Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo Nº 56  Pª 2

Ahora voy a contaros lo que sucedió al sábado siguiente. Aquel día Margarita quedó para comer con Mila Caputto y Pilar Valverde. David durante el desayuno, le dijo que se llevaría a todos los niños al Pinar de la Algaida de acampada. Pensaba pasar el fin de semana en la casa de unos amigos que está en lo más profundo del monte, cerca de la carretera de Prácticos. Frida entró dentro de la sala de estar con misteriosa sonrisa arreglando se el pelo, que se lo recogía en la nuca con un pasador que tenía unas flores prendidas. -David le dice: Me alegro verla tan recuperada.- Gracias Señor.- Tengo el honor de felicitarle. Le dijo David inclinándose con sonrisa obsequiosa. Amiga, querida Frida, estás cada día más bella y más hermosa, cada día resplandece más la alegría de usted, querida amiga estas que brilla de salud y belleza.- Frida salió de la sala riéndose a carcajadas como si David le hubiera dicho algo chistosísimo.- Mire señor David; lo que me hacen tan feliz. ¡Mirad, mirad!-dijo al salir del comedor y señalando con el dedo a la ventana, donde Joaquín el nuevo jardinero regaba el jardín. Pero ¿que es su nuevo amor? -pregunto David perplejo.-Vaya amiga mía, si que me alegro de que haya encontrado consuelo a su soledad. No sé – contesto Margarita. – David se acaricia con los dedos la barba y se quedó pensativo, no volviendo a pronunciar una palabra hasta que se levantó de la mesa. Perdona que te diga que no os entiendo a ninguna de las dos. Bien está que os améis y espero que este amor no quebrante el sexto mandamiento, eso lo comprendo. Pero, ¿sabes si Joaquín es un hombre libre? ¿Y qué más da? – le dijo Frida.- ¡Hum!….Gruño David-. Bien; entonces, amiga mía, permite que te diga una cosa – continuó pensativo-: averigua si es libre, sino te lloverá nuevos disgustos. – Si alguna vez vuelvo a casarme, y se me antoja seducir a un hombre, que os importa. Vosotros creéis que con estar juntos a la vista de todos estáis haciendo algo extraordinario y excepcional, pero a mi no me parece bien…; ¿cómo lo llamaré?…; ¿alarde romántico? -le dijo Frida con sarcasmo. – David no contesto estaba pensativo y no tenía ganas de hablar, tamborileo  con los dedos sobre la mesa, medito un instante y dijo. Yo no os entiendo, la verdad. Tú ya no eres una niña, y le deberías aconsejar que se cuide de falsas ilusiones, ambas son mayores, para saber que las complicaciones amorosas solo traen disgustos… gruño David. – Las novelas románticas nos dice que toda mujer de buen corazón debe seguir al hombre que ama hasta el fin del mundo y sacrificarlo todo por su ideal- dijo Margarita guiñando los ojos irónicamente-. <<El fin del mundo>> es una licencia poética; todo puede quedarse reducido a la casa del hombre a quien ama…Y por lo tanto, no vivir en el mismo piso con la mujer que le ama a uno, es rehusar la realización de su ideal. Si, amiga; Lutgardo lo dijo, y es duro, él no pudo vivir sus amores abiertamente, tal vez por su estrechez de mente. -Pero su pongo, que él viene a trabajar de manera voluntaria, querida hoy es sábado. -Dijo David.- Todos se echaron a reír y salieron  al jardín, saludaron a Joaquín y él devolvió una amplia sonrisa, que iluminó sus ojos, con los brillos del amor.

-Después de arreglarse, ya sobre las doce del medio día Margarita se encamina hacia la casa de su amiga Pilar Valverde. La casa, no tiene timbre en el exterior del muro del jardín, toma su teléfono y envía un Whatsapp a Pilar Valverde, para decirle que está delante delante de la puerta del jardín. Insiste, y, da, varios toques; con un Hola; al cabo de varios minutos; la puerta se abre, y aparece Pilar, con guantes de carpintero, está lijando la puerta de un armario. Se besan, y le indica que pase al salon, querida Margarita, lo siento, pero tengo que acabar este trabajo, hoy en la tarde vendrá el carpintero a recogerla, y, la tengo que terminar, ¡mira! es una pieza única ¿verdad, que si amiga?.- Desde luego querida Pilar, tienes un gusto excelente, se nota que eres una experta en las bellas artes. Le dice Margarita.- Pilar Valverde está renovando la cocina y otras piezas de la casa, ha renovado los suelos y un baño. -Querida amiga,Pilar, la cocina está ahora más clara y brillante, muy iluminada, y ahora ha quedado mucho más amplia, me alegro, de que la obra haya quedado tan a tu gusto y al mío, me encanta como te está quedando. -le dijo Margarita.-Me alegro que te guste querida, porque vaya un invierno que he pasado tan ajetreado con las obras, ya, estoy un poco cansada, aún queda algunos arreglos, pero ya parece que se acaba.- Mila Caputo acaba de llegar, toca varias veces el claxon de su vespa, con esos sonoros sones quedan ambas avisadas que la alegría está llamando a la puerta…..-Hola, hola, ¿que tal están? ¡mira, mira! traigo, berenjenas rellenas de carne, y, pimientos de la vera en salmuera. -Pilar, se acerca y la besa, con mucho cariño, querida Mila, seguro, que te va a gustar el pisto con papas fritas con huevo que he preparado.- Genial, muy rico, como todo lo que tú prepararas, le dijo Mila.- Margarita, se acerca, y toma en sus manos los taper que trae Mila, la besa y le dice: yo traje vino Barbadillo,el suave Castillo, y también vino de la E de Arguerzo.-

Pilar Valverde: Amiga querida,Margarita, yo solo bebo agua Lanjarón. Mi padre, murió a una edad muy considerable, noventa y dos años, él se cuidaba con mucho mimo, cuerpo y mente. Nuestra mente, con sus deseos, sus cóleras, sus ilusiones, es como una burbuja en la superficie del océano. Durante la vida, estas burbujas se forman sin cesar en nuestro espíritu: cólera, deseo, ignorancia o ansiedad… Sobre todo ansiedad. Pero, si nuestra concentración es profunda, su impacto será menor y entraremos en armonía con la vida cósmica, como en el momento de la muerte: sólo permanece viva la profunda realidad de la vida. Eterna, la vida que mueve el cosmos  aparece, existe concentrada en nosotros, podemos sentirla. En la meditación se encuentra la vida cósmica, que existe aquí y ahora, eternamente.

Mila Caputo: Los problemas de la vida solo pueden resolverse mirando más allá. El que deja de buscar, deja de vivir. Queridas amigas; las preguntas más importantes de la vida deben ser hechas y contestadas por una misma. desde que murió Simón, al que adoro con toda mi alma: Ayer está muerto y mañana aún no ha nacido. Lo único que importa es hoy, ¿donde está el mantel, Pilar? voy a buscarlo a la alacena. Queridas, hoy, lo ordinario puede convertirse en extraordinario, el mundo es precioso a pesar de todo lo que nos muestra. He aprendido mucho de mi hermana Loli, ella, es ejemplar, siempre fuerte, con una sonrisa de oreja a oreja, fue tan valiente con la enfermedad de su marido, de ella he aprendido: en el momento en que creas estar vencida, lo estarás. En el momento en que decidas no ser vencida, estarás sobre el camino de la victoria, mujer ejemplar mi hermana Loli, como todos nosotros los Caputo, ¡mira! que quito hambre mi familia con el pan en el Barrio Alto.

Margarita: Pilar, es admirable el retrato de tu esposo, es una obra genial, que le hace justicia, este hombre parece estar presente en la sala, la vida está llena de fenómenos. La vida la hace muy interesante los fenómenos del cosmos, todas las existencias que se hacen realidad aquí y ahora, la esencia, se convierte en la nada, confluye con la totalidad. Incluso durante la meditación, nuestra mente siempre está llena de todo tipo de pensamientos, de fenómenos, de ilusiones que surgen del ego; pero, una vez que hemos comprendido que el ego no está separado del cosmos, entonces captamos el sentido del ser. algunos dicen:<<estoy enfermo, soy desgraciado, pobre….>>, otros lo contrario, pero son solo ilusiones; en el ataúd ya no queda nada. Hemos de comprender que nuestro cuerpo aparece en el globo terrestre como una seta no se hace ilusiones sobre sí misma. Está siempre erguida, inmóvil y tranquila, las personas se mueven, se agitan, hablan, piensan, se complican la vida. Si la civilización y la inteligencia humanas se han desarrollado tan increíblemente, no podemos decir lo mismo del espíritu humano.No hay dualismo entre shiki y ku. El fenómenos en sí es verdad, nuestro cuerpo en sí se vuelve cósmico. Si nuestro cuerpo no existiera, no podríamos hacer realidad la vida cósmica, no podríamos materializarla como fenómeno. Sin una práctica con nuestro cuerpo no podemos hacer realidad el estado de Buda.

Pilar Valverde: Si los seres humanos no existieran, no habría necesidad de Dios ni de Buda. Por eso debemos buscar conceptos lejos, en otro mundo. Existen aquí y ahora, en nuestro cuerpo y en nuestro espíritu. Durante la meditación zazen sois Dios o Buda: no penséis con el cerebro ni con la conciencia, sino con todo el cuerpo, lo decía mi padre. ¡Si comprendemos plenamente el cuerpo Buda, ya no hay nada. La fuente original de nuestra propia naturaleza es el puro y verdadero Dios en nosotros o Buda! ¿Qué es la vida cósmica, el sistema cósmico? Es la vida: el movimiento de los astros, de la tierra, de las montañas de los ríos, de los océanos, de los árboles, de las plantas, el movimiento continuo. La vida, y por lo tanto, también los seres humanos o los animales, cuyo nacimiento es como una aparición de una seta en la superficie de la tierra o de una burbuja en el océano. Pero los seres humanos tienen tendencia a creer que son los únicos que disfrutan de la vida.

Margarita: Sí querida, nos olvidamos con facilidad de los animales, de las plantas y de la naturaleza que nos rodea. Sin embargo, debemos respetar esta vida cósmica. Formamos parte de ella, vivimos en interdependencia con ella. Tomando conciencia de esta dependencia y armonizándonos con el sistema cósmico, nuestro cuerpo se convierte en parte integrante del cosmos y nuestra naturaleza original reencuentra sus raíces. Somos, al mismo tiempo, un fenómeno del cosmo y el propio Dios o Buda.

Pilar Valverde: Mi padre, era un hombre ejemplar, estudiante aplicado de muchas artes y ciencias y decía. Los tres venenos son. el deseo,la codicia y la ignorancia que caracterizan nuestra mente,igual que los cinco skandas  definen nuestro cuerpo. Cuerpo y mente forman una unidad. Pensamos que constituyen nuestro ego y que existen como tales, pero son sólo movimiento, cambio continuo desde que nos concibieron hasta nuestra muerte, como las nubes que flotan en el cielo. Nuestra mente, con sus deseos, sus cóleras, sus ilusiones, es como una burbuja en la superficie del océano. Durante zazen, estas burbujas se forman sin cesar en nuestro espíritu: cólera, deseo, ignorancia o ansiedad… sobre todo la ansiedad. Pero, si vuestra concentración es profunda, su impacto será menor y entraréis en armonía con la vida cósmica, como en el momento de la muerte: sólo permanece viva la profunda realidad de la vida: es el satori.

Margarita: Eterna, la vida que mueve el cosmos aparece, existe concentrada en nosotros, podemos sentirla. En la postura y en el espíritu de zazen se encuentra la vida cósmica, que existe aquí y ahora, eternamente.<<¡Si comprendemos la realidad para nosotros ya no existe ni hombre ni ley, instantáneamente el peor karma, el karma del infierno, queda destruido. Si te engaño con falsas palabras que caiga sobre mí el castigo de la lengua arrancada!>> (El canto del inmediato satori). Si comprendemos el sistema cósmico, ya no lo vemos a través de nuestros ojos sino a través de lo de Dios: los de la verdadera sabiduría en los que ya no hay sufrimiento ni placer, ni felicidad ni desgracia.

Mila Caputo: Eso se lo dices a mi hermana Maripe, que se opera en unos días. Que no tendrá sufrimiento, y,¡un pimiento, o mejor diez mil rábanos!, ¿cómo no vamos a tener dolor?, dices, unas barbaridades descomunales, para nada estoy de acuerdo.

Margarita: Lo sé, Mila, estaremos junto a Maripe, ya le dije que me quedaría los días y las noches que le haga falta. El Zen intelectual, el Zen formalista estrechamente encerrado en los textos antiguos o el Zen que sólo se refiere a un aspecto de la vida, como la alimentación, los preceptos, etc. -Buda – Zen: es el más elevado, a la vez shikantaza, hishiryo, ku: sólo sentarse, sin meta, sin pensamiento, en la vacuidad, la verdadera paz, la libertad. En este poema se trata de la <<comprensión instantánea, inmediata>>, ton en japonés, que es una noción fundamental del Zen. Ton significa captar directa, intuitiva y súbitamente, comprender simultáneamente un conjunto de elementos. Ton es el verdadero Zen del Buda, la comprensión completa  e instantánea. El Zen se contenta con estudiar sucesivamente los diferentes aspectos de la enseñanza del Buda no puede conducir a esta comprensión inmediata e intuitiva, aquí y ahora. Practicar zazen, aquí y ahora. <<El vencerse así mismo es la victoria más hermosa>> <<¡Si haces realidad súbitamente, en un instante, el Zen del Buda,los seis paramitas y las diez mil prácticas se hacen realidad plenamente en tu cuerpo!>> No hay grados ni etapas, zazen en sí mismo satori, aquí y ahora somos Buda o Dios. Es quizás un problema..vuestro cuerpo y vuestra mente deben recuperar el verdadero equilibrio y la verdadera armonía por medio de la práctica de zazen. Gracias a la comprensión del Zen, todos nuestros actos se realizan en la unión total del cuerpo y del espíritu.

Mila Caputo: ¡Hum!, que rica es tán las berenjenas. Que placer, más grande es comer, puede que los científicos se hayan sorprendido al descubrir que enamorarse locamente activa los mismos circuitos que disfrutar de una buena comida. No es de extrañar que, teniendo en cuenta lo frecuente que son las rupturas y los divorcios, los investigadores afirmen que para la mayoría de las parejas esa montaña rusa dure tan solo uno o dos años, si, muchas mujeres no cuidan la comida y ofrece a sus maridos unos platos que los desenamoran, ¡hum!, que ricas a mi Pepe, les gustaba mucho. -(El hecho de que Pilar se llevará la mano al corazón, les borra la sonrisa a ambas amigas) ¿Que te ocurre, te acuerdas de tu padre?.

Pilar Valverde: No, nada, querida, estoy bien. Para los esposos. Por lo general, los hombres no valoran lo que hacen las esposas para apoyar a la familia, ya sea trabajando fuera de casa, cuidando de los hijos o atendiendo labores domésticas. Una amiga, María Dolores, me ha comentado; que lleva casada unos tres años, afirma:”Todos cometemos errores, pero me siento mal cuando soy yo la que se equivoca. Por eso, cuando mi esposo me dice, por ejemplo, que he aprendido bien los quehaceres del hogar, veo que me quiere a pesar de mis errores y que cuento con su apoyo. Eso me anima mucho”. Por el contrario, la unidad del matrimonio podría verse amenazada si uno de los cónyuges siente que lo que hace se da por sentado.

Margarita: Querida, Mila, ¡hum!, estas berenjenas están deliciosas, ¡que ricas!, buenisimas. Amigas, las expresiones de agradecimiento pueden reducir el estrés en el matrimonio. La relación suele mejorar cuando el esposos y la esposa se esfuerzan por fijarse en las buenas cualidades de su cónyugue y lo alaban por ellas. Esto puede incluso aliviar los momentos de tensión. ¡No me pongas más!, hay que cuidarse, el día a día está lleno de desafíos que me agotan física y emocionalmente. Pero David siempre me dice lo mucho que me agradece mis esfuerzos, y sus palabras animadoras me recargan las energías. Queridas, tengo un orario muy apretado y un trabajo que me exige mucho en sentido emocional. Me hace mucho bien que David me diga que está orgulloso de mí por todo lo que hago y que me lo demuestra escuchándome cuando le cuento cómo fue el día. Eso me confirma que me ama.

Pilar Valverde: Me alegro, Margarita, que al menos tú disfrutes de tu esposo, la verdad es que me alegro de corazón, es un buen hombre, como pocos he conocido, un hombre maravilloso, tan sabio, tan educado, un hombre encantador.¡Hum!, Mila, están buenas, buenísimas las berenjenas, y, ¿mi pisto, qué te parece?.  Hay que comer con mesura, y mucha verdura. A mediados del siglo XX, y como consecuencia de los avances de la técnica, se ha producido una revolución en los modos de trabajo y en nuestras vidas. Este cambio ha conducido a la mecanización y, aún más, a la automatización de las máquinas, con lo que los empleados de las mismas simplemente están obligados a pensar, sentados ante un tablero de botones. Éste es el caso extremo, pero recordemos cómo se subían los ladrillos, los sacos, las cargas, y la generalización actual del uso del montacarga, grúas y carretillas elevadoras. Si la revolución causada por la industria por los mecanismos automáticos ha conducido a algunos hombres a una vida extraordinariamente sedentaria, pensemos también lo que ha sucedido en la de las mujeres. Los trabajos que les obligaban a un mayor gasto de energía en las coladas de ropa hecha a mano, la limpieza de los suelos arrodilladas moviendo los brazos y todo el cuerpo y luego el resto de los quehaceres domésticos. Todo se ha simplificado: para lavar la ropa, ya no se tiene que pasar frío en un lavadero a la intemperie ni restregarla. Tampoco hay que mover aquellas sábanas empapadas en agua para escurrirlas, porque salen casi seca de las lavadoras.Éstas y muchísimas consideraciones que podemos seguir haciendo, nos llevan a la siguiente conclusión: en la vida moderna, en general, tanto los hombres como las mujeres hacen un gasto de energía física, mucho menor que sus antecesores. Hemos de pensar que nosotros hemos aprendido a comer con personas que tenían unas necesidades energéticas, por lo común superiores a las nuestras y que, además, estas necesidades habían sido más o menos las mismas durante miles de años. Por ello, nuestras madres, era válida la alimentación de nuestras abuelas y para éstas la de nuestras bisabuelas y tatarabuelas.

Margarita: Cierto, Pilar. Pero en un lapso de tiempo relativamente corto, se produce un cambio brutal en los modos de vida y, en consecuencia, en las necesidades energéticas. Por ello, nos vemos en la necesidad de adecuar la alimentación a las mismas. Se oye decir corrientemente:<<Yo, si hago régimen, me encuentro bien, pero si intento comer como antes, engordo y no me siento agusto.>> En realidad, esta frase quiere decir:<<Si como lo que necesito me siento bien, pero si hago como me enseñaron,me encuentro mal.>> Este problema se ha presentado inesperadamente, y por eso ha pillado a la gente desprevenida: hemos de considerar si la alimentación que tomamos es la adecuada a nuestras necesidades o está desequilibrada para las mismas. El cambio que suponen unos modos de vida exigen un menor gasto de energía física y uno mayor intelectual, presupone así mismo una variación de los modos de comer. Y empleo la palabra modos, porque sólo hemos de variar la cantidad y proporción de ciertos alimentos, sino que también debemos tener en consideración en qué parte de la jornada haremos el mayor gasto de energía, para adecuar el horario de las comidas al mismo.

Mila Caputo: Grandes verdades, amiga. Y, es muy corriente que tanto los colegiales, como los que hacen estudios superiores, los oficinistas, empleados de la Banca, los que trabajan en su despacho etc…,hagan lo más duro de la jornada por la mañana, y ocurre que la mayoría de estas personas toman un mínimo desayuno, que generalmente consiste en un estimulante para el sistema nerviosos, y así se lanzan a pensar, estudiar y hacer cuentas. La palabra desayuno significa salir del ayuno que nos ha impuesto el sueño. A esta hora, debemos tomar una comida que aporte todos los nutrientes necesarios al organismo y por ello debe llevar glúcidos que nos suministran glucosa que es el combustible que necesitamos para hacer ejercicio físico y también el trabajo intelectual; hemos de tomar grasas y aceites, que mantendrán nuestro cuerpo caliente; también proteínas que además de reparar nuestros tejidos, son precursoras de enzimas, hormonas y neurotransmisores, es decir, de los compuestos que permiten el paso de la corriente nerviosa de unas células a otras y por lo tanto se necesitan para el trabajo de nuestro cerebro; éste también necesita cantidades adecuadas de fósforo pues en la transmisión nerviosa interviene además una sustancia llamada magnesio-ATP-asa que es rica en este elemento y que en el trabajo mental se va degradando, perdiéndose fosfatos en la orina.

Margarita: Sí querida, Mila; hemos de tomar también vitaminas y minerales, cuya función es muy necesaria. Tenemos que aprender a comer para no engordar, para no acumular grasas sólidas o semisólidas en las arterias, para trabajar en buenas condiciones físicas y mentales, para que la química de nuestro organismo funcione bien, pues entonces gozamos de salud. No olvidemos que de una manera materialista podemos decir. si nuestra química funciona bien, tenemos salud, pero si en ésta hay algún tropiezo, aparecen desequilibrios y nos encontramos mal. Pero, ¿de qué depende fundamentalmente el que las reacciones de nuestro organismo sean correctas? De las sustancias que aporta o no la sangre a las células, es decir, de nuestra adecuada o inadecuada alimentación. Por ello, repito siempre: <<La medicina puede conservarnos la vida, pero la Dietética nos conserva y alarga la salud y la vida.>>El hombre como los animales sienten la necesidad de ingerir ciertas sustancias para sobrevivir.

Pilar Valverde: Amigas mías, mi padre fue un hombre ejemplar, en muchas áreas de su vida, los hechos lo corroboran, esta mal que yo lo diga. José Valverde Álvarez nació el 19 de junio de 1.909 en Donas-Gondomar (Pontevedra). Sus padres Claudino y Aurelia tuvieron cuatro hijos: José, Esperanza, María y Tino. Los estudios primarios los realizó bajo la dirección del Maestro, Manuel Casabella de quien aprendió el poder del arte de la enseñanza y la destreza técnico-pedagógica. La cercanía de su casa familiar a la ciudad de Vigo y el contacto con numerosos extranjeros residentes o de paso por ella propició el interés por el estudio de los idiomas. Los conocimientos que de forma paulatina fue adquiriendo, le permitieron manejar revistas y obras en francés, inglés y alemán……….

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Muchas vidas y muchos sueños

  1. El límite de nuestra alm está más allá de los cielos y las estrellas, tan alto como Dios y los Ángeles. Si entramos en comunión con el universo que nos rodea, nada ni nadie podrá empequeñecernos ni derrotarnos. Tenemos que tener en cuenta que cuesta el mismo trabajo reír que alimentar un enfado.

    Me gusta

  2. El límite de nuestra alma está más allá de los cielos y las estrellas, tan alto como Dios y los Ángeles. Si entramos en comunión con el universo que nos rodea, nada ni nadie podrá empequeñesernos ni derrotarnos. Tenemos que tener en cuenta que cuesta el mismo trabajo reír que alimentar un enfado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s