Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 39º 2ª Pª.

Conforme él sol sale, su influencia llega cada vez más brillante. La virtud de una persona superior se vuelve más fuerte conforme se superan las influencias corruptora de la mera vida terrenal. El hombre sabio con su consejo, es capaz de influenciar a sus semejantes y de dirigir sus esfuerzos hacia acciones exitosas. No hace esto por su propia gloria, sino para la consecución de metas todavía mayores. Así, quienes se encuentran en posiciones superiores de autoridad no se siente celosos de sus logros, y son capaces de trabajar todos juntos en armonía. La asistencia de los demás puede ser esencial para progresar. esta no es razón para lamentar nuestras propias capacidades limitadas, que requieren ayuda. Hay momentos en que las acciones agresivas son necesarias para corregir los errores de quienes nos rodean. Tales acciones tienen sus peligros, y abusar de ellas conducirá al infortunio.  Si se denuncia a tiempo, entonces no habrá ocasión para el remordimiento. Agustina es una mujer acongojada por la pena, el sentido de culpa y, llega a villa Margarita, buscando ayuda y consejo de mano de David.-

-Todos tenemos las mismas oportunidades, pero es nuestra forma de vivir y de disfrutarla lo que nos hace diferente. Unos parecemos felices, y que el universo nos favorece y actúa a nuestro favor. Y otros, por el contrario, parecemos víctimas del universo, somos desgraciados y todo lo que nos ocurre tiene una parte negativa. Aprender que somos  nosotros mismos los que atraemos nuestra suerte:según actuemos ante el universo, así actúa él con nosotros.<> admitiendo que nada es positivo o negativo, sino necesario para nuestra evolución. Hay que confiar en el futuro, para descubrir todo lo positivo que encierra la vida. Tienes que tener una actitud de confianza en la vida y en lo que ella te ofrece, es por tu bien. Observa el mundo, y mira a tu alrededor, disfruta de todo lo positivo que tienes. Hay mucho que tienes que agradecer. Mira bien lo que tienes delante y saca le el mayor partido, todo es para ti. Los problemas, y lo desgraciada que tú sientes, sólo tú eres la culpable. estás juzgando tu vida y comparándola con una ilusión que queda a años luz y por ello te sientes como si fueras una víctima y el universo se hubiera confabulado contra ti. No tienes derecho a pensar ni a sentirte así, deja de mirarte el ombligo y piensa en los demás. Agustina, si observas encontrarás muchas otras personas que están en tu misma situación, incluso en situaciones que puedes juzgar como peores. Con esta actitud te estás haciendo mucho daño y no consigues emanar buenas energías. Tanto tú como los que te rodean necesitáis de esta energía positiva que estás encerrando en tu interior. Descubre lo positivo que hay en tu vida y dale las gracias al universo por ello. Este mundo no es perfecto, pero sólo de ti depende que lo hagas más agradable.<>, tu vida y tus circunstancias  no son mejores o peores que las de los demás, son las necesarias para que tu evoluciones.

Agustina: Mire usted, David; todas sus palabras son preciosas, como diría el mismo Cristo<<Perlas de sabiduría>>, pero, lo que le he dicho no es nada comparado con lo que me he guardado, me da asco y vergüenza de contar lo que me trae a su consulta, no sabes lo que sufro, y lo que sufren mis nietos y mis hijas.

David: ¡Claro! Ha llegado al final de una etapa de tu vida y es necesario que hagas balance de conciencia. Ten en cuenta no sólo los éxitos y los fracasos como resultados finales, sino lo que pusiste en marcha en cada proceso. Los sentimientos, las intenciones y las acciones que realizaste en cada momento tienen más importancia que los propios resultados que obtuviste. Estas en un momento en que tienes que descubrir, la lección que corresponde a esta etapa de tu desarrollo personal, recuerda las pruebas que la vida te ha puesto durante este tiempo y medita sobre el aprendizaje que has obtenido al enfrentarte a ellas, independiente mente de si en ese momento las superastes o no. Recuerda que no es necesario salir victoriosa de una prueba para aprender de ella. Toda esta enseñanza te será necesaria para la nueva etapa que vas a comenzar, es posible que en tu vida diaria no cambie absolutamente nada, el cambio estará en tu interior. Tu incapacidad para enfrentarte a los hechos. La ofuscación mental te está impidiendo ver tu realidad y tomar las decisiones necesarias para salir del embrollo en el que estás metida. Agustina, siento decirte; que no has superado alguna prueba que te ha puesto la vida y eso significa que para ayudarte en tu desarrollo personal, la vida te dará otra oportunidad, pero en este caso la prueba será más dura, más fuerte.

Agustina: ¡Más fuerte! y,¡más dura!.¡Tal vez si estuviese más tiempo, un poquito más en casa, no habría ocurrido nada de esto!-Explotó Agustina enfadándose de pronto – David la miró boquiabierto. Acababa de pasar a mejor vida Lutgardo, y hasta entonces Agustina no se había decidido hablar de lo que le venía ocurriendo, y ahora se atrevía a decir cuánto le estaba haciendo sufrir su ex marido Nicolás el amante de Lutgardo. Ella se culpaba de no estar más en su casa, su situación económica la había obligado a buscar dos trabajos, y se pasaba todo el día y parte de la noche fuera de su casa, y todo, para poder costear los gastos de los estudios de sus hijas. Sin darle tiempo a pensar una respuesta adecuada, resentida e hiriente, agustina continuó: -¿Y qué me dices de ese horrible individuo, Lutgardo? Me refiero a ese viejo que se llevó a mi ex marido a vivir con él.¡Vaya par de homosexuales! ¿Qué pasa con un tipo así que quería  que yo fuera un par de veces a la semana a su casa a  limpiar y cocinar? ¡Vaya poca vergüenza que gastaba este…! Y encima cállate Agustina, que estás loca. No, en realidad sí que me alegro, que se llevará al sinvergüenza de Nicolás. <<¡Qué demonios! De todas forma no me va a creer>>, pensó Agustina. Ella tenía la esperanza, esperaba una especie de justicia poética en el hecho de contarle la verdad. David ladeó un poco la cabeza y al fin sonrió.-De hecho te has librado de Nicolás, debes estar contenta, ahora tienes alas para volar a donde quieras. Tienes la oportunidad de rehacer tu vida.<<Antes de que Agustina reaccionase, David se encaminó a la puerta. Cuando la cerró, oyó los explosivos y repentinos gritos de Agustina.>>-¡Tú si que eres una mariposa, David! ¡Eres un maldito, un maldito marica! ¡Igualito, que esos dos sinvergüenzas del Nicolás y el Lutgardo! –

<<Agustina pensaba en su casa, la había tenido que abandonar, no soportaba el maltrato y los enredos con los que Nicolás la engañaba. Tanto en la parte delantera  de la casa de Agustina como en la parte de atrás había unos cuantos metros de césped mustio. La hierba estaba quemada, estaba todo seco, de un gris pardusco, como si el hollín de la barbacoa la hubiera tiznado, y ya nadie lo regaba, ni hacía falta cortarlo, por qué se había secado, era una pena ver los pequeños árboles cortado de cuajo, dejando ver sólo el tallo, y los rosales secos, las macetas de geranios echa una pena. Hubo un tiempo en que a Nicolás le gustaba cuidarlo, ya que lo que le gustaba era trabajar en la parte delantera para que todos los vecinos le vieran.- Agustina hablaba en voz alta, mientra David había salido a atender a una persona a la que le hablaba desde el teléfono. David abrió la puerta un poco y asomó la cabeza, y no pudo moverse se quedó pasmado escuchando la retahíla que salía de la boca de Agustina, ella estaba encendida en su enfado>>.

Agustina: ¡Hay Dios mío!, qué pena más grande tengo, esto que me pasa es lo más grande que le puede pasar a una madre. ¡Que nadie me cree! ¡Hay que triste es mi historia!. Quien se va a creer, sino me lo creo ni yo, no se como lo he podido soportar. Este Nicolás está loco de remate, o quizás este endemoniado, me ha hecho pasar por todo lo más doloroso por lo que una mujer y una madre puede sufrir. ¡Dios mío! ¡Si delante de mí tocaba a las niñas, les estimulaba sus…porque decía que había leído en la revista Interviu que era bueno y sano. ¡Dios mio! Que tenía la costumbre de andar desnudo por la casa, y lo que más le gustaba era bañarse con las niñas. ¿Dime que no es verdad Dios bendito?, aquél día que trajo del paseo a mi niña chica, chorreando de sangre, y me dijo que había perdido el pañal, porque se había hecho caca…….¡Dios mío!, que desde ese día mi niña hacía cosas muy extrañas, se golpeaba la cabeza contra la pared desde el andador, y…..Señor, que sólo tenía nueve meses. Y, no me digas, lo que me dijo el medico. “No denuncies, que será peor, si te separa no podrás controlar a tus hijas, a este le conozco desde que nació, hija es un malnacido, de seguro que te echa de tu casa y se queda con las niñas, aguanta por tus hijas”. ¡Dios mío!, que no se equivocó el médico. Que espere a que la chica cumpliera los dieciocho años para divorciarme, y tal cual me dijo el médico ocurrió; se quedó con la casa, y convenció a las niñas para quedarse con todo. Y por lo peor de todo he pasado desde entonces: calumnias y más calumnias. Desde que nos casamos hasta el día de hoy anda enredado con una de mis hermanas, y aún siguen liados. Mis ojos, los vieron juntos muchas veces, el teléfono móvil lleno de notas. Pero eso ya poco importa. Lo que de verdad me importa es que aún ande cerca de mis hijas. ¡Dios mío!, que hace pocos días escuche la noticia que me ha hecho saltar este pestillo que tenía cerrado, o al menos lo había intentado cerrar en mi cabeza con siete cerrojo todo este sufrimiento, pero, la noticia, salta y vota en mi cabeza, que dijo en la televisión: un abuelo abusa de sus nietos en su casa en el garaje, una niña de ocho años y un niño de cinco. ¡Dios mío, ayúdame! ¡Mira que voy a explotar!, mi cabeza, ya no aguantará más dolor, mi corazón siento volar.

<<Agustina está loca de dolor, no se ha dado cuenta de que David, escucha en la puerta, vuelve la cara, y se encuentra con los ojos de David, brillantes por las lágrimas.>> -¿Dónde demonios has estado?-Pregunta Agustina.-No me hagas caso,¿no habrás estado escuchando, verdad que no?-No- Murmuró David cerrando la puerta de golpe, y ella sin venir a cuento esbozó una de sus extrañas sonrisas.- Ven Agustina, hay alguien que quiero que conozcas, es un amigo abogado.-Un abogado, no gracias, no quiero saber nada de esos remilgados. -A David le molesto que llamara a Roberto remilgado.- ¿Sabes cuantos robos ha descubierto mi amigo? ¿Entiende lo que significa?-Será bueno investigando robos, pero, no tiene experiencia en violadores ni en pederastas. No quiero conocerlo, no confió en esos remilgados, orgullosos y sabelotodo. ¡No te estoy pidiendo que me cuente nada, habla a solas con Roberto!-David la miró unos instantes, y luego asintió. -Sí. Era Agustina sincera. ¿Y ya no tienes más obligaciones con el señor Nicolás?- Agustina movió la cabeza, las lágrimas corría por su cara. Lloraba amargamente, muy desconsolada.-David le doy a usted mi palabra de honor, que lo que tristemente ha oído es cierto.-Repitió todo con más detalle, y David se lleva las manos a la cabeza, el dice: Quiero que lo prometa. Dame tu palabra de honor Agustina, de todos modos consultaremos al Tarot.-

David: Ésta no es una historia sobre la que se deba escribir, es algo muy personal Agustina, no le habrá contado nada a mi esposa, ni a Flora, con lo que les gusta escribir. Ésta no es una historia sobre los cruzados o su fe, aunque reconozco que me gusta más hablar de ellos. Aunque no estaría nada mal que se distrajera leyendo, o viendo películas, a pesar de que hay infinidad de libros escritos con vivas tragedias, no le nombro libros de guerras. Mi intención ha sido hacerla reflexionar, y para que pueda pensar que las personas que sufren la tragedia de la guerra, o más bien decir, que tras su paso, de las heridas que nunca cicatrizan. Si hay algo que consigue sorprenderme, es la incapacidad de los seres humanos para analizar y utilizar su experiencia de las múltiples <<carnicerías>> que han tenido lugar a lo largo de los siglos. <<Carnicerías>> es la única palabra que logro extraer del vocabulario, ante el continuo panorama que se extiende desde que el hombre se adueñó de su entorno.-

-Día a día, en todas las épocas que nombran los libros de historia, la guerra es el nexo de unión que marca y delimita nuestro viaje. Y las estudiamos desde pequeños, desde las guerras púnicas a las mundiales, como si con ello no pudiéramos aprender más que a señalar el final de un imperio para dejar paso a otro…Quizás sólo sea la impotencia ante nuestra propia naturaleza, la que teje estas historias de personajes condenados por el horror e incapaces de desprenderse de él. Quizás la simple reflexión acerca de lo que somos, de lo que hacemos y callamos, pudiera detener está furia depredadora del hombre contra el hombre. Quizás lo único que éste a nuestro alcance sea romper el silencio.<< La lluvia arreciaba con tal fuerza que su estrépito no permitía oír más que el golpeteo monocorde de su ritmo. Con esfuerzo David vio, que las lágrimas corrían con fuerza. Agustina permanecía inmóvil, con un movimiento brusco se abrazo al cuerpo de David, él la abraza. Pensaba él que no se podía dejar llevar por su intuición, se adelanta hasta la mesa y muy solemne toma las cartas del Tarot y se dispone a barajar las cartas>>.-David poseía todo el conocimiento y la sabiduría sobre los seres humanos y de aquello que les afligía. El recuerdo de sus palabras actuó como un calmante para Agustina y notó cómo su corazón volvía a latir con un ritmo pausado. Había sido como un padre para ella y la quería proteger del desprecio de los otros, quería guiar su vida con mano segura.-

David: Amiga Agustina; escucha atentamente: El movimiento de los cielos está lleno de poder. Como es en el cielo, así es en la Tierra. Querida Agustina, para alcanzar el éxito absoluto, nuestras fuerzas creativas deben aplicarse continuamente. El progreso hacia las metas últimas de la vida solo puede lograrse a lo largo del sendero que transcurre paralelamente a las Leyes del Universo. Todos podemos tener grandes ideas, pero la aplicación de la fuerza creativa lo que las hace realidad. Si las ideas no se ajustan a la verdadera naturaleza de las cosas, o si el sendero está desviado, la grandeza no podrá alcanzarse. El éxito únicamente se conseguirá asegurándonos de que nuestras acciones se hallen en armonía con el universo. Amiga hay varios consejos, y no hay ninguno malo: Cuando el mundo exterior esté preparado, las grandes ideas serán aceptadas. Mientras tanto, no pueden imponerse por la fuerza a los demás, sino que han de permanecer concentradas. 2º Cuando conozcamos a una persona de gran valía, incluso si todavía no ha alcanzado la grandeza, será beneficioso seguir su consejo. 3º Una puerta hacia la consecución se está abriendo, pero seguir el sendero requiere una integridad sin vacilación. La ambición y la alabanza no merecidas pueden alejarlo de lo que es correcto. 4º debe elegirse entre el sendero de la aclamación pública y el sendero de la oscuridad y la introspección. Cada persona debe hacer su propia elección. 5º Cada uno en lo suyo. Si buscamos la grandeza, debemos seguir a los hombres grandes. 6º Cuidado con los peligros del exceso. No os pongáis por encima del resto de la humanidad. 7ºLa fuerza y la humildad se unen. La grandeza llega por la suave aplicación de lo correcto. el fin no justifica los medios. Agustina, no sufras, Dios lo ve todo y cada cual le da según merece, y a este ya le queda……

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s