Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 58ª P2ª.

Pilar Valverde se quedó dormida con su labor de punto sobre el regazo. Margarita sostenía un libro en sus manos, que Pilar V. le había proporcionado para que lo leyera, pero ni siquiera lo había abierto, pues ella tanto como Mila Caputo también estaba experimentando los adormecedores efectos de la tarde. El sofoco del exterior, el excesivo fresco de la sala de estar, la pesada merienda que acababan de saborear y la tensión de la larga conversación, las estaba sumiendo en una dulce modorra. Margarita echo la cabeza hacia atrás y cerró los ojos. Allí estaba Joaquín el jardinero. Margarita miró a Pilar V.. Su barbilla descansaba sobre su pecho y susurraba unas palabras, cada vez que respiraba. Volvió a mirar a Joaquín y se sorprendió al verlo a esas horas de la tarde del sábado. Joaquín es un hombre de mediana estatura y su prestancia y simpatía. Ella se preguntaba:¿Cómo era posible que fuera tan real la alegría que le proporcionaba a Frida? ¿Cómo era posible que aquél hombre apareciera en la vida Frida, tuviera tanta alegría y prestancia para hacer de ella una mujer feliz, y tan llena de entusiasmo? ¿Será verdad que la alegría y la salud se contagian, como mil veces le dijera su esposo?. La voz de Mila , la saco de sus pensamientos. La pasión de la voz de Mila la animo a ir a su encuentro…

Margarita: Perdona Mila, me quedé clavada en el sillón, hace aquí un fresco tan agradable, se está tan bien en esta sala,¿que querías Mila?, dime amiga mía.

Mila Caputo: Aquí están.(Tras haber encontrado la caja de fotografías en el último cajón del aparador. Volvió a sentarse en el sillón y se colocó la caja sobre las rodillas.Pregunta a Pilar V…que aún anda somnolienta) -Todas estas de tu madre y de la escuela del Pino, aquí todos son pequeños,¡mira! Mariquita Luna,¡uy! que gordita era de niña, son todas tan bonitas, que niñas más lindas. Aquí, mira aquí Antonio Prat no era más que un chiquillo, y Manuel Alfonseca, mira que carita de niño listo.(Pilar examina la borrosa fotografía y muestra una tierna sonrisa, se inclina hacia adelante para mirar dentro de la caja. Vio muchas fotografías amontonadas unas encimas de otras, alguna de las cuales también figuraban una colección de su padre el maestro don José Valverde Alvarez”don Jose”. Todas eran muy brillantes y en blanco y negro y correspondían más o menos al mismo período. Pero, asomando por el costado de la caja había unas fotografías más grandes que las demás y, a juzgar por la parte que se veía, considerablemente más antigua que las otras. Mientras Mila seguía parloteando con Margarita, alargó la mano hacia la caja y cogió la fotografía más grande. No se había equivocado. La fotografía era efectivamente más antigua que las otras. Mucho más antigua. Desteñidas y de color pardusco y con unas rajitas a los costados. Era la fotografía de la madre de Pilar V…en la escuela, en su natal…doña Amelia junto a un grupo de niñas en el jardín de un colegio. Examina la fotografía.)

Mila Caputo: Amiga mía; Pilar, el corazón me dio un vuelvo en el pecho.¿Cual es tu madre, está tan bonita?-(Preguntó ella, clavando los ojos en la fotografía que Pilar sostenía en su mano)  Si, que eran bellas y lindas todas las niñas, ¿quienes son?.

Pilar Valverde: Deja que me ponga las gafas, querida. (En cuanto se puso las gafas en centro del caballete de su nariz y pudo ver los rostros de las niñas, Pilar dibujo en su rostro una amplia sonrisa.) Ah, sí. Esa es mi madre, tía Marina y sus compañeras. La familia de mi madre, son gente acaudalada, asistió a las mejores escuelas de Galicia.

Mila Caputo: Vamos a ver, Pilar que Joaquín está esperando en el jardín, algo te tiene que decir, incluso va vestido de ropa de faena.

Margarita: Queridas amigas, sintiéndolo mucho os quiero decir que me marcho, Frida me acaba de llamar, que se encuentra sola y quiere que regrese a casa. Pilar, tu madre se parecía mucho a una artista de cine, ahora, no recuerdo a quien, me marcho queridas y hasta otro día, gracias por vuestra compañía, sois geniales gracias. Y, que espero vuestra visita en casa. ¿Esa vieja fotografía se la tomo a tu padre en Madrid?, está genial, un hombre cabal, todo un caballero, si señor….

-(Al salir a la calle Margarita, decide dar un paseo por el centro antes de ir a su casa, donde solo la espera Frida, pues su marido, y los niños han salido al campo de acampada. Mira el muro de una casa, en la cual hay un grafito, con letras negras escritas sobre la blanca pared que dice así:<> Los pensamientos de ella vuelan al pasado, y comienza a recordar las palabras que Lola Dominguez le dedica en el libro homenaje a don José Valverde Alvarez:<

-Para las clases de Historia, don José nos llevaba a los “trabajos de campo”, como una fábrica romana de salazones en el pinar de la Algaida, unas ruinas cerca de Tarifa o, cuando estudiamos los fenicios, nos llevó en el “vaporcito” a Cádiz para ver sus restos. Para la asignatura de Ciencias Naturales, además de las excursiones en plena naturaleza teníamos un laboratorio donde realizábamos todo tipo de experimentos. Para don José era primordial que entendiéramos lo importante que era preservar la naturaleza intacta para futuras generaciones. ¡Qué entusiasmo cuando nos hablaba de Gandhi y la no violencia! Hasta el punto consiguió que nos visitara uno de sus alumnos el señor Lanzas del Vasto, si mal no recuerdo en 1.973. A los pocos días de entrar en el colegio llegó a mis oídos un rumor de voces cantando tras de una puerta; me dio un vuelco el corazón, estuve largo rato escuchando tras la puerta para averiguar qué había allí que tanto me había emocionado…Era el coro. Hice acopio de todo el valor que pude encontrar y me dirigí a hablar con don José. “Vamos a hacerte una prueba para ver tu tesitura”,me dijo. Yo nunca había escuchado esta palabra. Comenzó la escala, dijo”canta a la vez” y luego subió el tono y volvió a subir. Se separó y me dijo:”tú, a la primera voz”. Utilizó el método Orff para enseñarnos música, buscó colaboración para que se hiciera un concurso de villancicos, a nivel local y provincial, estuvimos en muchos concursos por toda la provincia e incluso ganamos premios. Él vio mis aptitudes para la música y fue más lejos. Un día, en su despacho, abre una funda y saca un violín. “Mira Lolita, lo que te he traído. Tú tienes un oído privilegiado y tienes que aprovecharlo”.-

-Don José y el método Suzuki fueron mi pesadilla durante el resto de recreos, sábados y domingos de los dos años siguientes. Durante el último verano me llevó con don Manuel, el párroco de la iglesia del Carmen, para reforzar mi francés, me inscribió para obtener el graduado escolar en Jerez, por libre, me llevó al examen, que aprobé, y me inscribió en el Instituto Francisco Pacheco. Gracias a él fui a la Universidad, fui al Conservatorio y seguí mis estudios de violín y canto…luché activamente por la democracia y las libertades, tengo un huerto ecológico y reciclo. Él me dejó la herencia más hermosa que poseo y que he legado a mis hijas: el amor por las artes y la cultura y el respeto a la naturaleza y al ser humano.¡Lola!.-

-Este Colegio de el Pino, distinto, preñado de vivencias, incitante, divertido, brotaba en un país aislado y ensombrecido, en una España en alivio de luto. Cuando don José se hace cargo del Grupo Escolar El Pino, señala en su Memoria Didáctica que el edificio, recién terminado, tiene graves defectos de construcción que se agravará en poco tiempo y en un balance inicial señala que, “de los 230 chicos matriculados, más de la mitad son analfabetos”. Duro escenario de arranque, que se repite. Cuando, tras la Guerra Civil, fue represaliado y enviado de maestro titular a una aldeíta perdida de Galicia, Maceira, su Memoria Didáctica, pudorosa y lacónica, señala que “la presencia del lobo, obliga a una estrecha vigilancia de las reses, encomendada principalmente al elemento infantil, en edad escolar”. Aquí, en Sanlúcar de Barrameda, no hay lobos, pero también hay absentismo escolar. El Pino es un barrio de gente modesta, de marineros. Los niños faltan a clase porque están ayudando a traer a su casa un jornal. Contra eso se pone a luchar don José, Don Jozé, er maestro. Hijo de labriegos, delgado, fuerte, tostado, ágil, con una mirada intensa, de águila y una energía prometeica, el maestro recuerda que fue un niño díscolo, montaraz, difícil. hasta que a la escuela de su aldea llegó otro maestro providencial, Manuel Casabella, un maestro que, en su primer día de clase, tuvo un gesto fundacional, inolvidable: tirar por la ventana la vara de los castigos corporales. Y el niño José cambia por completo. Se convierte en un alumno brillante, al que el maestro, impresionado por sus dotes y tras convencer a sus padres, prepara para cursar por libre los cursos de Bachillerato, que va superando notas magníficas. hasta despertar el mito, entre sus vecinos, de que se lleva el libro a los prados y, con el libro en una mano, estudia mientras maneja la hoz segando hierba. En su Memoria Didáctica, José Valverde hace justicia a su maestro Casabella:”cuando llegó para mí el momento crucial de la elección de carrera, el recuerdo de las experiencias vividas a su lado fue decisivo….” Será maestro, y marchará a Madrid para matricularse en la flamante Facultad de Pedagogía.

Margarita: Hola, Frida, he llegado un poco tarde porque he venido muy entretenida, con mis pensamientos. El día ha sido muy hermoso, ¿tú que tal querida?, ¿como te ha ido?. Me alegro mucho de verte tan feliz, antes no te lo quise decir delante de David: No importa tu edad, ni el pasado, ni las circunstancias. Cada día tienes la oportunidad de dar un nuevoo rumbo a tu vida. lo único que te hace falta es tomar la decisión y tener la herramienta adecuada. ¡Joaquín el jardinero es esa herramienta para ti. ¡Ay, querida amiga!. En todos los ámbitos de la vida estamos influenciados por las creencias que tenían nuestros padres y nuestro entorno. Sean las relaciones, la salud, el dinero, el trabajo, la autoestima, etc…

Frida: ¡Realmente no sabes lo maravillosa y poderosa que eres!, Margarita, desde que he leido los libros de autosanación que me diste estoy llena de entusiasmo y de alegría, las ganas de vivir que tengo me hace sentir que floto, que flexible me siento, que alegre y segura.¡cambia tus creencias y cambiará tu vida! La alegría, la paz, la abundancia o la felicidad son estados mentales que nacen de tu interior. Desde allí se reflejan al exterior. Ya he borrado de mi vocabulario las palabras: “no puedo”, “no merezco” “tendría que”, “intentar”. Ahora utilizo palabras potenciadoras que son: “puedo”, “elijo” “hago”, “deseo quiero y merezco”. He aprendido que si en tu familia el dinero ha sido un problema, si te han enseñado que el dinero es la raíz de todos los males y que los ricos son malos, inconscientemente vas a rechazar el dinero. Por eso tu eres rica, y yo, mira, para nada soy ambiciosa, parece que me da alergia el dinero. Voy a cambiar en todo Margarita y ahora, quiero con mis ahorro abrir una tienda de cosmeticos y bisuteria fina, me lo he propuesto como mi gran reto, mi meta, no importa la edad, nada importa,¡querer da poder!.

Margarita: Si querida amiga; si como niños vivimos en un ambiente de crítica seremos adultos que juzgan continuamente. si vivimos en un ambiente de amor, el amor guiará nuestra vida. las creencias son las gafas con las que vemos el mundo. Según el filtro de creencias que tenemos, vemos el mundo como un lugar hostil o acogedor. Hasta los siete años absorbemos todo lo que vemos y escuchamos de nuestro entorno. La información entra sin filtro en nuestra mente y ahí se queda. Por lo tanto vivimos una vida que no es nuestra. Vivimos las creencias y valores de nuestros padres y de la sociedad, en vez de vivir la vida que queremos para nosotros. Querida Frida. ¿Has visto muestras de cariño entre tus padres o desprecio? ¿Escuchaste que eras tonta y que no ibas a conseguir nada?. Si tuviste unos padres que se trataban con respeto mutuo, con admiración y amor, inconscientemente vas a esperar lo mismo de la vida, así es amiga mía.

Frida: La autoestima de una mujer sube y baja como una ola. El momento en que toca fondo es el momento adecuado para hacer una limpieza de la casa en lo referente a las emociones. Querida amiga, sabes Margarita; que cuando un hombre ama a una mujer, está empieza a irradiar amor y satisfación. Querida, la vida esta llena de ritmos: el día y la noche, el frío y el calor, el cielo nuboso o despejado. Del mismo modo, en una relación, hombres y mujeres tienen sus propios ritmos y ciclos. Los hombres retriceden para luego acercarse de nuevo, y las mujeres suben y bajan en sus capacidades para amarse así mismas y a los demás.

Margarita: la capacidad de la mujer para dar y recibir amor en sus relaciones constituye un reflejo de cómo se siente en relación consigo misma. Cuando no se siente <<tan>> bien consigo misma es incapaz de aceptar y apreciar <<tanto>> a su pareja. En sus momentos bajos, tiende a sentirse abrumada o a reaccionar más en un sentido emocional. cuando la ola toca fondo, es más vulnerable y necesita más amor. es esencial que su compañero comprenda lo que necesita en estos momentos; de otro modo es posible que haga demandas poco razonables. Me alegro Frida; se que te ha costado salir del duelo, que te tenía inconsciente, en la oscuridad y en el sentimiento difuso. Querida, atrevete a experimentar un montón de emociones sin explicación y sin sentimientos vagos. Te regalo un viaje, para que disfrutes unos días inolvidable junto a Joaquín. Descubre España, pueblo a pueblo por las rutas más bellas. Puedes ir primero a Cantabria, ver las casonas de los indianos, y luego ir a Cuba, ese era tu sueño,¿no Frida?, pues hecho esta.

Frida.: Desde Cosgaya, en Liébana, a cinco leguas de Potes, se abre un inmenso y prodigioso hayedo que guarda en su culminación un escaso tesoro. Un cantadero de urogallo. Probablemente el último de la Montaña de Cantabria. En los bosques lebaniegos, que se unen por puertos y picos a los asturianos, los leoneses y los altocastellanos, se hallan los territorios del oso pardo. En sejos y en Campoó, encuentra el lobo el camino hacia las reses y las ganaderías. Los cielos de la Concilla, cuando el venado berrea o el monte se paraliza por la presencia del lobo, se ennegrecen de buitres que han perdido su cautela ante el hombre. Bajan los ríos hacia el mar con salmones a contracorriente, y la plata de las truchas, y el juego de las martas. El desfiladero de la Hermida, maravilla de la naturaleza, descansa en su río la grandeza, la chulería imponente de sus paredes. en invierno, hay pueblos y barrios que no reciben la luz del sol durante meses. Encinas retorcidas que nacen de la roca, castaños milenarios, robles altivos, fresnos encantados, enfrentados a los avellanos. Y en la muerte la grandeza, la infinita majestad de la mar, que agoniza en las playas cambiantes y milagrosas de Cantabria.

Margarita: Y, ¿como sabes tanto amiga de Cantabria? ¡Ha! se me olvidaba, que antes de conocerme viviste en España. Ahí en esas playas, las gaviotas, los fumarales, los albastros, lñas golondrinas de mar, las garzas, los cormoranes,y, de cuando en cuando, hasta los frailecillos, que se llegan a los acantilados para amar con más tibieza que en las ásperas rocas de Islandia. Y, claro, en los bosques de Cabuérniga – su hayedo del jilguero es tan altivo como el más orgulloso de Liébana-, el jabalí, el corzo, el venado, el águila, el milano, y mil especies de aves se disputan la maravilla. En invierno frío, por la Cotorra de Mazcuerras, en el sitio de los Escalantes, vuela la chocha. Para alcanzar el paríso hay que atravesar la Castilla Alta, con sus inmensidades abiertas e infinitas. Paisaje de san Juan de la Cruz y Teresa de Ávila, el uno sobre mula, la otra sobre su ímpetu. Horizontes salpicados de lanzas de álamos y sotos elegidos. Burgos superado, y, por otra senda, Palecia vencida, Castilla se mueve para entregar la meseta entre arbolados y riscos…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s