Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 70º P 2ª.

David: Los conventos en Sanlúcar de Barrameda han dejado una marcada huella en el desarrollo urbanístico de la ciudad debido al importante número de éstos y a su concepción arquitectónica. En nuestros días existen aún tres conventos femeninos y uno masculino que continúan mantenido actividad monacal; el convento de Regina Coeli de la Orden de las Clarisas; el Convento de Madre de Dios de las Dominicas y el de la Orden de las Carmelitas Descalzas. El convento masculino es el de la Orden de los Franciscanos Capuchinos. Algunas de estas edificaciones han desaparecido o bien se han transformado a lo largo de los siglos. Varias de ellas han sufrido una fuerte modificación convirtiéndose en bodegas. La causa principal de este cambio se debe a que, tras la Desamortización, muchos de estos edificios fueron adquiridos por las emergente industria bodeguera de aquella época. Otros casos destacables de reutilización han sido los del Convento de la Victoria, actual Centro Cultural de Sanlúcar o el caso del Auditorio de la Merced.-

-La Iglesia y Convento de la Orden de Mercedarios se ubica en un recodo de la Cuesta de Belén. Calle ésta que ofrecía un importante acceso desde la antigua ciudad amurallada al Barrio Bajo, la nueva zona más cercana al mar, que florecía demográfica y comercialmente gracias a las expediciones hacia el Nuevo Mundo. Divisándose desde su cubierta la desembocadura del río Guadalquivir. El Convento de la Merced se construye en 1.616 sobre una pequeña ermita llamada de Belén para alojar a la Orden de los Mercedarios. Estos monjes vienen a la ciudad debido, sobre todo, a que Sanlúcar se encontraba en un punto estratégico de afluencia hacia el continente americano, la nueva frontera para la divulgación católica. La Comunidad Mercedaria tenía como cometido, además de la misión evangelizadora, el sufragar los gastos del rescate de cristianos cautivos a manos de musulmanes piratas. Don Manuel Alonso Pérez de Guzmán VIII duque de Medina Sidonia y su esposa Doña Juana de Sandoval costearon la construcción del edificio como ya hicieron sus antepasados con otras obras religiosas de la ciudad, continuando con la serie de mecenazgos a los que acostumbraban los Medina Sidonia hacia las Ordenes Religiosas que deseaban implantar en Sanlúcar.La vida de la Orden transcurrió en el convento hasta que en 1.837, debido a la Desamortización, hubieron de marcharse de Sanlúcar. Con gran pena se marcharían Sanlúcar es una ciudad maravillosa, yo, mismo, soy americano, de México; y me siento sanluqueño hasta mi misma médula.-

-Tras este suceso, en la segunda mitad del Siglo XIX, los Duques de Medina Sidonia vendieron parte del edificio a los Duques de Montpensier, para la ampliación del palacio que proyectaban construirse y en los huertos del convento para la creación de sus magníficos jardines. Estos nuevos propietarios redecoraron parte de su fachada exterior al estilo Neomudejar. A pesar del traslado de la Orden, y de la Guerra Civil Española se continuó con el culto hasta que en 1.955 se retiraran sus enseres, desplazando algunos de éstos al Palacio Ducal de Medina Sidonia y cediéndose otros,  como el retablo mayor  y los del crucero, a la Cartuja de Jerez. El conjunto queda desde entonces cerrado y prestándose al abandono hasta 1.987, año en que la desaparecida Duquesa lo cedió al municipio para actos culturales. Bueno, amigos, al menos se sigue utilizando el edificio como centro Cultural; hoy, muchas personas viven oprimidas. Piden a gritos que Dios las ayude, pero se preguntan si algún día escuchará sus ruegos. ¿Y qué ha de aquellos que se escudan en la religión, para ir a la guerra; y qué hay de aquellos que recurren a la guerra para poner fin a la opresión? ¿Considera Dios que tienen razones válidas y les da su apoyo?…

Vecino 1º: No lo dude, David: Dios ve el sufrimiento que hay en el mundo y hará algo al respecto. En la Biblia, Dios promete que traerá alivio a quienes “sufren la tribulación”. ¿Cuándo lo hará?”Al tiempo de la revelación del Señor Jesús desde el cielo con sus poderosos ángeles(…), al traer él venganza sobre los que no conocen a Dios y sobre los que no obedecen las buenas nuevas a cerca de Jesús”. (2 Tesalonicenses 1:7,8.) Esta revelación de Jesús ocurrirá en el futuro, en “la guerra del gran día de Dios Todopoderoso”, también llamada  Armagedón(Revelación<Apocalipsis> 16:14,16). Cuando llegue ese día, Dios mandará, no a seres humanos, sino a su hijo Jesucristo junto con criaturas espirituales para que guerreen contra los malvados. Esas fuerzas celestiales acabaran con la opresión(Isaías 11:4; Revelación 19:11-16).

Vecino 2º: De modo que Dios no ha cambiado su punto de vista sobre las guerras. Sigue considerándolas un medio legítimo para acabar con la opresión y la maldad. Y tal como en el pasado, solo él tiene el derecho a decidir cuándo empezar una guerra y quién participa en ella. Hemos visto que Dios ya ha decidido acabar en el futuro con la maldad y defender a los oprimidos, y que su Hijo Jesucristo irá al frente de esa guerra. Esto significa que Dios no esta de acuerdo con ninguna de las guerras de la actualidad, por más justa que parezca la causa.

David: Pongamos un ejemplo. imagínese a dos hermanos que empiezan a pelearse cuando su padre no está en casa. Dejan de pelear por un momento y lo llaman por teléfono. Uno de ellos dice que el otro empezó la pelea y el otro se queja de que su hermano lo trató mal. Ambos quiere que su padre les dé la razón. Pero, después de escuchar a los dos, les dice que dejen de pelearse y que esperen a que él regrese. Los hermanos obedecen por un tiempo, pero poco después vuelven a pelear. Cuando al fin llega el padre, se disgusta con los dos y los castiga por haberlo desobedecido. Hoy, las naciones en conflicto a menudo piden ayuda a Dios. Pero él no toma partido en ninguna de estas guerras. Incluso la Biblia dice: “No devuelvan mal por mal a nadie”, y añade:”No se venguen” (Romanos 12:17, 19). Es más, le ha hecho saber a la humanidad que debe esperar pacientemente a que él actúe, y eso ocurrirá en el Armagedón (Salmo 37:7). A él le desagrada que las naciones peleen entre sí, lo ve como un atrevimiento. Por eso, en el Armagedón mostrará su indignación y pondrá fin a las guerras en todo el mundo (Salmo 46:9, Isaías 34:2).

Vecino 1º: En efecto, el Armagedón será la guerra que acabe con todas las guerras. El fin de las guerras será una de las muchas bendiciones del Reino de Dios. Jesús habló de ese reino en esta famosa oración:”Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra” (Mateo 6.10).

David: Estoy muy seguro; no solo acabará con las guerras, sino que eliminará su causa: la maldad (Salmo 37:9, 10, 14, 15). No sorprende que los cristianos estemos impacientes por ver las bendiciones que traerá el Reino de Dios. (2 Pedro 3:13).

Vecino 2º: ¿Falta mucho para que el Reino de Dios acabe con todo el sufrimiento y la maldad? Digan, ustedes, hablen, parecen muy entendidos y muy eruditos, al menos hacen gala de ello, al hablar con tanta soltura y confianza, veo, que siente la seguridad:¿El Reino de Dios también acabará con otro enemigo de la humanidad: la muerte. Quiero, y deseo creer en las profecías de la Biblia, pero, dejen me decir, que tengo mis dudas, muchas dudas y preguntas sin respuestas tengo yo a cerca de Dios.

Vecino 1º: Las profecías de la Biblia que vemos cumplirse hoy demuestran que estamos “en los últimos días” del mundo tal y como lo conocemos (2 Timoteo 3:1-5). Pronto el reino de Dios se establecerá en la Tierra después del Armagedón. Ya vimos que quienes mueran en esta última guerra serán las personas que no obedezcan “las buenas nuevas acerca de nuestro Señor Jesús” (2 Tesalonicenses 1:8). Pero recuerde que a Dios no le gusta que nadie muera, ni siquiera los malvados (Ezequiel 33.11). Puesto que “no desea que ninguno sea destruido” en esta guerra final, su voluntad es que estas buenas noticias se prediquen “en toda la tierra habitada para testimonio a todas  las naciones” antes de que llegue el fin (2 Pedro 3:8, 9; Mateo 24:14; 1 Timoteo 2:3,4) Sí, gracias a Internet, y a la predicación desde muchas Iglesias que lo están haciendo por todo el mundo, las personas tienen la oportunidad de conocer a Dios, de obedecer las buenas nuevas del Señor Jesús y de vivir en un mundo sin guerras.

David: Muchas veces a lo largo de mi vida me he preguntado: ¿Por qué existe la maldad? ¿Existirá siempre la maldad? Creo que nadie quiere ser malo, mentiroso o cruel. Todo lo contrario. Entonces, ¿por qué hay tanto abuso, violencia e injusticia? Por desgracia, todos los días vemos noticias escalofriantes. ¿Quién está detrás de la maldad de la gente? ¿Acaso nos creó Dios con la tendencia de hacer el mal? No, no lo creo. Él nos hizo a su imagen y semejanza. Nos hizo con la tendencia de reflejar su amor. Pero también nos creó con la libertad de decidir.

Sor Encarnación: David escucha y cree: Nuestros primeros padres no quisieron imitar a Dios y decidieron obrar mal. En ese momento, perdieron la perfección. Y cuando tuvieron hijos, les pasaron la tendencia a hacer el mal… Dios quiere que combatamos nuestras malas tendencias. Y nos da la dirección que necesitamos para ser buenos. Si seguimos su guía e imitamos sus cualidades, podemos ser felices. Claro, hoy no podemos imitarlo a la perfección. ¿Será siempre así? (Lea Salmo 32:8.) Dios ha tolerado la maldad a fin de que todos podamos ver sus tristes resultados. Pero no la tolerará por siempre. Pronto la Tierra estará llena de personas buenas y felices que imiten a Dios. En nuestros días abundan los problemas. Son “tiempos críticos, difíciles de manejar” (2 Timoteo 3:1).

David: Ojala Dios la escuche Sor Encarnación: Muchas personas se preocupan de la economía, las guerras, las epidemias y los desastres, sean naturales o provocados por el hombre. También están las inquietudes personales. Hay quien teme que el médico le diga que tiene un cáncer. A otros les preocupa el futuro de sus hijos y de sus nietos. Sentir ansiedad no siempre es malo. Por ejemplo, es normal que nos pongamos nerviosos antes de un examen, de hablar en público o de una entrevista de trabajo. Además cierto grado de ansiedad nos ayuda a evitar peligros. Pero si es grave o crónica, puede ser dañina. Un estudio con más de 68.000 adultos reveló que hasta la ansiedad leve aumenta el riesgo de muerte prematura.

Sor Encarnación: Con razón Jesucristo preguntó. “¿Quién de ustedes, por medio de inquietarse, puede añadir un codo a la duración de su vida?”. Es verdad. No viviremos más por preocuparnos. Por eso, él aconsejó:”Dejen de inquietarse” (Mateo 6:25,27). Pero ¿es posible controlar la ansiedad?…

David: Sor, para lograrlo hay que tomar medidas prácticas, pedir ayuda a Dios y confiar en un buen terapeuta, confiar con optimismo las promesas de Dios…(Un grupo de obreros trabajan cerca de los tertulianos, y, atentos, han escuchado gran parte de la conversación sostenida tras más de tres horas por el atípico grupo reunido en la terraza del bar…La cocinera está en una esquina de la puerta, y ha escuchado las últimas palabras de Sor Encarnación y de David, y murmura entre dientes una retahíla de palabras que llega a los oídos de los obreros y de los tertulianos. Carmen, que así sellama la cocinera, se acaba de acoger a un préstamo de AgroBank. Esta es una iniciativa de CaixaBank. Un gestor se ocupa de todo. En AgroBank, saben lo importante que es para Carmen, contar con el apoyo de alguien que conozca su negocio y que comparta su pasión por el sector agrario. Por eso, con la ayuda de su gestor ha podido realizar su sueño;”una huerta ecológica” para suministrar de verduras fresca y naturales a su Restaurante….)

Carmen: Estos ojos han visto mucho y me han dado muchos esquinazos. ¡Gente rara!, toda la mañana parloteando de guerras y miserias humanas. El mundo no cambia; mientras unos trabajan otros miran. Es muy malo vivir humillados. El mundo cambia, para quien cambie, yo, aquí amarrada al pie de los fogones, bueno, al menos tengo trabajo, y doy trabajo. ¡Señores!, ¿se quedan a almorzar?, estoy haciendo un arroz a la marinera exquisito, y todo con verduras de mi huerta ecológico todo, y veo, y por lo escuchado a un sanluqueño americano, pués para usted tengo “Manzanilla la Guita, vino de Sanlúcar de Barrameda,¿hace una copita?, invita Carmen. Espero, que se queden a almorzar.

David: Cuente con ello, señora Carmen, para acá viene mi familia, llegará en breve, con la tertulia, olvide hacer el encargo, pero, veo que es mujer previsora, gracias, nos quedamos y por el momento somos unos 16 o tal vez veinte,¿por qué vosotros se quedan, no amigos?, Sor Encarnación, como veo que hoy tiene el día libre, me gustaría que se quedará con nosotros, me gustaría que conozca a mi familia.(Un hombre de piel oscura se acerca a la mesa y habla al grupo. David, le invita a sentarse junto a ellos. Paul, de Zimbabue)

Paul: Permitan señores, que les hable de mi vida en Zimbabue. “Cuando en nuestro país se disparó la inflación, había pocos alimentos y eran muy caros-cuenta Paul, quien está casado y es padre de dos hijos- Muchas veces, después de pasarnos horas haciendo fila para comprar, llegaba nuestro turno y ya no quedaba nada. Las personas estaban en los huesos y se desmayaban de hambre en plena calle. Los precios de los productos básicos subieron rápidamente y llegaron a costar millones en la moneda local, luego, miles de millones; hasta que el dinero no valía nada. Perdí todo lo que tenía en el banco, y mis ahorros para el seguro y la pensión.”(Paul sabía que para su familia sobreviviera, tenía que tomar medidas prácticas. “Era electricista profesional-cuenta él-.Pero estaba dispuesto a aceptar cualquier trabajo aunque ganara mucho menos de lo normal. “) Algunos clientes me pagaban con alimentos o cosas para la casa. Si me quedaban cuatro jabones, por ejemplo, me quedaba con un par y vendía los otros dos. Poco a poco, conseguí 40 pollitos y los crié. Cuando crecieron, los vendí y compre otros 300. después, hice un trueque: cambié 50 pollos por dos sacos de 50 kilos(110 libras) de harina de maíz. Aquellos dos sacos me permitieron alimentar a mi familia y a otras más durante bastante tiempo”(Paul también sabía que o más sensato que uno puede hacer es confiar en Dios. Cuando le obedecemos, Dios nos ayuda. En cuanto a conseguir lo que necesitamos para vivir, Jesucristo dijo que no debemos angustiarnos. Él nos aseguró: “El Padre de ustedes sabes que ustedes necesitan estas cosas”. Por desgracia, el mayor enemigo de dios, Satanás,ha logrado que casi todo el mundo piense que los más importante en la vida son las cosas materiales. Las personas se desesperan por satisfacer sus necesidades, reales o imaginarias, y se desviven por conseguir cosas que en realidad no necesitan. Muchos incluso se cargan de deudas y aprenden por las malas que “el que toma prestado es siervo del hombre que hace prestamo”(Proverbio 22:7). Algunos toman malas decisiones. “Muchos conocidos dejaron a sus familias y amigos para irse al extranjero en busca de una vida mejor. Nos cuenta Paul. Como algunos estaban en situación ilegal, no consiguieron trabajo. A veces tenían que esconderse de la policía o dormir en la calle. No le dieron a Dios la oportunidad de ayudarles. En cambio, nosotros decidimos afrontar la crisis en familia, todos juntos, con la ayuda de Dios.”-

-Paul continúa con su historia: “Jesús dijo: ¡Nunca se inquieten acerca del día siguiente, porque el día siguiente tendrá sus propias inquietudes. Suficiente para cada día es su propia maldad!. Así que a diario le pedía a Dios eso: que nos diera el pan para ese día. Y tal como dijo Jesús, Dios cumplió su promesa. Claro, no siempre conseguíamos lo que más nos gustaba. En cierta ocasión estaba haciendo fila sin saber que vendían en la tienda. Cuando llegué, vi que era yogur. Y el yogur no me gusta para nada. Pero era comida, y esa fue nuestra cena. No se imaginan lo agradecido que estoy a Dios de que durante todo ese tiempo mi familia nunca tuvo que irse a dormir con el estómago vació. “Ahora estamos mejor económicamente. Gracias a nuestra experiencia, hemos aprendido que el mejor antídoto contra la ansiedad es confiar en Dios. Si hacemos su voluntad, él siempre nos ayudará.”(Los compañeros de cuadrilla de Paul, le gritan desde la acera de enfrente, donde hacen labores de albañilería. Son cinco hombres fuertes y dinámicos.)

-¡Eh, bocón! ¿Sigues adulando al jefe? – ¡Carlos Negrete, reza, para no ir al infierno! – Carlos, ¿vas al infierno? ¡Claro! No quiero ir al cielo. ¡Quiero ir a donde están todos mis amigos! – ¡Tonterías! Mi hermana pertenece a un grupo que dice que no hay más infierno que la tumba. – Las iglesias usan esas fantasías sólo para asustar a la gente. – Escuchen, el buen anciano de allá arriba no mandaría a nadie al infierno. – ¿Sabes por qué? ¡Porque está muerto! – ¡Están locos! Nosotros descendemos de los monos. De hecho, ¡salimos del océano como una masa pegajosa! Así que, el mar es nuestra madre. – Y cuando uno muere… se murió, ¡y eso es todo, amigo! – Sí… El cielo y el infierno están aquí en la tierra, ¡y mi vida es un infierno con mi mujer! ¡Miren este miserable pan con mantequilla de maní, gra, gru…¡Ella sabe que aborrezco la mantequilla de maní! – Vean cómo se hacen ricos esos predicadores mentirosos. ¡Lo único que hacen es pedir dinero! – Peores son algunos de nuestros políticos, que nos estafan, engañan y roban con zaña. – ¡Hipócritas! Nos dicen que van a arreglar nuestro mundo, que van a acabar con la corrupción, con el paro, las guerras y con la contaminación de la tierra de los mares y ríos, y no paran ve verter tóxicos a la atmósfera. ¿Que te parece lo de mandar tantos cohetes a explorar el expacio sideral?  – Tu lo que quieres decir, es que es un gasto inútil. -Cierto,¡bobadas! donde malgastar esfuerzo y dinero! – ¡Hipócritas! Nos dicen que iremos al infierno, ¡pero ellos no son mejores que nosotros! – ¡Se pasan la vida hablando de Jesucristo. Los muy tontos dicen: “¡Oigan! La única manera de ir al cielo…es por medio de mi iglesia o mi dominación…¡Es absurdo! – Hay budistas, musulmanes y otros que jamás han oído hablar de Jesús. Además, la Biblia fue escrita hace años por un montón de judíos. – Hay tantas traducciones de la Biblia, que nadie sabe cuál es la verdad. – ¡Yo no perderé mi tiempo leyendola! – Y está llena de contradicciones. – Amigo, tú pasas por esta vida sólo una vez. ¡Y eso es todo! ¿Entendiste? – ¡Por supuesto! – Ahora …¡a trabajar! (Acaba de aparecer la muerte con su guadaña, saluda a  Carlos.) – ¡Hola! Carlos Negrete, tenemos una cita. -Carlos la maldice y se enfurruña con ella. – ¿De dónde vino ese viento? – Carlos se resbala y cae del andamio. ¡Ayyyyyy! – Carlos. ¿qué te pasa? ¡Llamen una ambulancia! – ¿Está vivo? – Ahh, ayúdenme… Me…me estoy quemando…¡Ayyyyy! – Dios mío, ¡ha muerto! ¿Cómo se lo decimos a su esposa? – ¡No sé! – ¿Qué pasó? – ¡Carlos ha muerto! – Pero, ¡si acabo de hablar con él! – Parece mentira. – ¡Pobre Carlos! – Bueno, por lo menos hay un consuelo. – ¿Cuál? – ¡Todos sus problemas se acabaron! (PERO, ¿SERA CIERTO? VEAMOS… LLega a un lugar cavernoso y oscuro y el ángel de la muerte le habla así en una conversación a duo: ¿Dónde estoy?..¿Es éste el infierno? – ¡Te aseguro que no estás en el cielo! – ¿Por qué estoy aquí? – ¡Carlos, moriste en pecado! – ahh… ¿de veras? – ¡Sí, Carlos! – ¿No podría yo regresar y advertir a mis amigos para que no vengan a este miserable lugar? – No, Carlos. Aunque resucitaras de los muertos, no te creerían. Ellos tienen la Biblia, la Palabra de Dios. – ¡Esos no leerían la Biblia aunque les pagaran! AÑOS MÁS TARDE. – ¿Qué está pasando en la tierra? – La III Guerra Mundial acaba de estallar…La mayoría de tus amigos ya vienen para acá. – ¿Podré verlos? (Mateo 25:30) – ¡NUNCA! – ¡No aguanto más! ¿Estaré así solo para siempre? – ¡Sí, Carlos Negrete! – Mi abuela decía que los perdidos serían echados al lago de fuego… ¿Cuándo sucederá? – Después que Jesucristo regrese a la tierra y reine mil años…Entonces tú y los otros que murieron en sus pecados serán juzgados. – Pecado…Pecado… Gruñe…¿A quien le importa el pecado? – carlos, a Jesucrist le importa… El derramó su sangre en la cruz por tus pecados. – ¡Pero no me sivió para nada! (Apocalipsis 1:5) Si lo hubieras aceptado como Salvador y Señor, y hubieras creído que El murió por ti…entonces Su sangre te habría limpiado de tus pecados. – Pero, todos decían que había muchas maneras de ir al cielo… Hay tantas religiones… Buda, Confucio, Mahoma…¡Todos son iguales a Jesús! – Los cuerpos de ellos aún están en la tumba. ¡Eran sólo hombres! ¡Pero la tumba de Jesús está vacía! El resucitó porque es Dios, el Creador del Universo. – ¿No fueron ellos al cielo? – La Biblia dice: “No hay justo, ni aun uno… No hay quien busque a Dios”. Como tú, Carlos, intentaron todos los medios excepto a Jesucristo. (Romanos 3:10-11) – MIL AÑOS DESPUÉS…Ha llegado la hora del juicio…Dios todopoderos está en el gran trono blanco. Carlos, tú lo conoces como Jesucristo. – ¡No puedo creerlo1 – Carlos Negrete… Te amé tanto que dejé la gloria del cielo y fui a la tierra par que me azotaran..por ti…para que me escupieran y maldijeran…por ti… y para que me crucificaran por ti. ¿Qué más podría haber hecho? – ¡Señor, yo no sabía! – Pero, Carlos…el 7 de juliode 2.017 te dijerón que yo era el único camino para ir al cielo, ¡y te reíste! (Mateo 27:27-50…Juan 14:6) Carlos, esto me entristece. Mientras vivías, hicimos todo lo posible por salvarte. Quería ser tu Salvador para que reinaras conmigo en la gloria…Pero tú no me lo permitiste. Te importaban más tus amigos y lo que ellos decían. ¿Dónde están ahora? Ninguno te puede ayudar. Moriste en tus pecados. Despreciaste el regalo del amor de Dios, por tant, ¡ahora debo ser tu juez!…apártate de mí, maldito, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. – Oh, Dios mío, soy culpable. Fui muy necio. ¡Desperdicié mi vida sólo para agradar a mis amigos! Y a ellos ni les importó. (Juan 3:16- Mateo 25:41)(LLora Carlos Negrete con gran angustia y amargura) -¡Te veré más tarde!

<<Por temor a lo que la gente pueda decir…muchos de los que lean esa historia terminarán como Carlos Negrete. >> Yo creo en la reencarnación Dios así me lo ha mostrado, conozco miles de vidas anteriores. Aquí dice algo que yo no creo para nada. “…Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”. Esto no es la verdad, y Dios quiere la verdad….

LOS AMIGOS FALLAN…PERO JESUCRISTO JAMÁS TE DESAMPARARÁ NI TE DEJARÁ. ESTA PUEDE SER LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD PARA QUE RECIBAS A JESUCRISTO TU SEÑOR Y SALVADOR. NADIE MÁS TE PUEDE SALVAR.¡CONFÍA EN JESÚS HOY Y SIEMPRE!HAY MUCHAS RELIGIONES TODAS LAS BUENAS RELIGIONES CONDUCEN AL MISMO DIOS Y CRISTO ES EL CAMINO…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s