Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 36º 2ª P.

Mucha gente se pregunta cómo es el cielo y quienes viven allí. Este es un tema sobre el que siempre se ha especulado mucho. Hay personas que piensan que es un lugar donde residen sus antepasados, a quienes deben honrar. Algunos se imaginan el cielo como  un lugar donde reinan la paz y la felicidad, y donde habitan los ángeles y las personas buenas que han muerto. También hay quien cree que es la morada de ciento de millones de dioses. Con respecto al mundo espiritual, muchas personas afirman que no hay manera de saber nada sobre él porque nadie ha venido de allá para contarnos cómo es. Pero ese argumento es erróneo. Jesucristo ya vivía antes de venir a la Tierra. Y lo confirmó abiertamente cuando les dijo a unos líderes religiosos del primer siglo: ¡He bajado del cielo para hacer, no la voluntad mía, sino la voluntad del que me ha enviado!. Así que Jesús estaba hablando de primera mano cuando dijo a sus apóstoles: ¡En la casa de mi Padre hay muchas moradas!(Juan 6:38; 14:2). El Padre de Jesús es Dios el Creador, y su “casa” está en los cielos (Salmo 83.18). Por lo tanto, nadie puede explicar el mundo espiritual mejor que ellos. Mediante espectaculares visiones, Dios y Jesús han revelado mucha información del cielo a los profetas. El mundo espiritual no es como el mundo físico, donde las cosas se pueden tocar y palpar. Por eso, en vez de explicarnos cómo es el cielo en términos espirituales-que no entenderíamos-,Dios diseñó esas visiones para mostrarnos realidades espirituales de una forma más fácil de entender. Analizarlas  nos ayudarán a conocer mejor a quienes habitan en las”muchas moradas” de la región espiritual. La Biblia contiene impresionantes relatos de visiones que nos permiten “asomarnos” al mundo espiritual e invisible. Y aparte hay infinidad de libros con experiencias de gente contemporánea.

El Creador el Padre Eterno, Dios es el ser Supremo. “Un trono estaba en su posición en el cielo, y hay uno sentado sobre el trono. Y el que está sentado es, en apariencia, semejante a una piedra de jaspe y a una piedra preciosa de color rojo, y alrededor del trono un arco iris de apariencia semejante a una esmeralda”. (Revelación/Apocalipsis/ 4:2,3). “Él tenía un resplandor todo alrededor. Había algo como la apariencia del arco(iris) que ocurre en una masa de nubes en el día de una lluvia fuerte. Así era la apariencia del resplandor que había alrededor. Era la apariencia de la semejanza de la gloria de Dios”(Ezequiel 1:27,28). Estas visiones que recibieron el apóstol Juan y el profeta Ezequiel describen el esplendor de Dios el Altísimo, con elementos que identificamos fácilmente:deslumbrantes piedras preciosas,un arco iris y un trono majestuoso. Revelan que la presencia de Dios es de una belleza impactante, que transmite calma y serenidad. Ambas descripciones de Dios concuerdan con lo que escribió el salmista:”Dios es grande , bueno y amoroso y ha de ser alabado en gran manera”.Los ángeles son  su ejército, y hay miríadas por los cielos y la Tierra……

Margarita: En un descuido, se fue Lutgardo,era un mago, un encantador que podía leer los pensamientos de la gente, tenía grandes dones,¡el cielo lo bendiga! y que Dios lo tenga a buen resguardo. Últimamente arrastraba una vida de celos, vivía torturandose, siempre sospechando de las infidelidades de Nicolás. En cada luna nueva pedía y rogaba, y todos los días con nuevas sospechas, esa flaqueza le debilito en gran manera. Si, esa es la cuestión, pues, hablando francamente, haber rechazado tantas preposiciones de gente de toda condición y color, a lo que siempre tiende la naturaleza.¡Uf! Puede husmearse en todo ello un deseo muy corrompido, indecorosa disposición, tenía pensamientos poco naturales, no hablo mal de él, no mal precisamente, solo que lo vi tan abatido, con esta relación, y que yo lo considero amigo, aunque según se mire fue nuestro peor enemigo.

Flora: Me alegro de encontrarlo ya enterrado poco me gustan los funerales. La verdad, es que se descuido, se enmaraño en el mundo de los celos, y su corazón le jugó una mala pasada. Me dijo, que le dolía en el centro del pecho, que le latía con fuerza el corazón, para mí, era cosa corriente, siempre refunfuñando. Si fue falso ese Nicolás se estuvo burlando de Lutgardo y le sacó grandes cantidades de dinero. Sabe Dios cuanto.

Margarita: Lutgardo tuvo una doncella llamada Aurora; estaba enamorada de Nicolás, y está mujer enloqueció, y nunca sano, aún anda liada con terapias. Flora, querida amiga, ¿como te va el relato del joven piloto que recurre a toda su destreza para superar un duelo solitario con la muerte?. ¿No lo escribirás superficialmente?.

Flora: ¡Este libro antes de ser escrito tuvo que ser escuchado por su narrador! Mi amigo era un joven aviador que tuvo que pulirse con la competencia, llegando a la madurez de una filosofía de la vida plena, sin embargo, entre líneas emerge el retrato de este guapo e intrépido aviador que me relata su destreza para superar un duelo en solitario contra la muerte. El retrato del aviador como una raza que trata de proyectarse hacia el exterior, al mundo de luces y estrellas bravas.

Margarita: Muy pocas veces se llama la atención sobre el hecho de que, para llegar a volar, el hombre ha tenido que recurrir a lo más profundo de su corazón y de su mente. en un grado mucho mayor que en cualquier otra experiencia anterior.

Anika: No existe nada en la naturaleza física del hombre que lo prepare para volar: Innumerables generaciones han enraizado los instintos humanos a los hábitos limitados por la tierra, mucho ha llovido desde Da Vinci, mira que le hacía ilusión volar, y ha dejado sus diseños de las alas, esas con la que trataba  explorar el cielo.

Flora: Todo aquello que pertenece al vuelo ha tenido que ser inventado…el avión, los instrumentos, los motores, los sistemas de conducción, las comunicaciones, los aeropuertos, todo. Y más aún, el hombre ha debido transformar millares de descubrimientos científicos en compromisos prácticos que pueden ser trabajados, dejándose llevar en un proceso de experimentos sin precedentes.

Anika: Querida, cuando contemplo todo esto después de una vida en íntima relación con ello, me maravillo más por la profundidad de los recursos espirituales e intelectuales del hombre que por las altitudes o velocidades de sus vuelos. ¡Que maravillosos amantes son los pilotos! No preguntarme, pero alguna experiencia. Conocí a un gallardo y galante caballero ingeniero de una escuadrilla inglesa,o era americano, no sé quizás francés, si, fueron cinco o quizás siete, no sé, pero sí que recuerdo sus inagotables noches de amor, más de tres horas haciendo el amor, eso sí, esos sí que eran ¡hombres! Unos grandes amantes de la vida y del amor…Grandes.

David: Amigas mías; nuestro triunfo moderno de intentar alcanzar las estrellas es tanto una proyección del espíritu humano como una apertura en el campo de las ciencias.¡La ciencia es el servidor! ¡El espíritu el amo! El amor del piloto que brilla a través de su avión, de la dedicación de un oficial hacia su patria, de la determinación de un joven hombre de pagar su deuda de libertad en el combate contra las tormentas, la noche y el temor.¡Para escribir un libro sobre pilotos hay que volar primero!.

Flora: ¡Este libro mío antes de ser escrito tuvo que ser volado! Quienquiera que lo lea se encontrará encerrado en una cabina con Robert Jon, no sólo durante un vuelo sino durante miles de horas en las cuales demuestra su destreza.

Anika: Europa es un lugar tremendamente pequeño, no sé a quién va a interesar un libro sobre un aviador y sus hazañas, suerte querida.

David: La semana pasada me senté en un sofá de imitación de cuero , en el salón de lectura del Ateneo, comencé a leer una de esas ajadas revistas que han sido manoseada de principio a fin. Aprendí algo en ella. Leí un artículo acerca de un par de pilotos que volaban de Francia a España en un reactor de entrenamiento, un reactor de entrenamiento, un Lockheed T-33 de dos plazas. Media hora antes de llegar a destino, el piloto que iba en el asiento posterior estiró la mano para ajustar la altura del asiento. Sin advertirlo, movió la palanca que disparaba la bomba de gas carbónico para inflar el bote salvavidas instalado de bajo el cojín del asiento eyectable. La embarcación se hinchó, llenando todo el espacio de la cabina posterior, aplastando al desafortunado piloto, dejándolo primero contra su cinturón de seguridad y el arnés que sujeta los hombros. Esto mismo ya había sucedido antes con los botes salvavidas, de manera que en las cabinas se incluye una pequeña navaja para ser utilizadas en estos casos. El piloto de la cabina posterior agarró la navaja y en un segundo el bote explotó en medio de una nube de gas carbónico y polvos de talco. el piloto de la cabina delantera, que iba preocupando con la navegación y no había advertido el drama que sucedía tras él, escuchó la explosión y, de inmediato, su propia cabina se llenó de polvos de talco, confundiéndolos con humo.

Flora: Lo normal es que cuando un piloto escucha una explosión y la cabina se cubre de humo, no creo, que vacilé un instante. De inmediato se corta la alimentación de combustible al motor. Eso es lo que se debe hacer, eso creo yo.

David: Así fue como el piloto de adelante cotó los gases y el motor se detuvo. En la revista dice: que en medio de toda la confusión, el piloto de la cabina posterior había desconectado el cable del micrófono y supuso que la radio estaba fuera de servicio. Cuando se dio cuenta de que el motor había dejado de funcionar, alzó los brazos de su asiento eyectable, tiró de la palanca de acero y fue despedido del avión. El paracaídas se abrió y cayo sano y salvo en medio de un pantano. el otro piloto siguió volando y realizó un aterrizaje de emergencia en un campo abierto. Todo sucedió tras una cadena de errores fantásticos. Mis risas atrajeron la atención de todos los que estaban en el salón. Y mientras les contaba lo que había leído, anoté los hechos en mi mente como algo que debía ser recordado, para que me sirva en las terapias a pilotos.

Margarita: ¿Quien lo diseñó primero?. En el aire además de las aves, murciélagos e incestos que surcan los aires, la atmósfera está llena de polen y otras esporas, así como semillas y en ciertas regiones de miles de distintas clases de microbios. La diversidad de vida microbiana en el aire va”a la par con la diversidad de los microbios en el suelo”. El agua, los océanos sigue siendo un gran misterio, pues la exploración de las profundidades marinas implica el uso de medios técnicos muy costosos. Hasta los arrecifes coralinos, tan accesibles y estudiados, quizás alberguen millones de especies aún desconocidas. ¿Surgió por azar tan gran variedad de vida? Muchas personas nos preguntamos; ¿cómo pueden volar los aviones?.

David: Querida esposa, muy buenas preguntas. ¿Quién lo diseño primero?. En los últimos años, científicos e ingenieros han sido instruidos, en un sentido muy real, por las plantas y los animales. Tales expertos estudian e imitan las características de los seres vivos-disciplina conocida con el nombre de biomimética-en un intento de crear nuevos productos y mejorar los ya existentes. ¿A quién pertenece en realidad el mérito de estos diseños de nuevos y fantásticos aviones , cohetes, satélites…?etc. Los científicos e ingenieros aprenden de las alas inspiradoras de la gaviota, aprenden de las aletas de la ballena, imitan las patas de la gaviota.

Margarita: ¿Qué pueden aprender los ingenieros aeronáuticos de la ballena jorobada?. Por lo visto, dicen, que mucho. Hay que tener en cuenta que un ejemplar adulto pesa unas treinta toneladas, lo mismo que un camión cargado, su cuerpo es relativamente rígido, tiene grandes aletas a modo de alas y mide hasta 12 metros (40 pies).

David: Con todo ese peso, y su agilidad en el agua es sorprendente. Los investigadores tenían gran curiosidad por saber cómo esta criatura de cuerpo flexible nada en círculos tan increíblemente cerrados. Descubrieron que el secreto residía en la forma de sus aletas. Estas no tienen el borde anterior liso, como las alas de un avión, sino dentado, con una serie de protuberancias llamadas tubérculos. Cuando la ballena se desplaza por el agua, tales abultamientos aumentan el empuje, o fuerza ascensional, y disminuyen la resistencia del avance. Según la revista Natural History, los tubérculos aceleran el paso del agua por encima de las aletas y generan el flujo rotatorio ordenado, aun cuando la ballena ascienda en ángulos muy pronunciados.

Margarita: ¿Qué aplicaciones prácticas ofrece este hallazgo? Si las alas de los aviones siguieran este mismo modelo, necesitarían menos alerones y otros dispositivos mecánicos para modificar el flujo del aire; además sería  más segura y se facilitaría su mantenimiento. Según John Long, experto en biomecánica,”es muy probable que pronto veamos en todos los aviones de pasajeros las mismas protuberancias que tiene la ballena jorobada en las aletas”. ¡Inspirados ingenieros, en las alas de las gaviotas!. Los aviones vuelan ajeno a la tierra, una aventura en los cielos, que los pilotos conocen como nadie, ellos saben de muchos secretos muy bien guardados, porque sus códigos de conducta así lo requiere, y ellos son fieles y leales……

David: Sí, querida, ellos viajan entre el espacio y el tiempo, son viajeros espaciales, que viven mil aventuras hay arriba en el espacio, una vez tomada la decisión, la siguen sin temor. Las causas de temor sólo suelen aparecer en aquellas horas intranquilas antes de poner en marcha el motor, cuando no se toman la molestia de estar alerta. Si se concentraran en la tierra podrían estar temerosos, en un plano teórico y distinto. Pero, hasta el momento, no he conocido al piloto que se concentre en esa situación. Me gusta volar, de manera que aprendo todo lo que puedo sobre los aviones y los pilotos. Pienso en mi trabajo de terapeuta, y lo miro, y lo trabajo bajo la misma luz que el constructor de un puente desde las que atas vigas de acero piensa en el suyo: tiene sus peligros, pero es una buena forma de ganarse la vida.

Flora: El peligro es un factor interesante, ya que el piloto desconoce si el próximo vuelo será tranquilo o no, igual, te puede suceder a ti en tu trabajo, supongo que a veces te llegarán personas y casos inusuales y sorprendentes.

David: Querida Flora; las situaciones poco corrientes vienen de distintos tamaños y para todos los gustos: desde la falsa alarma hasta las emergencias más críticas que pueden acabar con mi existencia como miembro viviente de este sector de la sanación olistíca. No creas querida amiga, en este trabajo a veces corremos tanto riesgo como los pilotos de combate, hay veces que en algunas situaciones libramos verdaderos combates, con los seres invisibles. Las pequeñas luces verdes de la esperanza, eso es lo que hay que encender en nuestros pacientes, hacer que estén alertas y se hallen firmes en su posición continua del ser personas apagadas durante un tiempo más prolongado de lo común, en una palabra, sacar a la gente de las depresiones y somatisaciones, que llevan muchas personas con entidades adheridas a su mente, e incluso en su aura, la forma de pensar, de sentir y de relacionarse con los demás adquiere un actividad caótica, se abandona así mismas. –

-La vida es dura, hasta que nos damos cuenta de la verdad; igual el suelo es duro para los pilotos en el momento de aterrizar, en ese momento se acerca con gran rapidez, aquí es donde termina el control y pasan a dominar el factor suerte, la mayor diferencia que se aprecia en la aproximación final radica en los ojos del observador; y son muchos los observadores. Cuando los vehículos contra incendios se lanzan sobre la pista con sus luces rojas encendidas, la tripulación de tierra y el resto de los pilotos se apresuran a trepar sobre las alas plateadas y cimbreantes de los aviones aparcados y esperan a ver qué sucederá. Los pilotos se saludan y despiden de esta manera: Buena suerte, quienquiera que seas, y no te olvides de mantener el morro alto todo el tiempo que puedas. Todo blanco, es intensamente blanco; ¡ojo!, mucho cuidado,¡suerte y fuerza, y vuela lo más rápido y alto que puedas!.

Flora: Mia migo Robert, me dijo, que al principio, se sintió preparado para ello. Me dijo: al principio, me sentí preparado para ello. En mis primeras horas de vuelo solo, cuando el motor sonaba un tanto extraño, pensé en el asiento eyectable. Cuando , por primera vez en toda mi carrera, se encendió la luz que indica sobrecalentamiento en la tobera de la cola, pensé en el asiento eyectable. Cuando prácticamente estaba seco de combustible y perdido en medio de una tormenta, pensé en el asiento eyectable. Pero esa parte de mi mente que se encarga de la cautela puede aullar de alarma todas las veces que quiera, hasta que logre penetrar en su juego y darme cuenta de que puede transcurrir toda mi carrera sin que tenga que abandonar el aviónn en pleno vuelo y en el frío de las alturas. Pero es bueno saber que, justo detrás del asiento, una bala de cañón de 35 milímetros espera el momento en que yo apriete el gatillo. Si me estrello en el aire contra otro avión, el asiento está atento para librarme de la muerte. Si pierdo toda la presión hidráulica sobre los controles de vuelo, también está atento. Si caigo en la barrena y no puedo recuperarme antes que la tierra se acerque demasiado, el asiento está atento. Ésta es una ventaja que no tienen los aviones convencionales ni los pilotos de transporte. Y siento un poco de compasión y hasta lástima por ellos, ya que deben hacer frente a una tarea muy peligrosa. Los pilotos de transporte, aun cuando no lleven pasajeros, si se estrellan contra otro avió en pleno vuelo no tienen la menor oportunidad de arrastrarse hasta la salida de emergencia y lanzarse en paracaídas. Sólo pueden permanecer en sus asientos y luchar con los inútiles controles de un ala que ha desaparecido y caer en barrena hasta que el avión se detenga contra la tierra.

David:¡Guau!,¡genial!, cuanta información te llegó de tu amigo, Flora, estoy seguro de que será un libro de éxito, sigue adelante y pon todo tu empeño. Querida Flora, pero no sucede lo mismo con los pilotos de mono motores. Se encuentre en un ascenso, o en un picado, o en vuelo invertido, o en barrena, o destruido en pedazos, es muy raro que el avión sea el lugar donde se encuentre la muerte. Y en ese margen transcurre cinco segundos desde el momento en que el avión deja la pista. Después de esos cinco segundos, ya he acelerado lo suficiente como para ascenderse a una altura que me permita saltar; antes de esos cinco segundos, puedo descender nuevamente sobre la pista e incrustarme contra la red de nylon y los cables de acero de la barrera de frenado de emergencia. Si me estrello contra esa barrera, incluso a 150 nudos, enganchó un cable de acero y el cable arrastra una larga cadena de ancla. Y no existe el avión en el mundo que pueda seguir avanzando para siempre con las toneladas de peso de esa cadena. Los cincos segundos son los críticos. Puedo saltar con el asiento eyectable incluso antes de recoger los flaps en el despegue y si el motor explota. Y no hay motor que explote sin advertirlo previamente.

Flora: Robert dijo: volar no encierra peligros y mucho menos si se trata de un avión de combate monomotor. Prefiero volar de un lugar a otro que trasladarme en esos aparatos increíblemente peligrosos que llaman automóviles. Cuando vuelo, dependo de mi propia habilidad y no estoy sujeto a las variables de otros conductores, de los neumáticos pinchados a alta velocidad, de las señales de cruce de caminos que no funcionan en los peores momentos. Una vez que logro conocer a mi avión, con sus procedimientos de emergencia y el asiento eyectable siempre atento, volar es muchas veces más seguro que conducir un coche. la verdad, es que los conductores tienen motivos, para tener el coche a punto, antes de salir a las carreteras y que todas las precauciones son pocas, hay viajar muy descansados ,frescos y muy conscientes.-

-Mi amigo Robert es muy poeta; él dijo: Mi avión y yo formamos parte de una larga cadena que se extiende desde la niebla del pasado a la niebla del futuro. Incluso ahora ya estamos obsoletos. Sin embargo, si una guerra estalla en el futuro inminente, al menos estaremos obsoletos valientemente. Fríamente a la luz de los hechos, senos comunica que no sólo tendremos que volar y enfrentarnos a las armas ligeras, a los cables y al fuego antiaéreo, sino también a los nuevos descubrimientos mecánicos que llevan en su cabeza los misiles tierra aire.

David: Después de observar las películas de estos misiles en acción, he pensado con frecuencia que me siento feliz de no ser un piloto de caza bombarderos. Me pregunto si, después de estudiar sus propias películas, no habrá también un piloto que agradezca de corazón no ser un piloto de caza bombarderos. En las charlas de mis círculos, cada cierto tiempo, nos referimos a los misiles y discutimos sobre su existencia y los diferentes sistemas de esquivarlos. Y, hablando de realidades, recordamos que nuestros aviones pueden hacer tantos impactos en un blanco como cualquier otro avión de combate. la mayor parte de nuestras palabras son verdad, pero se desarrolla una larga batalla mental para sumergir esas palabras que también son verdad y que dicen que los aviones son muy modernos y los hombres nos estamos quedando muy anticuados. En estos momentos vivimos con una sensación de inferioridad valientemente oculta. Como ciudadanos que pensamos queremos saber la verdad, no queremos estar en guerra con el cristiano ni mucho menos con el musulmán. Antes de morir Lutgardo tuvo unas visiones, cosa que le quedó claro, que los que están haciendo estos ataques a las principales capitales del mundo no es cosa de la gente religiosa, de ninguna índole. Estos ataques y conflictos los están provocando, estos individuos que se creen los amos del mundo, estos señores que quieren hacer un nuevo orden mundial, pero, según Lutgardo con un muro grande han topado. ¡Con Trump!. Trump tiene capacidad y el suficiente amor así mismo y a su gente, para agarrar a estos farsantes,……..

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s