Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 23º 2ª P.

Margarita anduvo toda la tarde recorriendo los lugares donde se reunían, preguntó por él, lo llamó a gritos, lo busco en el Círculo de artesanos, en el Bar de Balbino, fue hasta Bajo de Guía, y, por último, al caer la noche se acostó vencida, sin comer. Lloraba en su enorme cama con dosel, dolida y sin consuelo, hundió su cara en la almohada y lloró hasta que el sueño la venció. Le extrañaba. Debido a la agitación que la azotaba en esos tiempos tan difíciles para ella. David había decidido viajar solo, a México, necesita estar un tiempo solo. Debido a la agitación tan grande y constante que reinaba desde hace un año en villa Margarita, se dio cuenta de que su madre se moría y  quería estar cerca de ella. La relación de ambos había sufrido un gran deterioro, grandes cambios llegó a sus vidas. Descubrió un día que Margarita, andaba tonteando con un joven torero sevillano, ella solía salir mucho a las capeas con sus nuevas amigas. Los sólidos principios de David no podía con aquella vida. Ella era como si hubiera encontrado su sombra. Se convirtió en el mecenas del muchacho, su relación no iba más allá del juego romántico de las capeas, y, el dinero que Margarita aportaba al muchacho, tenía ilusión verlo vestido de luces en la Maestranza de Sevilla, ella, apostaba fuerte, y busco a Rabioso, para que hiciera de Alejandro Mata un gran torero. Malena la reina de las papas aliña la acompaña siempre, desde que se conocen en el bar la Barbiana se hacen grandes amigas y son junto a Charito López y  Carlota, sus amigas compañeras  de capeas. Buena gente que apoyan a Margarita en sus peores días.

Ese verano de 2.016 se anuncio temprano con un calor seco y bochornoso, que cubrió la ciudad de vientos de levante, fue un verano muy extraño. Entretanto los niños crecían sin el cariño de sus padres, andaba a tientas por la vida, la casa ya no la conocía nadie. Los destrozo como si un terremoto los hubiera sumido en un extraño letargo. La casa estaba como de luto. Los criados tuvieron que hacerse cargo de la casa. Frida, les decía; no podéis consentir que toda vuestra vida se vaya al traste, por cuatro tonterías.-David le decía.-Frida, no puedo impedir que el mundo cambié, mi madre se muere, mi país me necesita, quiero hacer algo por ellos. Se lo merecen todo. -Frida se puso horrorizada.- Era la primera vez que lo veía con mal humor. David,  estaba tan en contra de Margarita en esos  momentos en que ella parecía haber perdido la cordura, ella, quería parar el reloj del tiempo, temía a la vejez,se llevaba todo el tiempo llorando ante el espejo y comprando todo tipo de cremas, que despues no se pondría nunca.-

Margarita mientras tanto parecía una lunática retirada en su cuarto tirada sobre la cama, leyendo novelas románticas como una adolescente, viendo la televisión, y comiendo toda suerte de chucherías. Su móvil último modelo la tenía todo el tiempo conectada con sus amigos, sin dar muestras de estar en el mundo Margarita estaba como ausente.<<Los últimos en darse cuenta de las cosas somos siempre los dolientes, no nos enteramos de lo que pasa con nosotros, con los que tenemos a nuestro lado>>. David le habló de lo que estaba pasando en el mundo y en su país, de la guerra de Siria que tenía a media humanidad sumida en una agonía de campo de concentración. Le habló de cómo la gente llegaba a la Isla de Lesbo en pateras de la muerte de los niños que se ahogaban, sin poder tomar tierra, de la fatiga de la gente expulsadas de sus casas por impago, de la crisis.-Y nada parece que le importara.-

David, antes de partir, le habló de la gente que estaba sumida en un destripadero de bombas y metralla, y, le habló del reguero de viudas y huérfanos, le habló de los trabajadores en Europa y en Norteamérica, cuyos derechos eran respetados, porque la mortandad de sindicalistas y socialistas de las décadas anteriores había producido leyes más justas y gobiernos como Dios manda, donde los gobernante no se roban la leche de los damnificados. No quiso hablar nada más de las cosas agradables. Porque en esos días de verano el mundo de la política en España parecía haberse apolillado, con tantos casos de corrupción. Ella entendía, pero en ese momento su único era aspirar…..Y estar cerca de sus amigos. Estaba desesperada, sumida en su silencio.-Pero, antes de marchar David, ella le recordó  a él, la historia del dirigente socialista, que cuarenta años antes andaba recorriendo la región en bicicleta, introduciendo panfletos por los bares por plazas y calles y organizando a los obreros, hasta que lo atraparon y lo mataron a palos y lo colgaron de un poste del telégrafo en el cruce de dos caminos para que todos pudieran verlos. Allí estuvo dos día y dos noches columpiándose contra el cielo hasta que llegaron los policías, y lo descolgaron. Para disimular le echaron las culpas a los nativos, a pesar de que todo el mundo sabía que eran pacíficos. Te pueden matar a ti David. Ella trató de abrazarlo, pero él la esquivo y le hablo, con malhumor.-¡Te matarán las guerrillas! ¡Te matarán los pandilleros!.

Sé que no soy perfecto, pero no quiero ser el gran cornudo consentidor.-<<Como los niños se hacían fuerte y brutales en este juego macabro, Se cazaban como el gato al ratón. Sin darse tregua, se hablan y se acusan. Son los celos que los que mata a ambos. Ahogados los dos en una pulposa desavenencia>>.- A Margarita no le interesa los asuntos domésticos. Vagaba por las calles. Al llegar a casa se paseaba por todas las habitaciones sin extrañarse de que todo estuviera en perfecto orden de limpieza. Se sentaba a la mesa sin preguntar quién cocinaba, ni quién compraba, le daba igual quien la sirviera, había olvidado sus antiguos modales, y a veces se olvidaba de sus propios hijos, sin embargo, parecía estar siempre presente, como un hada feliz y alegre, a cuyo paso echaban en otro tiempo, los hombre la chaqueta para que por ella pisara. Se vestía toda de negro, por consejo de un amigo vidente llamado Alfredo. Vestía de oscuro porque este le dijo que así no despertaba envidia, entre sus amigas y vecinas. Alfredo le dijo; que con los trajes sencillos pasaría desapercibida, y así evitaría el mal de ojo. Lo cierto es que el vestir de negro ayudó a que Margarita entrara en depresión. Ella estaba muy lejos de aquella mujer, siempre vestida de batas blancas limpias y reluciente, que le regalaba su marido.-

-Margarita sufría arrebatos de desesperación, porque ella trataba al joven  torero, como trataba a todo el mundo, con la misma simpatía con que trataba a toda la gente, le compraba los novillos para las capeas, pagaba los trajes de luce y los gastos de viajes y juergas en los tentaderos, y hay quedaba todo ella le era fiel. El amor desmedido que le tenía a su marido la tenía fuera de sí, sin duda David era el hombre más importante de su vida. A veces perdía la paciencia y salía lejos de la villa, tomaba el camino hacia la sierra y se iba a la finca de Grazalema, que la habían dejado en manos de Mariquita Luna y de Roberto. Allí llegó una mañana buscando consuelo, en sus amigos. Reposaba a su lado, sin querer contar les nada, a ninguno de los dos. El orgullo desmedido de Margarita, llegó a sacudir furiosa a Mariquita, culpándola de que acausa de sus consejos su marido andaba tan lejos de ella. Margarita se convenció de que toda la culpa la tenía Mariquita. Que había sembrado la cizaña y lo había contaminado con un germen maléfico y había creado un muro entre ellos. Margarita lo llamaba con el mismo ímpetu y estremecimiento y la misma insistencias, en su lecho lloraba todas las noches hasta el amanecer. Los dos esposos pasaron a ser rivales declarados, sin posibilidades de arreglo. Se median en la distancia, se hablaban e inventaban argucias para descalificarse mutuamente. A los ojos de Marquita estaba ocurriendo algo muy sospechoso. Con los días la atmósfera de la finca de Grazalema andaba como espirituada,se hizo irrespirable densa y sombría, hasta Margarita parecía un fantasma, ni asomo de lo que fue poco tiempo antes. La única que parecía ajena de todo lo que estaba sucediendo  era Frida, su compañera y amiga fiel.

Margarita estaba por completo enajenada, tanto que su distracción e inocencia no se dio cuenta, de nada se daba cuenta. El odio de Margarita y de David, fue creciendo tanto que él la culpo de vigilar lo tanto que lo agobia en su trabajo; decía: que Margarita lo vigilaba día y noche, David demoró mucho tiempo en estallar. Empezó con un malestar disimulado y un deseo de ofender hasta en los mínimos detalles, los pequeños detalles de sus observaciones lo tenía endemoniado. Desde Lutgardo dió con su pierna rota en el hospital Virgen del Camino, las cosas entre ellos marchaban mal. Estando rezando delante de la Virgen de Guadalupe le vino un relámpago, un destello de luz que despertó su mente y abrió su corazón.-(David se quejaba tiempo atrás de tener una opresión en el pecho, explicaba él, que era como si una garra le apretara estrujando su corazón)- ¡Te maldigo Nicolás! Dijo David. Se le vino, una visión a la cabeza, mientras visitaba  a su madre en el hospital de las hermanas de san Francisco. Al ir a dar las gracias a la Virgen Gadalupana.- Nicolás, había tratado de seducir a David, y junto a Rocío la bestia carnicera,(que así le llaman los conocidos), le habían encargado un trabajo de magia a una tal meiga……y la luz se encendió en la cabeza de David. Vió con claridad, como había en el cajón de su despacho escondido al fondo un…….Llamó con urgencia a Roberto, le comunico lo de su visión. Allí encontró…..A Margarita le dieron un baño, con sal, romero, ruda y salvia. Mandaron limpiar la casa con sal y ruda, todos los muebles con agua bendita, puertas y todas las zonas del jardín fueron bendecidas por el cura párroco don….Y, a Margarita, la limpió Rosa Armada una vidente de Sanlúcar, que hizo un excelente trabajo y a pesar de todo, se arreglo y las cosas volvieron a la normalidad y David volvió con sus padres a Sanlúcar de Barrameda. David, descargo su furia contra Nicolás. Le prohibió acercarse a la villa.-Se preguntaban, ¿qué por qué las Leyes no amparan,a los afectados y no castigan a la gente que hace uso de las malas artes, para perjudicar a los otros?.-¡Te maldigo Nicolás!-le grito margarita, que, ¡desgraciada me has hecho!.¡Siempre estarás solo, se te encogerá el alma y el cuerpo y te morirás como un perro! Y salio para siempre de villa Margarita. Y, David, le volvió a prohibir que se acercará a  su casa y a sus hijos.

Nicolás le dice.-¡Marido cornudo e insatisfecho!. Casado con una fulana por su dinero.¡Vete a tu tierra! perro negro americano, a qué viene a quitarnos el trabajo. El odio de Nicolás es patente en sus ojos, nada hay más violento que un amor despechado.-Siguió acusando a Margarita, de pervertir a la gente, a  todo el mundo con su escandalosa vida. -Margarita, ya tenía los nervios bajo control. Llegó a perder el miedo a Nicolás y a todos los espíritus infernales, pues Rosa Armada, le ha colocado el sello de San Miguel, protector de todo lo inmundo del mundo invisible y visible, y se siente más fuerte y valiente. -No soy yo la que he cambiado. Es el mundo el que ha cambiado. -Esa noche comieron en la vieja mesa del jardín bajo la parra.- Lutgardo estaba enfrascado en su monólogo de siempre sobre los mal nacidos que muerden la mano de los que le dan de comer<<¡y todo por culpa de esos politicastros del demonio!>> como ese nuevo candidato socialista que se atreve a cruzar el país de Norte a Sur en su coche de pago a letras, soliviantando a la gente de paz con su fanfarria bolchevique.-( Por qué para él todos los sindicalistas y socialista son unos sin vergüenzas.)- Pero más le vale que aquí no se acerque, por qué si se baja del coche, nosotros lo hacemos puré, ya estamos preparados, no es posible que los flojos lo mismo que nosotros.- Margarita le para: Lutgardo; como se le nota su vena azul gaviota….. esos flojos como usted le llama, no tienen la culpa de tener trabajo tres o cuatro días de vez en cuando, que en esos días los tienen de sol a sol, recogiendo papas o zanahorias. Y, la viña es triste saber la historia de esta gente del campo andaluz…

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s