Muchas vidas y muchos sueños

Párrafo 71º P. 2ª.

Oh tú, desconocida dulce y fría tan dura como las columnas del Mundo. La muerte descendía hasta perderse con su blancura de dama oscura. Mala fama tiene la señora de la guadaña, de cuántos la ven, pocos pueden contarlo.Quien ella llama, a viva voz y toca con su huesuda mano, sutilmente lo lleva a la vertiente de los abismos. ¡Oh, Seol! el muerto quedó solo, quedaron solos sus compañeros; el viento de un soplo se llevó al destierro de la muerte al bravo Carlos Negrete; de un silbido la crepita sombra lo lleva vestido de azul zafiro.¡Oh, dulce y dura! Cuando ya tú pasas toda la tierra tiembla, llora; y nos manda al destierro del templo de la sombra. Quizás a la invisible altura, al mar de nubes blancas y celeste coronado de destello de oro. Detrás de los rayos dorados se encuentra el Paraíso holgado, tan amado y tan vilipendiado por los críticos satíricos; tapado lo cielos como si una gran piedra de oro sostenida en la invisible llanura; coronada de rayos satinados y vestida de una cortina brillante de tules dorados. Boca que abre hasta perderse los muertos en la inmensidad, algo que solo unos cuantos pueden contar y desperté, como si cayera de repente sobre el mar y salataran las olas con las espumas blancas y perfume y vida.

David: Bueno, este señor ya tiene abierta las puertas de la idependecia, por lo que hoy a quedado libre de muchas cargas y podrá volar (…), hoy no habrá cadena que pueda atartle ni prisión que pueda retenerle, ya no tiene que temer, ni al reloj, ni al jefe. Es amplia la visión del universo, y no está sólo en su vuelo, seguro, que se encuentra a alguien más en su nuevo caminar.

Vecino 2º: “Yo creía que al morir teníamos tres opciones: ir al cielo, al infierno o al purgatorio. Pensaba que yo no era ni tan bueno como para ir al cielo, ni tan malo como para merecer el infierno. Lo que no tenía tan claro era qué es el purgatorio. Nunca había leído lo que dice la Bilia; solo sabia lo que la gente decia. Me habían enseñado que todos vamos al cielo, pero no estaba muy seguro de que esto fuera cierto. Creía que la muerte era el final de todo”. ¿Se ha preguntado alguna vez qué pasa cuando uno muere? ¿Están nuestros seres queridos que han muerto sufriendo en algún sitio? ¿Los volveremos a ver? ¿Cómo podemos estar seguros de si habrá resurrección? ¿Acaba la muerte con todo?¿Pueden los muertos volver a vir?-

Vecino 1º: Según la respuesta que da la Biblia: “Viene la hora en que todos los que están en la tumbas conmemorativas oirán la voz de Jesús y saldrán(Juan 5:28, 29). Jesucristo predijo que en el futuro, cuando él gobierne, vaciará las tumbas. El fiel patriarca Job creía que llegaría el día en que Dios le devolvería la vida. Job preguntó: “Si un hombre muere, ¿puede volver a vivir?”. Y él mismo declaró cnvencido:”Todos los días de mi trabajo obligatorio el tiempo que está en el sepulcro esperaré, hasta que llegue mi relevo. Tú llamarás, y yo mismo te responderé” (Job 14:14,15) La resurrección no era una esperanza desconocida para Marta, la hermana de Lázaro. Después de la muerte de este, Jesús le dijo:”Tu hermano se levantará”. Y ella le respondió:”Yo sé que se levantará en la resusrrección del último día”. Entonces Jesús le dijo:”Yo soy la resurrección y la vida. El que ejerce fe en mí, aunque muera, llegará a vivir” (Juan 11:23-25) Más tarde, Jesús resucitó a Lázaro. Este impresionante relato nos permite imaginar lo que sucederá en el futuro. ¡Qué emocionante será ver la resurrección de millones de personas por todo el mundo!.

David: ¡Oh! Cuanto lo siento. Mucho que lo siento, decir, que eso es algo imposible de creer para una persona con mis experiencias de otras vidas. Lo siento, pero, no estoy de acuerdo para nada; que llegará el día en que nuestros, padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos y así hasta miles de generaciones que han pasado por la Tierra, un día, salgan de sus oscuros sepulcros y campen por la Tierra. ¡Imposible creer algo así, lo niego con firmeza. Si que creo que Jesús resucitará a varias persona entre ellos a Lázaro…eso lo puedo afirmar, yo mismo tengo experiencia de algún caso que me han contado una alumna mía. Y, claro, que creo con rotundidad y firmeza en la reencarnación. De ello nos habló Buda. Los budista creen en ello, y otras religiones también creen en la reencarnación, pero, en la resurrección, perdona pero, no, y no. Que existe el cielo. Algo hay.

Vecino 1º: Bueno, bueno, basta, lo dice la Biblia, yo soy Pastor y la creo. La Palabra de Dios muestra que la resurrección de Jesucristo fue muy diferente a las otras ocho que se relatan en ella. Pues aquellas ocho personas resucitaron en la Tierra. Sin embargo, la Biblia dice sobre la resurrección de Jesucristo;”Él está a la diestra de Dios, porque siguió su camino al cielo”. ¿Sería Jesucristo el único que resucitaría para vivir en el cielo? Tiempo antes les había prometido a sus discípulos:”Si prosigo mi camino y les preparo un lugar, vengo otra vez y los recibiré en casa a mí mismo, para donde yo estoy también estén ustedes. Jesucristo fue al cielo e hizo los preparativos para recibir a algunos de sus discípulos. Según la Biblia, el total de los que irán al cielo es de 144.000 personas(Revelación<Apocalipsis> 14: 1,3).

David: De Jesucristo me lo creo todo. Para Dios no hay nada imposible. Para Él todo es posible, nosotros ponemos el deseo, la intensión, el pensamiento y la voluntad, y Él hace todo lo que nosotros le pidamos con fe y confianza, claro, que siempre para hacer el biem mayor. En realidad, Cristo vive. Él dijo: Donde haya dos reunidos y me invoquen allí estaré Yo en medio de ellos. Y, es muy cierto. Yo creo en Jesucristo y en su gran obra de amor, es el mayor Maestro que ha puesto los pies sobre la Tierra, su poder es indiscutible, yo soy seguidor de Jesucristo, un discipulo de Él. Y, claro que creó que su cuerpo volvió a la vida, no creo que fuera ni el primero ni el último.

Vecino 2º: ¡Uh, que lío! En realida, tendrán mucho que hacer. Me marcho señores, se me esta calentando la cabeza más de la cuenta. En fin:¡El muerto al hoyo y el vivo al bollo! Se me había olvidado un asunto. Hasta más ver. Encantado de haber conocido a gente tan excelente, y gracias por la acogida.

Vecino 1º: Esta usted desvariando, amigo mío, menos mal que sor Encarnación se ha marchado, sino seguro que discuten, alto y fuerte. La Biblia comenta: “Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección, sobre esto la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de dios y del Cristo, y reinarán con él por los mil años” (Revelación 20:6)Todos ellos serán reyes y sacerdotes, y junto con Jesús gobernarán sobre la Tierra.

David: Si, ya, amigo, es difícil, lo comprendo he leído la Biblia, La Torá, El Corán, y a toda Sagrada escritura respeto. Pero, creer, lo que se dice creer, sólo creo lo que veo toco y experimento, yo soy un Santo tomás. Y, mis experiencias están muy lejos de esto así que es mejor no discutir y que cada cual crea lo que, lo que buenamente entienda y comprenda, no soy amigo de convencer a nadie en estos temas, para eso están ustedes los pstores de la iglesia… Comprendo, las Escrituras contienen la siguiente declaración del apóstol Pablo: “Tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos tmbién abrigan, de que va a haber resurrección así justos como de injustos” (Hechos 24: 15). Amigos, en vista de lo ocurrido me marcho, no este hoy lugar de celebración; voy a buscar a mi familia, que mañana temprano partimos hacia Cantabria, vamos a Liebana en concreto a ver la Reliquia de la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, que se guarda con gran celo en un monasterio Cantabro.

(Muy temprano se levanta la familia y marchan, muy rápido hacia Cantabria. Un guía les espera, para que les resulte más feliz la estancia.)

 

En el sector más occidental de Cantabria se levanta los Picos de Europa, el imponente macizo montañoso que reina desde las alturas sobre pintorescas aldeas que se reparten a su alrededor y en la comarca de Liébana. Un latido de intenso verde en el corazón de las montañas donde hallaron refugio y paz los monjes medievales y los pastores trashumantes. La familia de David y Margarita, están encantados con su nueva ruta, este verano se han propuesto conocer España; pueblo a pueblo por las rutas más bellas. Han llegado muy temprano a San Vicente de la Barquera, por ahí han empezado esta ruta, siguiendo la N-621 por Unquera y Panes hasta la Hermida, también habían pensado ir desde Torrelavega por la N-634 hasta Cabezón de la Sal, luego por la CA-180 hasta Valle y Puentenansa, y finalmente por la CA-182 a Caldas y La Hermida. Le sugieren en la oficina de Turismo que hay una segunda alternativa, después de Puentenansa y la collada de Ozalba (56 km) pueden detenerse en Quintanilla, donde encontrarán a las afueras la ermita de San Bartolomé. Luego podemos detenernos en Sobrelapeña, capital del municipio de Lamasón. Posee una interesante iglesia parroquial elevada sobre una pequeña loma, que es difícil adscribir a algún estilo, aunque parece ser que se construyó en el siglo XII. En el interior existen unas arquerías pareadas que se sustentan en capiteles con espirales cruzados y bolas con caperuzas en los muros del presbiterio. Al dejar atrás Sobrelapeña se encuentra Lafuente, que cuenta con una interesante iglesia y unas esculturas únicas en toda la comunidad. La iglesia de Santa Juliana de Lafuente, del siglo XII, de aspecto muy sobrio, es una de las pocas herencias del románico en estos valles. La puerta de entrada, de grandes proporciones, lleva tres imponentes columnas a cada lado como si fustes monolíticos, con capiteles rematados con formas vegetales, y cuatro arquivoltas. En el exterior, el arco triunfal, de medio punto, está decorado con el tema de la Epifanía. Cerca de la iglesia veremos además dos esculturas singulares. El grupo denominado La pareja de Lamasón, una mujer y un hombre, son dos figuras del siglo XVII. En la efigie de la mujer se lee una sombría sentencia:<<cuántos pasan=”” que=”” no=”” vuelven=””>>.–</cuántos>

–Al pie de un risco alto y escarpado, la iglesia de Santa María de Lebeña es uno de los testimonios Mozárabes mejor conservados de Cantabria. Destaca el juego de alturas de su exterior, que en el centro alcanza una singular elevación. Un rincón del desfiladero de La Hermida, por el que la carretera discurre junto al río Deva. Conviene admirar y  saborear el trayecto de murallones casi verticales y paredes que se elevan hasta casi los 600 M. A la derecha, La Liébana es una comarca de espesos bosques que presentan una variedad climática sorprendente. En ella conviven robles y hayas atlánticos, junto a encinas y alcornoques Mediterráneos. Antes de la Hermida, o desde esta población, vale la pena hacer una alto en Caldas, antesala de la comarca de Liébana. En Caldas hay una pequeña ermita con arco triunfal de medio punto, que parece ser que se construyó sobre un antiguo monasterio románico. El nombre de la población proviene de las aguas termales que brotan a casi 50ºC, y que en el siglo XIX alimentaron una estación balnearia hoy abandonada. Los Picos de Europa, macizo al norte de la cordillera Cantábrica, se caracteriza por un paisaje abrupto de verdes valles y espectaculares montañas.-

(La familia es conducida por un guía turístico, es mediodía, llegan a la iglesia de Santa María de Lebeña, el hombre les explica una antiquísima leyenda sobre el lugar: “La iglesia de Santa María de Lebeña fue fundada en el año 925 por Alfonso, conde Liébana, y Justa, su esposa, cuando la región estaba libre de la amenaza que suponían los musulmanes. Parece ser que la intención de los condes era trasladar allí el cuerpo de San Toribio. Sin embargo, según cuenta la leyenda, el emplazamiento elegido no pareció ser del agrado del santo y esto provocó que el conde quedara ciego. Para recuperar la vista, Alfonso cedió todas sus posesiones al monasterio de Santo Toribio. El santo agradeció el gesto y devolvió la vista al conde”. El  Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en las cercanías de Potes, es lugar de peregrinación. Si en su origen se llamo San Martín de Turieno, el auge de la leyenda alrededor de Santo Toribio favoreció su cambio de denominación. Potes es ideal para disfrutar de la gastronomía cántabra: unas buenas truchas del río Deva, un solomillo al queso de Tresviso, el famoso lechazo, y una generosa copa de orujo para ayudar a la digestión. El cocido montañés tiene aquí su variante más famosa, el cocido lebaniego, en el que la base de alubias es sustituida por unos garbanzos.(Les sigue informando y a continuación se despide de la familia, ya dispuestos para ir a almorzar, al lugar donde el guía indica). De Potes a Fuente Dé, este itinerario nos adentra por los Picos de Europa hasta Fuente Dé, por una carretera (CA-185) que transcurre por los paisajes más abruptos de la Comunidad, con valles angostos y montañas cada vez más elevadas. Asimismo, en Fuente Dé pueden tomar el teleférico que nos lleva a un verdadero paraíso, el Parque Nacional de los Picos de Europa, compartido entre Cantabria, Asturias y Castilla y León, en el que la grandiosidad de las montañas tiene su máxima expresión. A unos 3 km de Potes, por una carretera local, en el municipio Camaleño encontraremos el monasterio de Santo Toribio de Liébana, en una ladera de la montaña Viorna. Esta construcción nos traslada a los años más remotos de la Edad Media, pues el monasterio se fundó probablemente antes del siglo VIII, aunque ya había una fundación religiosa anterior. Aquí Beato de Liébana escribió sus famosos <>. Todo apunta que el fundador fue Santo Toribio, obispo de Astorga, quien además había traído de Jerusalén como reliquia, según cuenta la tradición, el Lignum Crucis, el mayor fracmento que se conoce de la cruz de Cristo, hoy custodiado en una cruz de plata dorada del siglo XVI……

-( Una comida sencilla; toman el cocido lebaniego ensalada y un exquisito postre hecho con mimo y amor: arroz con leche, y los niños toman mucha fruta. Prosiguen el camino de ascensión a pie, durante el camino se encuentran con varios peregrinos, la ruta es larga y grandes caminatas le esperan, así que se aprovisionan de agua y de frutos secos, chocolate…etc.)

Guia:En invierno hay pueblos y barrios que no reciben la luz del sol durante meses. Encinas retorcidas que nacen de la roc, castaños milenarios, robles altivos, fresnos enfrentados a los avellanos. Y en lamuerte la grandeza, la infinita majestad de la mar, que agoniza en las playas cambiantes y milagrosas de Cantabria. Aquí las gaviotas, los fumarales, los alabastros, las golondrinas de mar, las garzas, los cormoranes, y, de cuando en cuando ,hasta los frailecillos, que se llegan a nuestros acantilados para amar con más tibieza que en las ásperas rocas de Islandia. Y, claro, en los bosques de Cabuérniga su hayedo del jilguero es tan altivo como el más orgulloso de Liébana, el jabalí, el corzo, el venado, el águila, el milano, y mil especies de aves que se disputan la maravilla. En invierno frío, por la Cotorra de mazcuerras, en el sitio de los Escalantes, vuela chocha. ¡Miren hay va un águila real!. ¡Miren!

Margarita: Para alcanzar el paraíso hay que atravesar la Castilla Alta, con sus inmensidades abiertas e infinitas. Paisaje de san Juan de la Cruz y Teresa de Ävila, el uno sobre su mula, la otra su ímpetu. Horizontes salpicados de lanzas de álamos y sotos elegidos. Burgos superado, y, por otra senda, Palencia vencida, Castilla se mueve para entregar la meseta entre arbolado y riscos, toda una maravilla de la naturaleza en su mayor explendor; me encanta Cantabria.

Guia: Eso,<<la provincia de Santander>>, como antes se llamaba y reconocía, eso, La Montaña, eso, Cantabria, esta generosamente presente en la Historia, en la Literatura, en el arte, en el concepto profundo de la españolidad.

David: No lo está en la Música, y siento decirlo. La música popular de La Montaña es primitiva y simple, elemental en la melodía y sin gracia ni poesía en el texto. Es música facilona de romería, de tarde de bolos¡que maravilloso deporte!, y de tenores pelmazos. Pero la Literatura, con mayúscula, está ahí.

Guia: No se pase usted señor mío: yo me reuno tan sólo con los grandes escritores y poetas montañeses, entre los que figuran dos mitos sagrados de la palabra española que no nacieron en la Montaña pero se hicieron de ella. Don Benito Pérez-Galdós y don José Hierro, Pepe Hierro, el poeta del amor y de la roca. Ahí están José María de Pereda, y Concha Espina, y su nieto Alfonso de la Serna, y José del Río Sanz, y José María de Cossío-del que me preguntó Alberti una noche en Liebana: ¿Sigue José María con ese lagarto verde secándose en sus dientes?-,y el estupendo Manuel Llano, el Lorca de cantabria.

David: No sólo eso. De la Montaña vienen las raíces de lo más dorado del siglo de Oro. Don Francisco de quevedo, en Madrid nacido de siembra montañesa, de la aldea de Vejoris, en el valle profundo de Toranzo. <<Es mi casa solariega, más solariega que otras,/ que no por tener tejado,/le da el sol a todas horas>>, Don Lope de la vega Carpio, Lope de Vega, en Madrid nacido de siembra montañesa, del valle hoy industrial-de la Torre de la Vega, Torrelavega, dicha<<Torlavega>> por los montañeses, como <<Sanander>> en lugar de santander. Y don Pedro Calderón de la Barca, en Madrid nacido de siembra montañesa, del valle del Besaya, río troonante que mueve de inquietud la alteza de los bosques. es mucha La Montaña. De las tierras de españa, dos son las elegidas por su paisaje, su singularidad y su serenidad urbana. Cantabria y Cádiz. las dos son mías en el amor y en el alma. es más, los cántabros que intentaron probar suerte en las Américas y quedaron en andalucía-los<<jandalos><, es decir, los<<jandaluces>>-,ocuparon los lugares no invadidos del comercio en Cádiz y sevilla-¡Ay, mi querido Trifón de <<la Flor de toranzo>>!-, y a Cantabria vuelven los decimonónicos indianos triunfadores, con su nostalgia de lejanía, su sobredosis de mar y su gratitud palmera.

Guia: Eso, el paisaje, la maravilla, el prodigio, la huella del oso, el pasmo del corzo, el canto del urogallo, el rastro del lobo, el juego de la marta, la majestad del haya, y del roble, y del castaño, y del nogal. La mar que rompe y la mar que besa. la inmensidad de sus playas. El vuelo de las aves y la melancolía de los vientos. esos verdes, esas praderas, esos valles. esos pastos. Cantabria, mi amor, la tierra cubierta por la bóveda del grito húmedo de España. Esto último de Alfoso Ussía>> Cantabria donde el aire se bebe y el agua se respira. El aire aqui se bebe…Y el agua, de tan fina, se respira>>. Son innumerables los tesoros que podemos encontrar en cantabria. Pero lo que enseguida nos enamora es la belleza de sus paisajes, en la marina y en la montaña. Nadie lo expresó mejor que el poeta santanderino Gerardo Diego.¿Visitaran lo Picos de europa?…….

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s