Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 16º 2ª P.

El convento de Regla, está en la localidad de cercana de Chipiona (así llamado por ser una antigua abadía de capuchinos, que aún luce con todo su esplendor, lugar donde acuden mucha gente en peregrinación y a orar y rogar algún beneplácito a la Virgen morena Regla). Chipiona es pueblo que está a ocho kilómetros de Sanlúcar de Barrameda. Famoso, por sus amplias y largas playas de arena rubia y fina, También famoso el pueblo, por su cantaora<<rocío jurado=””>>. al pie de la playa, se alza la descomunal Iglesia de Regla; pasado el paseo marítimo, comienza una calle plantada de jóvenes arboles, moreras, chopos ..etc Calle que lleva a las mejores casas del pueblo, hileras de nuevas construcciones casas unifamiliares de dos plantes y grandes chalet con grandes jardines adosados, casi todas las casas pintadas de blanco vivo. Hay varias bodegas y una destilería, donde nace y crece el famoso moscatel de Chipiona. La Iglesia esta al final del Paseo Marítimo, y allí, se han desplazado Margarita, su esposo y sus amigos, con la intención de visitar a la Virgen de Regla, y de paso ver <>, cada vez más grandioso, y famoso.-(Todo el grupo va cogidos del brazo, y hablan unos con otros mientras caminana hacia el Santuario de Regla).-

Flora: Lutgardo, ¿Qué es lo que siente justo ahora mismo? ¿Podrías describir la emoción sin tener que<<pensarse>> la respuesta?. No le ocurre lo mismo que a la mayoría de personas con descontento crónico, entonces querido amigo le resultará difícil saber lo que siente en cualquier momento. Querido; si se da unos cuantos segundos probablemente podría describir una emoción, pero sólo después de pensarla.

Lutgardo: ¿Y cómo lo sabes Flora?.

Flora: ¿Que cómo lo sé? Lo he aprendido de diversas maneras, y una de ellas, muy importante, ha sido a través de mi propia lucha con el descontento crónico. Durante muchos años, me fui abriendo camino en una profesión en la que se supone que una debe estar <<en contacto>> con las propias emociones. Pero no era así. Podía componer montones de hermosas frases que describían noticias y emociones, pero no eran las mías. Leí en los viejos pergaminos de tío Jaime. Leí mucho acerca de los diversos tipos de emociones y de cómo las experimentan las personas, pero no era más que otro hecho psicológico que almacene en mi cerebro. En realidad Lutgardo; tenían muy poca experiencia personal sobre el tema que estudiaba con tanta diligencia.

Lutgardo: Querida amiga; me solía preguntar qué era lo que me pasaba, por qu´no parecía sentir las cosas con tanta intensidad como otras personas. ¿Por qué me sentía tan aburrido, sin sentir nada importante, durante tanto tiempo? Flora; desde el principio de mi carrera trabajé con muchos clientes que sufrían de un exceso de sensibilidad emocional, personas que no tardaban en sentirse agobiadas por sus emociones y que eran incapaces de funcionar de modo saludable. ( un componente de muchos trastornos psicológicos muy estudiados).Yo sabía que esos clientes sufrían a causa de una incapacidad para filtrar las emociones no deseadas o triviales.

Flora:Pero,¿y los que parecíamos ser menos sensibles emocionalmente que el resto de la gente? ¿No sería posible que también sufriésemos pero de manera distinta? Lutgardo; me daba la impresión de que había también mucha gente que padecía una incapacidad para sentir, pero acerca de ello se había escrito mucho menos.

Lutgardo: Querida, tenía muy claro(al igual que muchos investigadores) que tenía que ver con los umbrales emocionales, o el punto en que se llegan a sentir las emociones.

Flora: Me dí cuenta cuando estuve de corresponsal en Siria; que algunas personas cuentan con umbrales emocionales muy bajos(son muy sensibles a las emociones), y otras, como yo, teníamos umbrales emocionales muy elevados(menos sensibles a las emociones).

Lutgardo: Querida Flora, yo tenía muy claro que tenía que ver con umbrales emocionales, o el punto en que se llegan a sentir las emociones. Algunas personas cuentan con umbrales emocionales muy bajos, el cuerpo cuenta con muchos tipos de umbrales. Por ejemplo, contamos con un umbral auditivo que es el nivel de decibelios al que un sonido se hace lo suficiente fuerte para ser escuchado, y un umbral táctil que es la temperatura a la que la sustancia empieza a parecernos calientes o frías. El umbral emocional es la intensidad que deben alcanzar las propias emociones para poder manifestarse en la conciencia. En otras palabras el punto en que sentimos emoción.Ése es el trastorno del descontento crónico: umbral emocional elevado. mi experiencia emocional estaba limitada a alguna sensación intensa, pero ocasional. La mayor no sentía gran cosa. Me aburría con facilidad, y de sentir algo, solía ser frustración Querida amiga; anhelaba pode sentir algo intensamente. Anhelaba una satisfacción y plenitud duradera y verdadera.

Flora: Amigo mío le comprendo; hubo un tiempo que deseaba poder seguir  sintiendo amor, tal y como sentí la primera vez que me enamoré, una emoción que se había convertido en recuerdo. Lutgardo; solía sentirme como si estuviese presenciando un mundo en tecnicolor a través de un receptor en blanco y negro. En aquellos años de la posguerra española, todo el mundo parecía tener una experiencia vital mucho más rica que la mía. Querido;¿cómo empieza ese trastorno? ¿Puede una persona bajar su umbral emocional? Me parece Lutgardo; que esas preguntas son importantes para todos aquellos que padecen descontento crónico.

Lutgardo: Flora, querida amiga, primero y para empezar, estudiemos de cerca cómo se desarrolla un umbral emocional alto. Para la mayoría de los DCs, el problema radica en que aprendimos emociones vergonzosas a edad muy temprana.

Flora: Puede ser, porque recuerdo, que en mi infancia las  emociones eran cosas desordenadas, distrayentes y desagradables que no había que expresar según que compañías. En lugar de experimentar nuestras auténticas emociones, aprendiendo a ocultarlas del mundo que nos rodeaba. Por ejemplo Anika , Frida, Margarita y yo misma sufrimos de descontento crónico, y pude ser que de niñas fuimos educadas con mucha severidad. Si cometía el error de expresar una emoción no deseable, no representable, o inconsciente de acuerdo a su madre, era castigado. Por ejemplo: si se mostraba infeliz en un momento en que sus padres juzgaban inconveniente, se le decía que era malo. Si se sentía alegre o armaba jaleo, se le enviaba al cuarto a calmarse, sin antes dar unos cuantos azotes.

Lutgardo: Querida así es y recuerdo que; cuando quería relajarme después del colegio, quedarme un rato con los amigos, me decían mis padres; que era un vago y que más valía que me dedicase a algo de provecho, como arreglar a las gallinas o cuidar del huerto. Cuando quería ver una película cómica y reía las gracias, se me reprendía con acritud, diciendo me que seguramente tenía mejores cosas que hacer que ver la <>. Querida Flora, el efecto acumulador de todos estos mensajes tenía por efecto enseñarle dos cosas: 1º) que nunca debía confiar en sus emociones porque siempre le llevarían por mal camino, y 2º) que sólo debía permitirse sentir emociones <>. En pocas palabras, le enseñaron que hay emociones buenas y malas Y que la gente buena solo permite las buenas. desesperado, como cualquier niño, por complacer a sus progenitores, se creyó el cuento a pies juntillas. Se convenció así mismos de que su problema es que sentía emociones erróneas, y que sólo debía intentar sentir las <>.

Flora: Eso amigo, en pocas palabras, le enseñaron que hay emociones buenas y malas. Y que la gente buena sólo permite las buenas. Desesperado, como cualquier niño, por complacer a sus progenitores, se creyó el cuento a pies juntillas. Se convenció a sí mismo de que su problema es que sentía emociones erróneas, y qué sólo debía intentar las <<buenas>>. Amigo Lutgardo eso es lo que todas las personas con descontento crónico aprenden en un momento u otro: aprenden a evitar sentir todo lo posible.

Lutgardo: Siempre que de niño empezaba a sentir la manifestación de mis emociones, empleaba varias técnicas para distraerlas hasta que se apaciguaban. Querida amiga, inhabilitó esa parte de mi mismo que medraba en las emociones y aprendí a funcionar sin ellas. Las únicas emociones que podían atravesar el muro impenetrable que creó eran la cólera intensa, y en raras ocasiones, de amor y alegría. Durante esas contadas ocasiones en las que me veía superado por esas súbitas explosiones emocionales, me sentía anonadado y culpable. Me resultaba muy incómodo hallarse bajo la influencia de mis emociones y tan pronto como me era posible intentaba recuperar el control y ser más<<racional>>.Mi madre, estaba siempre diciendo:<<niño no te toques la colita>>, que te harás mucha pupa. Y ya ves un inútil sexual, no se ni lo que me gusta.

Flora: Su experiencia Lutgardo no es única. casi todos los adultos que padecen descontento crónico hablan de lo mismo, de aprender a poner las emociones de lado porque se sienten incómodos y culpables durante los raros momentos en que se sienten inundados por ellas. Piense en la capacidad de sentir como en un músculo: cuanto más se ejercita, más se utilizan.

Lutgardo: El pasado parece mejor que el futuro en algunos aspectos importantes. Las perspectivas de futuro parecen limitada.

Flora: Puede que esté descuidando un aspecto importante de su vida. Lutgardo es inútil anclarse en el pasado y culpar a los demás de sus problemas. Amigo mío, le sugiero, que tenga decoro y generosidad de espíritu o sufrirá pérdidas. Cultiva más su intuición y examine bien sus necesidades. Lo que desea en lo más profundo de su corazón se hará realidad.Tiene ante usted numerosas oportunidades. Ya ha superado el trance del descalabro de su pierna, la buena salud, el éxito profesional y una buena reputación que le toca a su puerta. Querido amigo; solo necesita un poco de paciencia y una organización inteligente, si sigue así podrá labrarse una fortuna que dará confort y seguridad no sólo a usted y a sus seres queridos, sino también a las generaciones futuras, muchos son sus alumnos. Para usted mostrarse receptivo y humilde será un reto. Ábrase a recibir la inspiración creativa. Una su fuerzas a la de los demás. Sea cooperativo y flexible. Será usted amigo Lutgardo respetado por su talento y buen hacer. Avance no retroceda. Esfuércese por conocer su verdadero objetivo y aproveche las oportunidades cuando aparezcan. Evite la distracción y no tenga miedo a tomar  medidas correctivas cuando sea necesario.

Lutgardo: Querida Flora; cuando no sentimos placer, ira, pena, o alegría, se puede decir que la mente está en equilibrio. Cuando estos sentimientos son avivados y actúan de modo proporcionado, se origina lo que podría llamarse un estado de armonía. Este equilibrio es la raíz de la que crecen todos los actos humanos,y es, asimismo, el camino universal que todos deberían buscar. Cuando imperen el equilibrio y la armonía, un orden feliz prevalecerá en el cielo y la Tierra, y todas las cosas tendrán alimento y florecerán. Las profesiones propias de la Tierra incluyen todo tipo de servicios: la construcción, los bienes raíces, la industria alimentaria, el marketing, la banca, las inversiones y la bolsa, la industria sanitaria, y todas las instituciones caritativas.Los chinos dicen que el Cielo es Yang y la Tierra es Yin. El Yang es activo y el Yin pasivo, y dado que la actividad culmina en descanso y el descanso culmina en actividad. El Yang se convierte en Yin y el Yin en Yang. Lo que se origina con el yang es recibido y complementado por el yin. Son inseparables, el uno implica al otro. O como dice Lao-Tse:

-Puesto que el ser y el no ser engendran uno al otro; la dificultad y la facilidad se complementa entre sí; lo largo y lo corto; las notas musicales y los tonos se armonizan y se suceden mutuamente. Yin y Yang son los aspectos del chi que se asocian a la constitución física de la persona, así como a la profesión y el hogar. Yang se contrae y produce densidad, gravedad, calor y actividad. Yin se expande y produce difusión, luminosidad, frío y reposo. La personalidad Yang es activa, dominante, concentrada y apasionada; la personalidad Yin es más completa, difusa, amable, tranquila y magnética. El Yin y el Yang son las fases negativas y positiva del flujo cíclico del chi. Son el origen de la fuerza, el comienzo de todo; y puesto que constituyen los principios básicos que rigen el universo, son la causa de la vida y de la muerte.

Flora: He estudiado mucho y la sabiduría oriental me fascina. El Feng Shui, me encanta, dice: que el Chi, es la esencia de los principios del cielo y de la Tierra, del tiempo y del espacio, y por tanto de todos los fenómenos relacionados; es la fuerza del cambio y la transformación. El chi se refleja en el recorrido de los astros en el firmamento, en los ciclos de las estaciones y del tiempo, en las ondulaciones de la tierra y en las mareas del mar, en nuestros cambios corporales, en las emociones y pensamientos, así como en los cambios de fortuna que experimentamos. Todo respira y se mueve de acuerdo con él. Todo procede de él ,existe a través de él, y retorna a él.

Lutgardo: Así es amiga;el ciclo del chi, de aparición y desaparición, afecta a todas las cosas, incluso a una piedra. Aunque al hombre la piedra le parezca inalterable, en la eterna andadura del universo aparece y desaparece en un instante. Como Chuang Tzu muy bien dijo:<>.

Flora: Dado que el chi es la respiración cósmica, el cosmos, o universo, es el que respira. La ciencia taoísta considera que el cosmos es un ser vivo orgánico lleno de vida, por lo que a veces se representa como a un dragón que corre a través del tiempo, el espacio, el cielo y la Tierra. El dragón simboliza el espíritu de la fertilidad y la nutrición. Como tal, emerge de las profundidades del mar y se eleva hacia el cielo. Está presente en las nubes tormentosas y en el relámpago. Su voz es el trueno. Cae en picado sobre la tierra cuando llueve, y se alza en abundantes cosechas. Como símbolo del China imperial, también representa la creatividad, la abundancia y la sabiduría. Los especialistas en Feng Shui, llamados <>, o lung jen en chino, ven el entorno como una expresión del chi. Entienden los principios de su generación y destrucción, y conocen los secretos de su transformación.

Lutgardo: Querida Flora, por eso es muy importante conocer el chi del terreno, donde vamos a construir una casa. Los rayos nocivos debilitan la energía y provocan enfermedades. En un lugar bajo la influencia de este estado, puede que se sienta fatigado o nervioso sin motivo aparente. Una casa construida sobre un suelo estancado, alrededor de la cual el aire es pesado, es un ejemplo de este tipo de lugar.(Ambos respiran profundamente, y reciben la fresca brisa de la mañana chipionera, la falda de Flora vuela al viento, ella se toca, las piernas, y se envuelve en su falda dando un giro, se tambalea, se agarra al brazo de Lutgardo, y se le acerca al oído como la que le cuenta un secreto o le hace una confidencia).-

Flora: Lutgardo, sabes que este Santuario de Regla alberga grandes misterios. Se dice que en los años cuarenta fue refugio de Adolfot Himnler. Jaime, dejo algunos viejo legajos y algunos libros antiquísimos. entre agosto y septiembre del año 1.903, un extravagante texto anónimo titulado<<Programa judío de conquista del mundo>> Dos años después apareció una edición completa en un solo folleto bajo el nombre de El origen de nuestros males. Esta publicación causó un profundo malestar no sólo entre las autoridades locales, sino en la mayor parte de la población que tuvo acceso a la lectura, porque el<<TESTAMENTO DE SATANÁS>>, como fue calificado a nivel popular, contenía reflexiones de este porte:<<Aquellos que seducen al pueblo con ideas políticas y sociales están sujeto a nuestro yugo. Sus utopías irrealizables están socavando el prestigio de los gobiernos nacionales y los pilares de los actuales Estados de derecho.(…) Después de desprestigiar a las monarquías, haremos que salgan  elegidos como presidentes aquellas personas que puedan servirnos sumisamente. Los elegidos deben tener algún punto oscuro en su pasado con el fin de tenerlos amordazados, por temor a ser descubiertos por nosotros, a la vez que, atados a la posición de poder adquirido, disfrutando de honores y privilegios, se sientan ansiosos de cooperar para no perderlos(…) Cuando ,decepcionados por sus gobernantes, los pueblos empiecen a clamar por un gobierno único que traiga paz y concordia, será el momento de entronizar a nuestro soberano>>.

Lutgardo: Sin embargo, la difusión masiva de estos escritos se produjo a raíz de su inclusión en la obra de Serge Alexandrovitch Nilus <<Lo grande en lo pequeño>>: El Anticristo como posibilidad política inminente. Escritos de un ortodoxo, editada en 1.905. Nilus ya había publicado una edición príncipe cuatro años antes pero ella aún no estaban incluidos los que desde entonces se conocen como <<Los protocolos de los Sabios de Sión>>, uno de los libros más vilipendiados del siglo XX. A diferencia de otros textos de la época como El Capital, cuyo dos volúmenes se reeditan periódicamente. hoy día resulta complicado encontrar un ejemplar de <<Los Protocolos>> en el mundo occidental fuera del circuito de la librerías de viejo o de Internet. Y eso que en su época fue todo un bestseller, que llegó a ser calificado por el ocultista René Guenon como la más clara demostración de<<la táctica destinada a la destrucción del mundo tradicional. Los escritos en sí son de lectura complicada porque parecen hablar de muchas cosas diferentes al mismo tiempo, sin orden aparente, aunque todas ellas especulan sobre un monopolio del poder……..

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s