Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 5º 2ª

Nada más despertarse cada mañana David; al tiempo que realiza varias respiraciones profundas frente a la ventana que da al jardín, trata de hacer realidad en el universo de su cuerpo la manifestación del goce y la alegría. Se sienta, y respira, formando parte de ese universo, y esa armonía y silencio que presiden todas las fuerzas y sinergias de todos los seres creados.  Él se concentra en sí, se siente inundado completamente de pura energía. Se equilibra cada mañana, él no lucha, ni se desespera, ni se rebela contra el momento que vive. Se prepara cada mañana bien mentalmente, porque sus circunstancias así lo requiere. Cada día surgen enigmas que descifrar, gente adversa a quien ayudar, personas que llega pidiendo consejo con problemas más o menos graves y también personas con mayor o menor desequilibrio, inestabilidad mental y emocional y hasta maldad, que podrían romper su equilibrio y su armonía interior. David es inteligente y como buen maestro, se prepara cada mañana, en lugar de desesperarse, trinar y rabiar contra la gente tan contradictoria que tiene que lidiar cada día. El acepta su trabajo cotidiano, y lo utiliza como una oportunidad estupenda para superarse, autorrealizarse y crecer interiormente.

Lutgardo está sentado bajo el árbol del cerezo, medita y contempla el nacimiento del sol.Las hojas de la parra le corona la cabeza, dándole unos aires de dios romano, teniendo un cierto parecido con el dios Baco. Con sus dedos trocea pétalos de rosa roja, con los que cubre su alrededor, está dentro de un círculo hecho de pétalos de rosa. La conciencia tranquila es almohada blanda, y su aspecto es de un hombre joven a pesar de sus muchos años. Los aromas del café, sale como espirales inundando todo el lugar. Sacando a Lutgardo de su ensoñación. Llega Margarita, que camina descalza sobre la hierba, que cruje a su paso. Su cuerpo fino, su cuerpecillo elegante y majestuoso se cubre de una esplendida bata de finos encajes de color blanco puro. Su cuerpo alzado, sobre unos pies nacarado, sus ojos brillan tomando unos higos de la higuera, el cual mordisquea como una niña ingenua y atrevida, mira la ventana donde su esposo se estira como un mirlo poderoso, su rostro oscuro iluminado por dos zafiros negro, el verde oliva de su piel resalta ante los primeros rayos del sol, que acaba de bañar la ventana, donde cuelgan muy cerca los higos maduros que picotean los pájarillos, y ese canto del amanecer embruja con su magia a los presentes en esta escena que se repite cada mañana de verano en villa Margarita.

Lutgardo: (se levanta y habla a Margarita) El universo del que formamos parte, en su naturaleza esencial, no es más que el movimiento dinámico y <> de esa energía universal y de la información. Lo único que nos diferencia a las personas de un árbol cualquiera, de la hierba que pisamos o de la mariposa que aletea sobre nuestras cabezas es el contenido informativo y energético, ya que, por lo demás, somos carbono, hidrógeno, nitrógeno y otros diversos elementos en muy pequeñas cantidades, y esos mismos componentes los intercambiamos constantemente con el carbono y el oxígeno de los árboles, plantas y seres de todo el universo. Pero en esencia y, aunque el individuo humano es una especie privilegiada capaz de ser consciente de lo que es y de pensar sobre las cosas y sobre sí mismo, porque está dotado de un superespecializado sistema nervioso, en realidad<> y el campo cuántico más general(el universo) es nuestro cuerpo ampliado. La maravilla de las maravillas es que el sistema nervioso humano no sólo es capaz de ser consciente de la información y de la energía de su propio campo cuántico, sino que también puede modificar de manera consciente el contenido informativo y energético que da origen a nuestro cuerpo, ampliando nuestro mundo y haciendo que se modifiquen cosas en él.

Margarita: Querido Lutgardo; este cambio consciente se debe a dos cualidades de la conciencia: la atención que genera energía y nos carga de ella, y la intención que transforma la energía y nos carga de ella, y la intención que transforma la energía y la información. todo aquello sobre lo que actúa la poderosísima lupa de la atención cobra especial fuerza y potencia. Al mismo tiempo, si la intención no ejerce su acción sobre algo, acabará por perder su potencia hasta desaparecer o perder parcial o totalmente su fuerza y vitalidad. Esto le está pasando a mi querida Frida.

Lutgardo: Margarita, ¿cuál es el papel de la intención?.

Margarita: Mira hay llega mi esposo el te contestara, él tiene respuesta para todos y todo, menos para mí. Sí amigo mío, últimamente me tiene abandonada, me deja a un lado como una escoba vieja, y, ya, me estoy hartando, le dejo con él voy a ayudar a Frida con el desayuno,¿unos huevos revueltos, le viene bien Lutgardo?…

David: Buenos días Lutgardo, me pareció ver a mi esposa charlar contigo muy animadamente hacé solo unos instantes.

Lutgardo: Cierto, pero ha marchado a ayuda a Frida con el desayuno. Le preguntaba a Margarita; ¿cuál es el papel de la intención?.

David: Actuar, solo actuar. Actuar sobre la atención organizando múltiples sucesos en el espacio y el tiempo y activando sinergias, para que puedas obtener los resultados que pretendes. Es la intención la que organiza toda la sinfonía de la naturaleza, en la flor del almendro, en las aves migratorias que emprenden su vuelo en determinadas épocas del año y también es la intención la que hace posible esa maravillosa sinfonía en cada célula de nuestro cuerpo, en sí misma y en comunión e interacción con las demás células. Nuestro cuerpo es,sin duda, el mejor ejemplo de esa sinfonía universal, de atención y de intención, de intercambio de energía y de información. Una sola célula del cuerpo humano realiza seis billones de cosas en un segundo y al mismo tiempo sabe lo que hacen todas las demás células en ese instante. La intención consciente de flexibilidad y de posibilidades sin límite puede dar órdenes a este infinito poder organizador. por sí sola la intención es poderosísima, por ser un deseo sin apego al resultado. Y, sin esperar nada.

Lutgardo:Es decir; en plena sincronía y armonía con el universo, nuestra atención debe estar plenamente activada, orientada y focalizada en el presente y nuestra intención y deseos en el futuro.

David: Amigo, el secreto está en aceptar el presente y no luchar contra él, hay que proyectar y crear el futuro más inmediato con la intención y el deseo de optimizar nuestra vida, pero sin apegos, sin esclavitud a nada ni a nadie. El pasado es recuerdo, el futuro, posibilidades y el presente es realidad, conciencia, verdad, eternidad. El presente es la potencialidad del espacio-tiempo, de la materia y de la energía. Cuando tenemos plena conciencia y conocimiento del memento presente que estamos viviendo, desaparecen, se pulverizan más del 90 por ciento de las cosas que nos preocupan y agobian. El 10 por ciento restante de los problemas podemos transformarlos en experiencias prácticas, en nuevas oportunidades para aprender, en lecciones provechosas para la vida cotidiana mediante la intención y el deseo que transforman la energía y la información en realidad positiva y tangible.

Lutgardo amigo mío, tenemos que ser consciente de que nuestra vida solo puede ser fecunda si nos mantenemos conectado a la inagotable energía del universo, que es silencio, paz y equilibrio. Por eso no cesa de procurarse mediante la atención consciente en el presente de cada instante, toda la serenidad y el sosiego de que es capaz. Esa atención proyectada desde la fuerza de la paz y de la serenidad y el sosiego de que es capaz. Esa atención proyectada desde la fuerza de la paz y de la serenidad del espíritu en calma establece las bases de intención y del deseo, de la pasión que al fin convierte en realidad nuestros propósitos. La intención y la atención hacen posible<>.Si te habitúan a crear silencio fecundo en tu interior, vives consciente el presente y lo aceptas como viene, y si te sitúas en el estado esencial de tu ser, formando parte del todo, libre de intenciones y deseos ansiosos y desequilibradores, en estado puro. Si, una vez logrado el silencio y el equilibrio de tu espíritu, plantas tus intenciones y deseos, libres de agobios e imperativos, en la tierra fértil de la potencialidad pura y esperas con paciencia que empiecen a florecer a su tiempo. Si sabes renunciar a la necesidad de un resultado determinado y vives y disfrutas la sabiduría de la incertidumbre de los principios universales. Lutgardo, tienes que estar dispuesto a disfrutar y saborear cada instante de tu existencia, sean cuales fueren los resultados y las circunstancias.

Si finalmente, dejas que ese universo del que formas parte, con su infinito poder organizador, realice la sinergia, la sinfonía universal y te lo organice todo, mientras tú no dejas de hacer con verdadera ilusión y entusiasmo aquello que debes hacer, según tu conciencia, es conveniente que nos acostumbramos a concretar y especificar nuestros deseos y propósitos por escrito, estableciendo un orden de prioridad. Esa página escrita de objetivos a corto, medio o largo plazo irá siempre con nosotros en la agenda o cartera y hacer el silencio interior y meditar nuestros deseos y pensamientos.

Lutgardo: Perdona querido amigo, permite un consejo; tu esposa esta algo resentida, muy molesta, dice que últimamente pocas atenciones le prodiga.

David: ¡Cosas de mujeres!.El miedo de la niñez, el abandono, el sufrimiento físico la violencia que ha sufrido con sus anteriores maridos la ha hecho un tanto insegura. La opresión, la relación con su hijo Antonio di Piero, esta relación entre madre e hijo la tiene muy inquieta, y luego esa relación de complicidad que tiene con Frida, Flora y Anika, le quita parte de la alegría de vivir y ve amargura donde no la hay, y yo no se pelear con ella, no me gusta discutir, el silencio es mi arma de batalla callada sin más.

Lutgardo: Hace unos días, le hoy un comentario que me preocupo mucho; no es extraño que Margarita te anuncie algo, en definitiva, creo que habla de marcharse lejos por un tiempo.Quizás por la necesidad de conocimiento para poder plasmar lo que siente en su interior, su corazón es aún joven y aventurero. Sí, conocimiento para alcanzar la liberación: una de sus novelas hace referencia a este hecho: Viajar a la India. ¡Oh! David, quiero acompañar a Margarita en ese viaje.

Frida llega hasta donde hablan los dos hombres. LLega muy sofocada, la cara sonrojada, gotas de sudor recorre su cara ya en hora tan temprana, se le ve algo molesta, llega hablando entre dientes, algo así:

Frida: No se que se habrá creído esta gente.<<Pero una cosa le agradezco, y es el haberme enseñado a vivir conscientemente, he podido aprender por mí misma, leyendo y estudiando, y de paso he aprendido a escribir con letra clara. Y han hecho posible despertar y mantener vivo mi deseo de saber>>. ¡Oh, señor, en el mundo hay gente rara, pero como su discípula Mariquita Luna, creo que no hay ninguna!.Me dijo ayer, mientras se zampó un cuarto de kilo de jamón;¡Que progresemos y veamos la luz, que hay un mundo desconocido e invisible, más allá delos espíritus y fantasmas. Dijo que hay hadas y ángeles, seres de miles de formas alados y que se trasladan sin ningún esfuerzo por el espacio y el tiempo. Dice que atraviesan puertas y paredes, chalada, sin dudar lo.<<Pero una cosa le agradezco, y es el haberme hecho reír>>.No todos son cuerdos como mi señora y mi señor, gracias a Dios……

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s