Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 57º P 2ª

(Satisfaciendo las necesidades afectivas primarias del hombre y de la mujer se disminuye su tendencia a iniciar discusiones dolorosas. Será capaz automáticamente de escuchar y hablar con mucho más respeto, comprensión y cariño. De este modo podrán resolverse las discusiones, las diferencias de opinión y los sentimientos negativos a través de la conversación, la negociación y el compromiso sin dejar que la discusión sufra una escalada y haga daño. Las mujeres contribuyen también a las discusiones dolorosas, pero por motivos distintos.)-

Pilar Valverde: Es difícil para mí restaurar el ambiente de ese Madrid republicano, al que José Valverde llega, en octubre de 1.934, para formalizar su matrícula en la recién inaugurada Facultad de Pedagogía. Señalar que entre el cuadro de profesores están, en la cátedra de Pedagogía, María de Maeztu, miembro de la Institución Libre de Enseñanza, discípula de Unamuno en Salamanca y de Ortega y Gasset en la Universidad Central, que ha traducido del inglés dos obras importantes en ese momento, el Curso de Pedagogía de Natorp y la Historia de la Pedagogía de Monro.  Mi padre vive intensamente su etapa iniciática de estudiante universitario en ese triángulo mágico que forman las aulas de la Universidad, el Ateneo y la Residencia de Estudiantes, dependiente de la Institución Libre de Enseñanza.-

-La Institución Libre de Enseñanza, tiene casi sesenta y cinco años, está ya en la tercera generación de profesores y fundador, Giner de los Ríos, es un mito, una leyenda, un perfil ejemplar e inspirador. El presidente, Laureano Figuerola, en su discurso inaugural había declarado que¡la Institución era completamente ajena a todo espíritu o interés de comunión religiosa, escuela religiosa o partido político, proclamando tan solo el principio de la libertad e inviolabilidad de la ciencia y la independencia de su indagación y exposición respecto a cualquier otra autoridad que no sea la propia conciencia del profesor!. Ciencia y Conciencia. Saber y carácter moral. Ese es el programa que impresiona y seduce al joven estudiante gallego. En su discurso de apertura de curso de 1.880-1.881, Giner de los Ríos ha dicho de la Institución que es “tarea que pide labor profunda, ánimo sereno, clara concepción, devoción austera, paciencia inquebrantable”. –

-En la Facultad de Pedagogía Social sube de nivel la marea germánica nacida en la cátedra del profesor Natorp, en Marburgo, donde ha publicado un libro que alcanza una gran resonancia, Pedagogía Social.. Teoría de la educación de la Voluntad sobre la base de la comunidad. En el prólogo a la edición española, Natorp afirma:<<Pedagogía: la palabra aquí no significa sólo educación de niños en sus formas tradicionales, se refiere a la obra entera de elevación del hombre a lo alto de la plena humanidad. Y más adelante:Toda actividad educadora se realiza sobre la base de la comunidad. El individuo humano aislado es una mera abstracción, lo mismo que el átomo en física, en realidad no existe el hombre, sólo la comunidad humana>> Las ideas de Natorp se insertan en una larga tradición pedagógica donde ya están los métodos de la mayéutica de Sócrates, la educación elitista prescrita por Platón en su República, la psicología de Juan luis Vives,maestro de príncipes, que con claridad levantina cataloga las funciones del alma racional. A los que se irán sumando las ideas de Pestalozzi, Froebel y sus jardines de infancia o Kindergarten, María Montessori y tantos otros.-

Mila Caputo: Gran hombre tu padre. Pero es la Pedagogía Social de Natorp la que se impone, nos ha llegado de la mano de un grupo de brillantes intelectuales que, siguiendo los pasos de Ortega y Gasset fueron a estudiar Filosofía y Pedagogía en Marburgo y volvieron trayendo bajo el brazo sus versiones en español de los textos del maestro alemán: Fernando de los Ríos, socialista, otro Ministro de Instrucción de la II República; María de Maeztu y Lorenzo Luzuriaga, ya nombrados, así como Manuel García Morente, otro becado en Marburg, precoz, brillante, traductor de Kant, que ha publicado en 1.928 un libro incitante, ¡El mundo del niño!

Pilar Valverde: Querida amiga; sin embargo, si hemos de creer a sus propias confesiones personales, la figura que más influencia ejerce sobre José Valverde es la de Julián Besteiro. Es fácil encontrar puntos de acuerdo, de complicidad intelectual entre el líder socialista y mi padre,¡José Valverde!. Besteiro es madrileño, de padre gallego nacido en una pequeña aldea de Lugo, dueño de un almacén de coloniales. Se ha formado en la Institución Libre de Enseñanza, donde compartió aula con los hermanos Machado y Fernando de los Ríos; bachiller en el Instituto San Isidro, ingresa en la Facultad de Filosofía y Letras…porque era la que más coincidía con sus aficiones, tal vez por haber estado desde niño al lado de don Francisco Giner. Precisamente por consejo de Giner marcha a París y estudia en la Soborna. A su regreso gana cátedra de Instituto siendo destinado a Orense, donde pronto choca con el arzobispo y lo trasladan a Toledo, y allí el primado, cardenal Sancha, vuelve a ordenar su encarcelamiento pese a su condición pese a su condición de concejal de la Unión Republicana. Con una beca de la Junta de Ampliación de Estudios, Besteiros marcha a Alemania, y en la primavera de 1.909 está en Munich, estudiando alemán. Luego, en Berlín y Leipzig. De ese viaje trae una versión española de los Prolegómenos de Kant, y una gran libertad de palabra: una conferencia en la Casa del Pueblo de Madrid censurado duramente la política colonial española en Marruecos le cuesta otra condena y es de nuevo encerrado en la Cárcel Modelo de Madrid. Tras lograr la cátedra de Lógica Fundamental en la Facultad de Filosofía y Letras, revela su acercamiento a los socialistas: en mayo de 1.912 aparece su primer artículo en Vidas Socialista, que sin duda José Valverde ha leído con mucho interés.

Mila Caputo: Cuando Besteiro vuelve a marchar a Inglaterra, en 1.924, los artículos que desde allí remite, y que marcan los hitos de su conversación personal, desde el revolucionario al reformita, son leídos y comentados, apasionadamente, en los salones del Ateneo de Madrid y en la biblioteca de la Residencia de Estudiantes. En mayo de 1.934, con el crack de la bolsa abatiéndose sobre occidente con un horizonte de paro, depresión y miseria, sale el primer número de la Revista Leviatán que incluye un artículo de Besteiro, dando la importancia que merece a la política norteamericana del “New Deal”: La nueva política: Roosevelt.

Pilar Valverde: En la residencia de  Estudiantes hay un manojo de chavales alborotadores e indóciles, de jóvenes promesas. A dos de ellos, Alejandro Casona y Federico García Lorca, el joven gallego les pide un gran favor: que sean sus padrinos y avalen su solicitud de ingreso en el Ateneo de Madrid. Pronto tiene el carnet de socio en el bolsillo. Pero esa etap madrileña, deslumbrante y fecunda, va a durar poco, clausurada por el estallido de la Guerra Civil. Cuando la guerra termina, al volver a su pueblo, José Valverde, que ha trasladado su matrícula a la Universidad de Santiago, donde culminaría su Licenciatura en Geografía con Premio Extraordinario, es acusado de tener ideas subversivas, represaliado y enviado al exilio en una remota aldea, Maceira, donde ejerce de maestro titular durante quince años. allí aprendí yo todo sobre el mundo, sobre las cosas y las ideas, primero en la Unitaria de niñas, con mi madre y luego con la Unitaria mixta, con mi padre y maestro. Además de la áspera tarea de enseñar en la escuela integrada, con alumnos de todas las edades y niveles, analfabetos, que padecen el frío en casa y faltan a clase para proteger al ganado del lobo, mi padre encuentra tiempo para desarrollar su pasión local, explorando el valle hasta sus confines, valle del que levanta una monografía descriptiva minuciosa, a la que nada escapa: Flora, fauna, rocas, fósiles, restos arqueológicos, tipología humana y social.

Margarita: Sorprendente encontrarse con una figura como la de don José Valverde Álvarez y descubrir que no ha sido lo suficientemente conocida y reivindicada. ¡Querida Pilar!, estamos ante un maestro en toda la extensión de su significado. Un hombre, como ha quedado de manifiesto en los hechos, que vivía para la enseñanza, con una vocación que le hacía implicarse en la educación de cada uno de sus alumnos hasta límites insospechados, buscando que tuviesen una formación que los convirtiese en personas para una vida futura con más oportunidades. La verdad amigas mías es que los maestros y profesores tenéis un poder descomunal en las manos, de vosotros depende el futuro de las generaciones futuras, soy lo suficiente consciente para reconocerlo y reivindicarlo. “Tanta importancia tiene la acertada iniciación del niño en la lectura, que a los pecados en este sentido por la escuela tradicional podemos achacar el mal de que en España sea tan escaso el número de los amantes a la lectura. El odioso silabario y el más odioso de que la <<Letra con sangre entra>> habrán tenido y tendrán buena parte de la culpa”. Palabras del maestro don José Valverde Álvarez. (pequeño homenaje de una antigua alumna la “Luna”)(En sus palabras de despedida, el día de su jubilación, José Valverde,-que ya había recibido, entre otros, los honores de una Cruz de Alfonso X el Sabio al mérito civil-quiso recordar un modelo literario, un personaje de Azorín sacado de un texto breve y olvidado, la figura del Maestro Reglero, para quien lo importante era que la escuela ayudara a los niños a ser más felices y la mejor escuela era una aula sin ventanas ni miros, el campo abierto.

Mila Caputo: Voy a la cocina a ver que pico.( desde la puerta de la cocina habla) La mujer que manifiesta sus sentimientos motiva de manera natural a los demás a hablar, igual sucede con el hombre. Pero, en cuanto él siente que se le está exigiendo que hable, su mente se queda en blanco. No tiene nada que decir. Y, aun cuando tenga algo que decir, se resistirá ante la exigencia de ella.

Margarita: Gran verdad, Mila; el hombre tolera mal que la mujer le exija que él hable. Al interrogarlo, ella lo desalienta sin querer, especialmente cuando él no siente la necesidad de hablar. La mujer supone equivocadamente que el hombre necesita hablar y, por lo tanto, debe hacerlo. Olvida que él es hombre y no siente tanta necesidad de hablar. Ella cree incluso que, si él no habla es que no la quiere. Rechazar a un hombre por no hablar es hacer que no tenga nada que decir. El hombre necesita que se lo acepte tal como es para luego abrirse poco a poco. No se siente aceptado cuando la mujer quiere que hable más o se muestra resentida por su alejamiento. el hombre que necesita alejarse mucho antes de aprender a compartir y sincerarse, necesitará primero escuchar mucho. Necesita que se le aprecie por escuchar para así hablar más. ¡Que difícil son los hombres!.

Mila Caputo: Amiga, ¡hum! ¿este maravilloso bizcocho es para tomarlo nosotras?, he puesto té Rooibos, ¿y el azúcar, donde anda Pilar?. ¡Hay!, amiga mía. Cuanto más se esfuerce la mujer por hacer hablar al hombre más se resistirá él. Intentar directamente hacerle hablar no es lo más indicado, en especial cuando él se está estirando y alejando. En lugar de pensar en el modo de hacerle hablar, la mujer podría preguntarse:<<¿Cómo puedo conseguir una mayor intimidad, más conversación y mejor comunicación con mi pareja?>>. Si la mujer siente la necesidad de que haya más conversación, lo cual nos ocurre a la mayoría de nosotras, puede iniciar la conversación, pero siempre con la conciencia clara de que no sólo lo acepta, sino que sabemos también que a veces él va a estar disponible y otras se alejará instintivamente. Cuando el hombre esté dispuesto, en lugar de hacerle un montón de preguntas o de exigirle que hable, la mujer puede hacerle saber que lo valora aun cuando sólo se limite a escuchar. Al principio, incluso inhibir sus posibles ganas de hablar.

Margarita: Por ejemplo, yo le digo a David:m¡quieres escucharme un momento? Cariño he tenido un día muy duro y quiero hablarte de ello. Mi amor, así me sentiré mejor. Después de haber hablado durante unos minutos, hago una pequeña pausa:<<Agradezco de veras que escuches lo que me pasa, es muy importante para mí>>. Un comentario de este tipo lo anima a escuchar más.

Pilar Valverde: Cuando la mujer desea hablar o siente la necesidad de cercanía, es ella quien debe hablar y no esperar a que el hombre inicie la conversación. Para iniciar una conversación debe ser ella la primera que empiece a manifestarse, aun cuando el compañero tenga poco que decir. a medida que ella valore su escucha, él irá teniendo más que decir. Después de que la mujer lleve un rato hablando, el hombre empezará a sincerarse y a comunicar lo que piensa en relación  con lo que ella ha expresado ella. Si, por ejemplo, ella habla de algunas dificultades habidas durante el día, el hombre, puede manifestar algunas de las dificultades que ha tenido él para así poder entenderse. Si ella habla de lo que piensa acerca de los niños, él puede hablar también de lo que siente al respecto. A medida que la mujer se sincere, si él no se siente acusado o presionado, empezará poco apoco a sincerarse también. Sandra y Felipe llevaban veinte años casados. Sandra quería divorciarse y Felipe quería que las cosas se arreglaran. sandra no sabía hasta qué punto ella había contribuido a estos problemas. Creía que era sólo culpa de su esposo. Creía haber hecho todo lo posible por fomentar la intimidad, la conversación y la comunicación y que él se había resistido a ello durante veinte años.

-Después de asistir a un seminario en el Centro Shantala, y oír a los conferenciantes, rompió a llorar lágrimas de perdón por su esposo. Se daba cuenta de que el problema <<de él>> era en realidad el problema<<de los dos>>. Se daba cuenta de en qué medida ella había contribuido al problema. Recuerdo- dijo- que en nuestro primer año de casados yo me sinceraba, hablaba de mis sentimientos, y él simplemente se alejaba de mí. Yo creía que no me quería. Después de que esto ocurriera una cuantas veces, renuncié. No estaba dispuesta a que volviera a hacerme daño. No sabía que en otro momento él sería capaz de escuchar que me pasaba. No le di ninguna oportunidad. No quería ser vulnerable. Quería que se abriera él antes de hacerlo yo. Las conversaciones de Sandra solían ser unilaterales. Primero intentaba hablar con Felipe haciéndole una sarta de preguntas. Luego, antes de poder manifestar de que quería hablar, se enfadaba por la brevedad de las respuestas de Felipe. Cuando por fin Sandra manifestaba sus sentimientos, éstos eran siempre los mismos. Le disgustaba que su esposo no se mostrara abierto, afectuoso y participativo. Sin apreciación y ánimo llegan muchas a romper….

Margarita: Doy las gracias a mi esposo, David, por compartir conmigo el viaje de la vida. Le doy las gracias,por ampliar mi comprensión. Amigas, David, limpia a muchas parejas de las energías de la envidia y de los “mal de ojos”…….con una limpieza muchas parejas se arreglan. Limpiarse espiritualmente, y cargarse de buenas energías subir de frecuencia…………….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s