición del marido.

Margarita:¿Qué quieres decir con eso?. Respeto a mi marido. David es poderoso, y ejerce su influencia sobre la familia, todos le amamos y respetamos. ¿Si eso es lo que la ofende?. Ha luchado toda su vida para llegar hasta donde está. Para que eso sucediese se vio obligado a estudiar, ha dado conferencias interminables, reuniones y cenas aburridas, y hemos tenido que soportar a gente detestables. Trabaja día y noche, fines de semanas, encerrado con gente que viene de todos los lugares buscando consejos y sanación.¿Y todo eso por qué? Por qué es su destino ayudar a los demás.

Por qué temía a Dios y sabía que el camino recorrido en su vida es una bendición que debía respetar, o podría perder lo todo. No están fácil servir a los demás. Por supuesto, que en algunos momentos se ha beneficiado de esta bendición.¿De que si no iba a vivir?. En algunos momentos algo le decía que estaba dejando de lado la parte más importante de esa bendición: La adivinación, pero siempre tuvo la certeza que en algún momento se dedicaría más plenamente, que aceptaba que esa etapa de curandero, era una etapa pasajera, y que pronto podrá disfrutar de todo el tiempo para estar juntos y disfrutar de la familia. Hace grandes planes a futuro, quiere que volvamos a viajar por Europa.

Flora:¿Que me estás diciendo? ¿Que quiere retirarse de su vida profesional?.¡No me lo creo!. Aunque podría ocuparse de tus negocios, o tendría tiempo para ocuparse de la huerta, educar a los niños, hacer cosas simples como ir al cine o leer tranquilamente en casa. Esas cosas con las que todo el mundo sueña, las únicas capaces de llenar la vida de cualquier persona normal; pero, tu marido no es normal, no es como los otros, es algo especial, hay pocos hombres como él sobre la faz de la Tierra. Tan bueno, tan amoroso, tan especial, y tan poderoso.

Margarita: Flora, menos mal que eres mi amiga, si no diría que le amas.

Flora: ¡Pero querida!, quien conoce a tan excelente hombre se prenda de él, y como no amarlo, claro, que en el buen sentido.

Margarita: El camino del poder no tiene vuelta atrás. Él será eternamente esclavo, siempre estará al servicio de los más débiles.

Flora: Margarita; te enteraste, mi sobrino Carlos el curita ha caído en una profunda depresión. No comprendo, ¿Por qué se comportaba de ese modo? ¡Por culpa de esa pesadilla de mujer!. La pena es que todos sufrimos su descrédito y después lo humillado que ha quedado, hundido en su pena. No hay peor condena, que el rechazo de los suyos, la familia se cerró en banda y se puso de tú lado, le dejaron solo, muy solo. Nunca tendrán la casa de la familia que soñaba.

Anika: El problema es que nadie le presta atención. Ni siquiera ha conseguido remontar, ni ha podido devolver los préstamos si corromperse así mismo, hay anda de estraperlista por el río, y mira que le juro a su madre, que nunca sucumbiría al poder de la sombra, y a pesar de eso, no remonta, es un hombre sin luz.

Frida llega de la cocina con te y café, fruta y algo de pastas. Todas se alegran hace frío y apetece una taza de té caliente. Ruido de taconazos, la preceden. Entra Frida. Aún trae las manos húmedas, deja la bandeja y se seca las manos torpemente con el delantal. Está enfadada, algo ofuscada, desde la muerte de su marido no se ha repuesto a pesar del largo viaje de recreo que hizo por Europa.

Frida.¿No le dije señor que no deje tocar al niño, el piano? ¡Qué escandalera! Un día de esto me voy a la aldea y no vuelvo. Es muy caro el instrumento, y el afinador, cobra una barbaridad. Y además, no quiero verlo por aquí, es un adulador, y no me deja en paz .Yo tengo que decirles a vosotros sus padres, que el niñito juega, y hace un ruido infernal,¡que no se puede aguantar!. Me voy a la aldea. Ya termine.

Margarita: Flora, Anika, ¿han oído?. Hum…no se yo. ¿Qué haré yo sin mi Frida?

Frida: Señora,¿puedo irme?.

Margarita: ¡Pues no! No y no, deja que se entere el señor David.

Frida: Le digo que estoy cansada, y tengo aún mucha tarea por hacer.

Margarita desganada, coloca el libro sobre el piano. Frida, la observa rígidamente desde la puerta de la sala, las dos mujeres se miran amorosamente, y Frida desaparece tras la puerta en dirección a la cocina.Una melodía experta brota del piano. La luz tenue sobre la cabellera morena de Evelin. Flora la mira. Delinea su cuerpo gracioso, su expresiva espalda ejecutando el instrumento. David se levanta. la observa quieto, Su estado de éxtasis le impide darse cuenta que se desliza su pipa y cae las cenizas sobre las teclas.La ceniza cae, interrumpiendo la melodía.

Evelin:¡Papá!,¿estás ennortado? ¡Mira!, la ceniza lo ha ensuciado todo. Mira, que te digo que no fumes, ¡es algo asqueroso!.

David se sienta tímidamente. El perfil de Evelin deja ver su encantadora sonrisa. Comienza de nuevo a tocar otra pieza, con gran belleza. David deslumbrado la observa. Evelin toca como los mimos ángeles. la excelencia de la música invade el ambiente. la escena es adorable, padres e hija, se entregan a la ensoñación, embriagados por los ritmos de la melodía exquisita.

Anika: Me entretuve cortando estás rosas. ¡Son tan preciosas!

Margarita: David, esposo mío; muchas de las diferencias que existen entre padres e hijos, entre parejas, amigos, vecinos, socios laborales, etc., persisten y llegan a un fatal desenlace por falta de diálogo y comprensión. Debemos tener siempre presente que nadie es perfecto, que se ha de intentar dialogar y comprender y, en caso que esto no sea posible, siempre se ha de perdonar. No tengas en cuenta las palabras de Evelin. Está muy preocupada por la nueva situación, sus circunstancias ya no son lo que eran.

David: Pero, Margarita; cuantas veces, digo: que si alguien te ha perjudicado o abusado de tu confianza y te es difícil perdonarle, debes hacer lo siguiente:imagina una balanza y pon en uno de los platos la acción objeto del problema y, en el otro, todo lo bueno que has recibido de aquella persona a lo largo de su vida, de vuestra relación. Verás cómo, en la mayoría de los casos, pesan más las cosas buenas y, en consecuencia, debes perdonar y empezar de nuevo. Si, por el contrario, crees que pesa más la mala acción, acuérdate que, ante todo, has de perdonar y procurar olvidar, por grande que sea la ofensa. evita el resentimiento e intenta que vuestra amistad y aprecio se restauren. Si esto es imposible, por lo menos no guardes ningún tipo de rencor y olvida. Perdona a Carlos, y a su mujer, andan muy tristes.

Sólo me falta aconsejarte que perdones completamente a las personas que te critiquen, por grande que sea la calumnia. Sé consciente de todo lo que te he expuesto y, bajo ningún concepto dejes que el enojo y el rencor se apoderen de ti, mi amor….

Margarita: David vida mía…….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s