Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 12º 2ª P.

Mariquita ha acudido a su clase de metafísica y chamanismo, en concreto aprende terapias alternativas. Uso de las plantas medicinales, rituales de velas, y otros, etc. David habla:-

David: La clarividencia no es una enfermedad vergonzosa. Cuando tiene miedo de un fantasma, el hombre que se considera exclama: <<¡Soy cartesiano!>>, como si blandiera una espada, un amuleto. Y precisamente a este cartesiano que se oculta en el regazo de una madre es al que habría que pedirle el certificado médico y los documentos de identidad. Freud que, sin embargo abrió tantas puertas a lo inconsciente, tardó diez años en admitir el simple hecho de la telepatía. Siempre honesto, no duda en admitir que esta repugnancia era debida <>.

Mariquita Luna: Maestro; pero, ¿cómo es posible que una teoría pueda ser más preciosa que un hecho?. le estoy muy agradecida señor maestro, por darnos estás clases tan magistrales, estoy aprendiendo tal cantidad de hechos.

David: Amiga mía; un hecho no se discute jamás, nunca miente. No es agresivo. Simplemente es, María. la experiencia crea el misterio. la actividad que se desarrolla en el mundo, la Experiencia, ha creado lo más prodigioso: el Misterio.

Mariquita L.: Maestro; el Misterio, ha sabido hacer oscuro su camino a su propia vista. Ha compuesto el mundo fenoménico con medios tales como el olvido, la distancia, la debilidad de los sentidos, las proyecciones y los conflictos de cada espectador. Maestro; la Experiencia ha triunfado al reconocer que se desconoce. Se ha convertido para sí misma en objeto de una intriga. ¿Acaso podemos nosotros, con la forma de nuestro espíritu, imaginar un universo enteramente acabado?.

David: María; la ciencia del abuelo decía <<sí>>. Los mejores científicos de nuestros días dicen<<no>>. (ha entrado en el aula, Lutgardo y responde a David).-

Luzgardo: Amigos míos:¡Qué bien estaba ordenado el mundo en la belle époque! No me refiero sólo a la estabilidad políticos, económica y social. Se trata aquí del universo de los sabios. La Física parecía haber alcanzado su fin y su cumbre. Los planetas obedecían a la reglas de Newton, lo mismo que las manzanas, las bolas de billar o los granos de arena. Cada cuerpo se movía dentro de la órbita que le había sido asignada por la mecánica clásica. A nosotros nos importa sólo conocer la posición exacta de cada átomo, su masa, su velocidad y la dirección de su movimiento. Con ello, todo está hecho. En aquel tiempo se trataba aún de causas y efectos.

David: ¡Ah!, aquel universo de la belle époque, en el que reinaba el determinismo, aquel universo tan estable como la renta francesa, ¡ah, qué consolador era para el sentimiento de inseguridad del hombre! Algunos filósofos se lamentaban.., pero, ¿cuándo no se han lamentado los filósofos?.En el seno de esta cosmogonía mecanicista, los pensamientos eran sólo epifenómenos indignos de un pensador serio.

Lutgardo: Querido amigo: La reacción de la medida sobre el objeto medido habría parecido inverosímil antes de la mecánica cuántica. Hoy sabemos que sólo lo verdadero es inverosímil. El observador modifica el fenómeno observado. La disimetría de hecho tiene razón contra la simetría de derecho.

David: mas he aquí que el comienzo de siglo empieza a prepararnos suavemente para lo irracional. En 1.900 Freud publica <<La interpretación de los sueños>>. En 1.901, Plack anuncia la teoría de los cuantos. En 1.905, Einstein habla de relatividad. En 1.906, Bergson, en su <<evolución creadora=””>>, y para acercarnos mejor a la realidad, da a la intuición el lugar de honor que le corresponde. Finalmente, hace más de cincuenta años, Jules de Gaultier, en <>, sostenía que todo lo conocido es algo distinto de lo que se cree conocer.

Lutgardo: Todo lo que se conocía proporcionaba, extraía de sí el elemento que se conocía. De la misma forma, lo retiraba del objeto por conocer. De esta forma, el objeto que esperaba era el bien distinto del objeto que anhelaba. Incluso para situarnos tengo necesidad de un observador intuitivo. En la lucha entre el conocimiento para inmovilizar la vida entre unas redes y la vida para escapar a esta prisión, hace ya mucho tiempo que tomé partido por la vida.

David: Por tanto, la ciencia ha podido abandonar la prisión cartesiana sólo gracias a una nueva visión filosófica. las palabras permanecen. Pero lo que designan queda disuelto en la niebla. Nadie sabe ya lo que es la materia. Nadie sabe ya, nadie sabe ya, o quizá no lo sabe aún, o tal vez no lo sabrá nunca; lo que es el espíritu.

Mariquita L. Después de todo, el mundo no se halla tan ordenado como se cree. Y esto es verdaderamente terrible para el sentimiento de inseguridad de los occidentales.

David: María; menos obsesionados por la angustia, los microfísicos son los más aptos  para aceptar lo irracional. Heisenberg afirma:<<hoy, lo=”” único=”” realmente=”” científico=”” es=”” la=”” impresión=””>>.

Lutgardo: ¿No se encuentra aquí la misma intención que en el <<embruteceos>> de un Pascal?.

David: Más aún que Einstein, Heisenberg sacude los cimientos de la seguridad occidental cuando enfoca las ecuaciones de la incertidumbre. En un átomo se pueden conocer tanto el emplazamiento de un electrón como su velocidad, pero jamás las dos cosas a la vez. ¿Conocemos su velocidad? Entonces ignoramos su emplazamiento porque mientras calculamos, se ha movido. (¿No se trata acaso del ridículo desafío de Aquiles y la tortuga ¡oh, Zenón de Elea?) Si situamos el emplazamiento de un electrón, no sabemos su velocidad. De todas formas, el experimentador perturba el objeto al que se acerca.

Lutgardo: Recuerdo un congreso, celebrado hace unos años y dedicado a la relación entre la Física moderna y la filosofía. Bohr y Heisenberg, apoyándose en el principio de indeterminación y en la naturaleza ondulatoria de un electrón, negaron a éste toda existencia material. A causa de ello, quedó modificada por completo la noción de realidad. Según los físicos de la escuela danesa, cada plano corresponde a ciertos dominios de la actividad y de la afectividad. Hay subjetividad no sólo del conocimiento, sino también del universo.

David: El mundo físico se revela ahora como un juego de apariencias superpuestas. ¡Cuán cerca se halla esta idea de la maya de los hindúes!

Lutgardo: A esta reducción de nuestro universo a un <<subjetivismo prabalista>>, se adhirieron todos los congresistas buenos, casi todos. Sólo se opusieron a ello un dominico muy tomista y el delegado de la URSS. El indeterminismo cuántico era para ellos una píldora imposible de tragar.

David:<<Veamos-había dicho el buen padre-: esos torbellinos, esos micrones que describen ustedes son, a fin de cuentas, una especie de materia, ¿no es así?>> ¿Y quien apoyo al buen padre? Pues, aunque ustedes no lo crean, ¡el soviético!. Los físicos daneses habían respondido que los microobjetos podían ser un estado de ánimo del experimentador, y que nada en microfísica nos estimularía a calificar como torbellinos unos materiales que eran más bien elementos afectivos. El dominico y el ruso se aferraron a la materia de la  misma forma que los niños aprehenden fuertemente un puñado de arena que se les escapa entre los dedos. Lo leí en la Revista Cuadernos para el dialogo. Hace unos años, por cierto una gran revista.

Lutgardo: Aquél día, yo sabia lo que les causaba angustia. No se debía sólo a que las teorías de Bohr y Heisenberg no se hallaban en santo Tomás ni en Karl Marx. Sin la materia, todo su razonamiento se iba a pique. El dominico -acostumbrado a la dicotomía aristotélica-tenía necesidad de la materia para distinguir el alma de los fenómenos físico-químicos.

David: Si todo se hallaba indeterminado,¿dónde estaba la orden, la jerarquía, la seguridad, en este universo anárquico? .

Lutgardo: Amigo mío: También Popov tenía necesidad de ello, ya que si no existía la materia, ¿ qué quedaría entonces del fenómeno físico químico llamado Popov?.

David: Para caracterizar la filosofía de las ciencias de aquéllos días, opino -con Raymond abellio- que la Física cuántica vive de la violación de dichas leyes.

Lutgardo: De pronto, los parapsicólogos se atrevieron a salir de su clandestinidad… por lo menos, en los países anglosajones. Rhine, profesor en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, <> a la prueba de la ESP (1). Un sujeto, llamado<>,arroja, al azar, una de las cinco cartas Zener (el círculo, el cuadrado, la cruz, la estrella y las líneas onduladas). En otra estancia, un <> debe adivinar la carta observada por el emisor.

David: Amigo Lutgardo, ya lo conocía, desde 1.932, Rhine y sus alumnos han realizado un millón de experiencias. En nuestra civilización es sagrada la ley de los grandes números. Los observadores que no creen en la existencia de lo mensurable, se inclinan ante las estadísticas. las experiencias han demostrado que el número de casos en los que el receptor adivina justamente la carta, supera el simple juego de azar.

Lutgardo: Gracias a estas estadísticas, desde Rhine se considera como probada la telepatía. Inglaterra ya no titubeaba. laurence J, Bendit se atreve a sostener, en Cambridge, una tesis doctoral en Medicina sobre el conocimiento paranormal y la función PSI (nombre distinguido de la clarividencia).

David: Conozco la Universidad de Cambridge, por haber hecho en ella mis estudios. Conozco su línea, sin duda la más mecanicista entre las grandes Escuelas británicas. Ya el hecho mismo de que tal sujeto pudiera ser aceptado por la Facultad de Medicina de Cambridge constituye una verdadera revolución.

Lutgardo: A partir de los casos tratados por él, el doctor Bendit descubrió la función PSI. Cierto día recibió la visita de una dama esquizofrénica que había recorrido ya los consultorios de todos los psiquíatras del Condado. Se lamentaba: <>.

David: Recuerdo amigo Lutgardo;que  en el programa de las señoras esquizofrénicas figura el numerito de oír voces. Como quiera que el doctor Bendit era también psicoanalista, sintió más curiosidad que sus colegas.

Mariquita L.:¿Y que dicen esas voces?.

Lutgardo: Es lo que le pregunto el doctor:¿ y que dicen esas voces?- ella contesto: Mire, doctor, en este momento las oigo con toda claridad. Me explican historias sobre un tal Wright, que está enfermo. También oigo las de Robert y Marjorie…Repitió, palabra por palabra, una conversación que el doctor Bendit había sostenido una hora antes, cuando aquella mujer se hallaba a varios kilómetros de su consultorio. La dama esquizofrénica no era esquizofrénica, sino vidente.

David: recuerdo que en Italia, el profesor Emilio Servadio encontró la forma de llegar a ser, a la vez presidente de la Sociedad Psicoanalítica, de la más estricta obediencia freudiana, y presidente de la Sociedad de Parapsicología. Esto era muy raro en 1.970.

Lutgardo: La URSS quiso proceder mejor que Norteamérica y Europa juntas. Porque no hay nada como los materialistas para aferrarse a todo lo que huela a misterio. En el Congreso de Parpsicología celebrado en Moscú en 1.968, el profesor Náumov describió una impresionante experiencia de telepatía animal. Se colocó una camada de conejillos en un submarino. La madre coneja permaneció en tierra, en el laboratorio. Dormía con los electrodos, como una señora coqueta bajo el casco de la permanente. En el submarino se fue dando ¿.?- a los conejillos a intervalos regulares. El electroencefalograma registró una violenta perturbación de la actividad cerebral en los momentos precisos en eran..¿.? uno de sus pequeñuelos.

David: Desde el momento en que intervinieron en el asunto los incrédulos soviéticos, los intelectuales, a su vez, dieron por demostrada la telepatía. Sin duda hay que mencionar aquí los excelentes trabajos realizados en Francia por el doctor Osty, Gabriel Marcel y, sobre todo, el doctor Hubert larcher, quien dio un nuevo rumbo a la Revue métapsychique. Durante largo tiempo se había demostrado tímido el Institut Métapsychique Internacional.

Mariquita Luna: ¿No será porque en Francia la Inquisición hizo quemar el mayor número de brujas? ¿Que hubiera sido de mí en aquel tiempo?.

Lutgardo: Hoy, gracias a una experiencia realizada por el profesor Remy Chauvin en ratones blancos, y renovada veinte veces en los laboratorios norteamericano, la parapsicología francesa ha salido de su purgatorio.<>, dijo Remy CHauvin.(Llega Evelin, saltando de contento. Entra alborotando alegremente con un paquete muy grande que acaba de entregarle Vicente, el chico de correos).

Evelin: ¡Hola María!, ayúdame, a abrir este paquete que me ha enviado desde USA mi amiga Barbara Toledo; mira, que maravillas, unas prendas geniales a un precio de escándalo.Y nada menos, que es de la firma de:<<Ivanna Trump>>, baratas y buenas.

Mariquita L: A ver, deja que eche un ojo. ¡Que maravilla!, ¿donde se puede comprar?….Son unas prendas de primera categoría(toma la etiqueta y dice:) es de pura lana …..Tu que sabes, Evelin, entra en Internet, haber si hay se vende……

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s