Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 47º 2ª Pª.

He aquí cómo describe la Biblia en el Libro de los Reyes la visita de la reina de Saba, después de la cual dice que se volvió a su tierra:<coperos, y los holocaustos que ofrecía en la casa del Señor, estaba atónita, como fuera de sí. Y dijo al rey: –

<<Verdaderas son las cosas que yo había oído en mi tierra acerca de tus pláticas y de tu sabiduría, y no daba crédito a los que me lo contaban, hasta que yo misma he venido y lo he visto con mis propios ojos, y he hallado por experiencia que no me han dicho la mitad: mayor es tu sabiduría y mayores son tus obras que la fama que he oído. dichosas tus gentes y dichosos tus siervos que están siempre delante de ti y oyen tu sabiduría. Bendito sea el Señor tu Dios, a quien has complacido y te ha puesto sobre el trono de Israel, porque el Señor amó siempre a Israel, y te ha establecido rey par que hiciera equidad y justicia.>> Dio, pues, al rey ciento veinte talentos de oro y una cantidad muy grande de aromas y de piedras preciosas: jamás se trajeron después tanto aromas como los que me dio la reina de Saba al rey Salomón…Mas el rey Salomón dio a la reina de Saba todo lo que quiso y le pidió, sin contar los presentes que de su grado le hizo con magnificencia real.>>

<<Como de Isaac, hijo de Abraham y de Sara, descienden los israelitas, de su hermano Ismael, nacido de la esclava egipcia Agar, ya hemos visto que proceden los árabes, o cuando menos así lo afirma la tradición fielmente conservada por ellos. Eran en su origen, como es sabido, pastores nómadas organizados en tribus; pero belicosos por temperamento e inclinados a la rapiña, estaban siempre en guerra unos con otros, y es lo cierto que continúan siendo indómitos y constituyendo una rara mezcla de buenas y malas cualidades, que se van viendo, con el tiempo, reflejadas en su literatura, producto del medio árido y ardiente, por un lado; pero, por otro, de la raza semítica a que pertenecen y de otras con las cuales estuvieron en contacto. Extremados en sus pasiones, crueles con harta frecuencia, se nos muestran, de pronto nobles, generosos, hospitalarios hasta lo increíble, excesivamente pundonorosos y vengativos. –

-Dotados de una imaginación limitada y minuciosa, van desde el pueril detalle al conjunto verdaderamente maravilloso,, sobre todo en arquitectura. ¿Y qué mayor maravilla que ver cómo, a través de siglos, surge, de un pueblo de pastores bandoleros sin historia, de bárbaros beduinos, otro de conquistadores y de hombres de estudio, que se asimilan las ajenas culturas hasta convertirlas en propias, y llevan a medio mundo, en Oriente y en Occidente, una admirable civilización que, con el nombre árabe, tanto ha de influir en la historia universal? No era siempre árabe, precisamente, porque varias razas se mezclaron en ella; pero la lengua les servía como lazo de unión, y cabe decir que lo arabizada todo, hasta lograr que la hablaran más de ochenta millones de hombres.>>

<<HARET,EL ÁNGEL CAÍDO: Sobre la primitiva religión de los árabes abundan las conjeturas más o menos fundadas, pero, según unos, adoraban los cuerpos celestes; según otros, las fuerzas de la naturaleza y, sobre todo, los genios buenos y malos, espíritus intermedios entre el hombre y el ángel. Supónese que durante catorce mil años fueron señores de la tierra, como dos mil años después lo serían otros genios llamados peris. Tales fueron, sin embargo, los crímenes cometidos por ellos, que el Supremo Hacedor decidió aniquilar los, y cuenta la leyenda que tal empresa encargó al guardián del cielo Haret, quien sostuvo contra ellos una descomunal batalla, quedando al fin vencedor. Como malhechores, fueron unos arrojados a solitarias islas y otros a los riscos de las más altas montañas, salvándose únicamente los que prestaron obediencia y vasallaje al que actuaba en nombre de Dios.-

-Pero este triunfo trajo como consecuencia el que se ensoberbeciera hasta  el punto de exclamar:<<¿Quien como yo? Subo al cielo siempre que quiero y soy el dominador de toda la tierra.>> Entonces Dios quiso humillarle y creó a Adán, lo que causó espanto en los ángeles, más no en Haret, que le despreció al ver que Dios lo había hecho del barro, y que si le daba con el pie sonaba a hueco como una vasija recién cocida. Inmediatamente Dios dotó a Adán de alma y mandó a todos los ángeles y genios que lo adorasen, orden que fue cumplida en el acto por unos y otros con la sola excepción de Haret, el cual se atrevió a decirle al Sumo Hacedor: <> –

-Ante tanta soberbia y desobediencia, Dios le maldijo y lo arrojó del cielo, apedreándole los ángeles con grandes peñascos ígneos. En venganza dedicosé desde entonces a emplear toda su astucia y malas artes contra los ángeles y los hombres. Así penetra en el Paraíso en forma de serpiente para perder a Adán, y no patriarca ni profeta cuya virtud no ponga a prueba. Por eso todo buen musulmán no pronuncia su nombre sin maldecirlos, y pide al Señor que le libre de él, del apedreado por los ángeles, que es como si nosotros pudiéramos que nos libre de Satán y de todos los demonios que  le ayudan en el imperio del mal. ¿Cuándo y dónde se forjo esta leyenda? ¿No ve en ella esposo mío una parodia de lo que dice el Antiguo Testamento? ¿Dime David, no viene a decir lo mismo?>>

David: Sí querida esposa, eso mismo me parece. En cuanto a los genios, los hay varones y hembras, no sé si igual ocurre con los ángeles…. según dice mi alumna Mariquita Luna: son solo varones, eso es al menos los que ella ha visto. Unos genios son burlones y se complacen en mortificar a los hombres, otros son bondadosos y les complacen en sus desgracias, les socorren, unen a los amantes que se ven separados; pero la mayoría son malos, crueles, producen pestes y toda clase de males, viviendo en los torbellinos, en las espuma de las olas del mar, en las fuentes, bosques, montes y desiertos. Algunos son gigantes horribles, otros toman la forma de serpientes voladoras o de distintos animales. Su presencia en la literatura, y sobre todo en los cuentos populares, es continua. Sin ellos, sin ellos apenas hay una trama novelesca que pueda desarrollarse, y son el supremo recurso de los magos, condenados por Mahoma, pero con escaso resultado, al parecer.-

-El mismo salomón, ¿qué era para el pueblo árabe más que un mago, el mayor de los que se han visto ni verán? Entendía lo que decían las aves en sus cantos, en sus rugidos las fieras, en sus leves susurros los insectos al pasar, los murmullos de la selva al ser rozada por el inquieto viento, todas las mil voces de la naturaleza, en fin, con las cuales podía conversar. ¿Quién, si no los pajarillos, transmitían los mensajes que enviaba galantemente a Balkis, la reina de Saba en el país de Yemen? ¿quién, si no la ligera brisa, le llevaba en sus blandas alas de una región a otra, y no sólo a él, sentado en su resplandeciente trono, sino a todo deslumbrador cortejo que le acompañaba? ¿y qué decir del sin igual poder de su anillo, por cuyo medio conocía el pasado y el porvenir, gobernando a su antojo a los genios? Era de hierro y de bronce, metales de mágico significado y empleo, según los casos, llevaba un sello con dos triángulos combinados y el él estaba escrito el nombre de Dios, de Alah, según decían los árabes. Por la virtud de ese anillo le ayudaban los genios a construir sus palacios y les colmaban de oro y de piedras preciosas. era indudable: sólo el rey de la magia(que aprendió sin duda en Egipto9 podía alcanzar lo que el hijo del gran  David realizó Otros verán en él al hombre sabio, emprendedor afortunado, valeroso y hábil: el árabe primitivo no: ve una especie de dios.-

-Para el oriental, todo lo sorprendente halla una explicación cómoda al atribuirlo a la magia, a poderes ocultos, misteriosos, lo contrario de lo que predicaba Mahoma, para quien todo procedía del Dios único, omnipotente. Tan suyo parecía a los árabes aquel Salomón el mago, que hasta en unos complicados cuentos de ¡Las mil y una noches!, el titulado,¡El pescador y el genio!, refiérese  que, al tender sus redes aquel pobre hombre un día que le parecía nefasto, coge en vez de peces un pequeño vaso de cobre con tapa de plomo cuidadosamente sellada. La curiosidad le impulsa a abrirla por medio de su cuchillo, y con sorpresa  no ve salir del vaso más que una gran cantidad de humo, que, condensándose en el aire en espesa niebla, se convierte de pronto en un genio gigantesco…..

Margarita: ¡Querido esposo!, ya sé de dónde sacó Mariquita Luna su cuento, sí ese de la niña gigante que vive en la tierra hueca bajo las marismas de Doñana. Ella dice que su madre le contó, lo que a ella le contaba su madre Pepa Luisa, y que a ella se lo contaba moma Lola, y así desde muchas generaciones atrás.

David: Sí querida Margarita; a esta mujer le sobra imaginación, cuanta unas historias, que como en todos los cuentos y leyendas populares escritos, aparecen y desaparecen ángeles, demonios, duendes y gigantes o niños que vuelan sin la necesidad de alas. Esas apariciones de los diablos disfrazados de los más raros modos y en busca de almas, para lo cual pacta con ellas por escrito, fijando condiciones y el número de años dentro del cual han de cumplirse. Lo gracioso es que las víctimas rivalizan con él en astucias, y el diablo vencido, tiene que volverse, malhumorado, a los infiernos, como ya antes de ahora hemos visto en Oriente, en la India, con los raskshasas, los horribles demonios dotados de gran poder, con el que atormentaban a los anacoretas, pero derrotados, al fin.

Margarita: Aquí la fantasía popular se desbocó en la leyenda, y como si aun estuviera en los tiempos Antediluvianos. Cuenta, Mariquita Luna: Qué su familia y ella misma son unas personas gigantes, Mariquita es una descomunal niña, y sus hermanas son cuatro y un varón es el más pequeño de los seis, en total los gigante son nueve, sus padres el abuelo pedro y los seis hijos de la gigante familia. Ellos no perciben la fuerza de su tamaño, y por ello, los padres y el abuelo les tiene prohibido acercarse a la costa, ni siquiera de noche salir a pasear a la playa. A pesar, de lo que dicen los mayores, Mariquita sale las noches de luna clara. Ella es algo más especial, pues mirando a la luna ve el pasado de la humanidad y su futuro. Su padre, el gigante Paco Luna come con desmesura, y bebe vino por arrobas, de ese menester de proveer se encargan los genios invisibles, que les proveen de toda clase de alimentos y bebidas, e incluso, les confeccionan finas prendas de vestir, cosa, que les encanta a toda la familia. Su madre, es muy romántica, y también sale a escondidas a pasear por la playa, dando, tremendos sustos a los lugareños. ya en la aldea de Doñana, los aldeanos toman sus precauciones para no salir afuera de sus chozas las noches de luna llena. –

-María, es una giganta muy bella, que gusta peinarse sentada en la rivera del Guadalquivir, donde pasa horas enteras acicalándose su linda cabellera morena….La gigantesca mujer hallaba todo aquello muy bonito, y vivía muy feliz, sin percibir lo raro de su tamaño, pues, estaba acostumbrada a no ver a ningún humano, sus ojos algo miopes, no les permitía ver más que las cosas de gran tamaño……..Mariquita tenía la facultad de volar. Volaba por encima de los pinares, llegaba a la luna, se paseaba por ella, por todos los planetas de la galaxia…… Su castillo era descomunal de grande, tan grande como las grades montañas del Himalaya…..Como los pájaros se desplazaba por el aire, viendo todo muy diminuto…la descomunal niña, estaba muy preocupada, porque en el año 2.012 había soñado, que la Tierra explotaba a causa de unas bombas, que parecían dátiles gigantescos, y eso la tenía muy intranquila, por eso la llamada Mariquita la loca…sus padres advertían en la gigante niña una imaginación desbordada, y presumía de hablar tanto con los diminutos ratones, cómo con los pájaros, y con los mismos ángeles del Creador. –

-Mariquita soñadora, le llamaba el abuelo Pedro….las niñas, tanto como los padres tenían vida eterna, ni crecían…..Las montañas temblaban con las pisadas de Paco Luna,  y si se enfadaba porque los genios, no alcanzaban a traer el vino los días de tempestades, el castillo temblaba con sus horribles gritos…..¡Yo soy el hombre a través del cual puede actuar la fuerza de Hércules! Surjo de la nada. Soy como el viento. Yo soy mi rey y mi amo. Me molesta la sombra en la pared, la luz fulgurante del sol tapo con una de mis manos. Mi voluntad es libre. Soy tan grande como el cosmos, y en dos zancadas viajo de Júpiter a Marte. Todos los que me ven se asustan y corren……Con frecuencia Paco Luna, se encontraba muy pensativo, y se retiraba grandes temporadas a la tierra……simplemente estaba como ausente, y él se creía que viajaba sin moverse de su gran cama. –

-Igual, le sucedía a la giganta niña. Mariquita imaginaba; una puerta dorada que se abría sigilosamente, puerta que le permitía volar a otros mundos. Ella se sentía ligera como una pluma. Podía flotar, volando se movía de un lado a otro muy rápidamente. sin que hubiera espacio ni tiempo, por eso era tan longeva, tenía la niña más de 4.000 años de edad. Cuando salía al espacio se olvidaba de su tamaño. Veía los pinares de Doñana como un campo de césped, y a las personas como pequeñas pulgas. Ella se deja llevar por la corriente de luz que sale de su frente, el chorro es tan potente que se impulsa por los aires como los reactores. En sus viajes conoce a gente a las que quiere, y le llega mucha información, son seres de otras galaxias celestes. Hay un lugar al que nunca se acerca, donde habitan los seres humanos que han hecho sufrir a la gente del planeta Tierra, es un lugar oscuro….. Viaja despacio, y da giros de vértigo en el aire. Con sus giros levanta el viento provocando huracanes y remolinos de viento en la tierra…..

-Desde las alturas, la giganta Mariquita Luna, ha visto, unos lugares donde se apiñan, cosas que a ella, desde el aire, le parecen montañas de aceitunas, y las más grandes dulces dátiles…..(campos de bombas atómicas). Un día, su padre estaba hambriento, los genios, no habían podido proveer los alimentos….el gigante Paco Luna gritaba enfurecido, pués no había tomado alimentos en dos días, y en su lugar se había bebido varias arrobas de vino…..La giganta madre, lloraba desconsolada, estaba sola, su padre, el gigante Pedro había salido de expedición….la giganta atemorizada se escondió en lo más remoto del castillo. Alertada, por su niña Mariquita, salió del castillo y se fue a casa de la tía Lola…..El caso, es que a la giganta niña, toma un capazo de esparto, y remonta el vuelo; en poco había acabado con todas las aceitunas y dátiles, arraso, con todo, era una buena recolectora, con su vista de lince ibérico, localizó desde la luna, a los campos de la tierra a todos los paisajes dejo sin aceitunas, ni un datil dejo. Llego al castillo, apenas anochecía, y con sumo cuidado ofreció sus viandas recolectadas con esmero. El gigante Paco Luna abrió su boca, y en pocos segundos llegó a su panza, las miles de bombas, que para su hija eran dátiles y aceitunas….Y, qué,¿Qué creén que paso? Pués nada se tiro un pedo descomunal y se quedo dormido hasta hoy….

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s